nieve

27 de noviembre de 2014

Y llegaron...

Y llegaron los esperados bulbos, esos jacintos tan maravillosos que aparecen en estaciones especiales como la primavera y el otoño. Esta especie de cebollas que tienen la capacidad de producir preciosas flores, me enamoran por completo y en mi paseo del jueves de hoy he escogido dos para perfumar y decorar mi casa...

Debemos elegirlos con tan solo las verdes hojas, pues florecen tan deprisa que si los compramos algo abiertos nos durarán apenas nada...

Yo los prefiero cerraditos para ir viendo poquito a poco como sus pequeñas flores van abriéndose, primero en diminutos capullos que acaban dando paso a espectaculares flores de diferentes tonalidades...

Las mías serán blancas...
Y rojas...


Ahora me falta su ubicación. Hay miles de formas de lucir los jacintos, pero yo escojo la transparencia de unos vasos de cristal serigrafiados...
De enroscadas flores que se entrelazan...
Y sublime puntilla delicada...
Los introduzco directamente con la tierra en los vasos...
No hay nada más bello que la transparencia de la tierra y las raíces que se asoman...
Dejando entrever los dibujos de los vasos de cristal...

¿Dónde colocarlos?...Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, chicas en todos lados lucen con espectacularidad, sobre todo en cuanto se llenen de flores por completo. Pero a mi me gusta darles aspecto de invernadero y como otros años, introduzco uno dentro de mi gran farol, con la puerta abierta, dejando transparentar el empapelado de la pared...

El otro junto a él pero afuera, acompañando al conjunto...


Ya veréis cuando las flores asomen lo preciosos que visten estos simples jacintos que otoño tras otoño son parte de nuestros pequeños vergeles interiores...
Yo, ni me resisto a ellos ni renuncio a los jacintos. Bueno, a ninguno de los bulbos que se me ponga por delante. Y ya os anuncio que los plantados en el exterior, como los tulipanes, ya están empezando a florecer.
Emocionada que estoy, de ya mismo, poderos mostrar la belleza de sus flores...

Por ahora, aquí se alzan estas mágicas cebollas, al resguardo del frío, con enorme luz y a la espera de que se abran por completo...
Os confieso que iba a la búsqueda de imponentes amarilis que son mis bulbos más preciados. Pero ni asomo de ellos en ninguno de los puestos florales. Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, como adoro sus inmensas flores, con las ganas me he quedado de venirme con una de ellas. Tendré que esperar, a la cola de pequeñas cosas deseadas están, como el famoso cojín de renos. Peroooooooooooooooooo, estoy casi segura, que uno de estos días se toparán conmigo. Para consolarme y mostraros cuanta belleza entrañan, aquí os dejo, como punto final, fotos que os van a dejar con la boca abierta...


Bulbos que enamoran os dejo hoy, para que no se diga que el otoño nos desprende de la belleza de las flores...
                                           Felicísimo jueves preciosas...

4 comentarios:

  1. Buenas tardes matilde! eres pura sensibilidad!.. Cada vez que leo y veo tus publicaciones me entran unas ganas tremendas de decorar, inspirarme, rodar muebles, colgar fotos, regar plantas!..... Eres un sol! Un beso desde Tenerife!

    ResponderEliminar
  2. Maite hoy me iba a pasar a comprar bulbos pero ha empezado a llover muchísimo y me he venido directa a casa y llego a casa entro en tu vergel y aquí me aparecen que hermosos son y es verdad si los compramos con flores no nos duran nada en casa y los vasos que románticos son, ya sabes siempre me enamoran todas tus cosas.

    ResponderEliminar
  3. Buenas tardes Matilde: ¿Ya ha pasado un año?, si mal no recuerdo el año pasado también nos hiciste una página sobre los bulbos. Me alegro de haber "compartido" contigo este tiempo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. que bonitos son los jacintoss , estoy deseando que florezclan y nnos los muestrres
    Un beso guapa

    ResponderEliminar