nieve

31 de marzo de 2014

Mi nuevo colgador

 Volví a enamorarme nuevamente de otro detallito para mi hogar...Un sencillo pero coqueto colgador ojeado ayer tarde en la tienda "Jardiland", donde solemos acudir muchos domingos sobre todo cuando el mal tiempo acompaña. Nos metemos allí, recorremos los rincones y entre plantas, animales y objetos decorativos se nos pasan las horas...
Celia se trajo nuevos cactus y una gran vasija donde quiere montar una composición con todos ellos. Y yo, bueno yo, ya me conocéis...me volví con esta monada. Hacía tiempo que la tenía mucho más que ojeada y ayer no pude resistirme y en la cesta que cayó...Como siempre la pruebo aquí y allí...
Sobre el empapelado...

Resaltando sobre la blanca pared de mi dormitorio...

Llena de corazones que lucir...

Pero no sé...La vuelvo a coger en mis manos y me la llevo...

¿Lo imagináis?...

Al cuarto de baño...
Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, pero que bien queda. Ese crudo marco ondulado...

Repleto de rosas delicadas y tenues...



Colgando de las lamas de madera...

Encaja a la perfección en todo el conjunto. Porque mi lavabo es romántico, afrancesado, como de antigua casa de campiña.


Y esta rodeado de complementos tan sumamente escogidos con cariño. Esos detalles que siempre os inculco que son la esencia de los rincones, que los hacen especiales y repletos de calidez. No basta con colocar cualquier cosa, sino aquello con lo que nos sintamos a gusto. Y en el mio, caben rosas...

Toallas conjuntadas...


Jaboneras de porcelana en forma de antiguas bañeras con patas...

Recipientes de latón como los de antaño...

Cestas de mimbre donde colocar montones de cosas, portarollos de pie pintados a mano, tapones transparentes con flores incrustadas, cuadritos florales y hasta la tapa del inodoro tiene que ser en antigua madera...

Por eso ayer escogí este bonito colgador. Sabía que quedaría genial en cualquiera de mis rincones...


Hoy luce en el cuarto de baño. Pero,¡quien sabe!, las cosas no permanecen en un mismo lugar eternamente. Un día me levantaré y mis manos lo cogerán para lucirlo en otra estancia. Quizás en mi dormitorio, en la entradita o hasta en la misma cocina. 

Pero hoy, en este lunes de finales de Marzo, me apetece que se quede ahí. Entre los objetos cotidianos del aseo, para dar una nota exquisita a una de las estancias que muchas veces nos olvidamos de decorar...

Ummmmmmmmmmmm, preciosas, que bien sienta estrenar un objeto nuevo decorativo, por muy pequeñito que este sea...

Feliz lunes, nuevamente nublado y gris por mi ciudad. Este mes que se nos va, parece no querer dejarnos soleados momentos. Que le vamos a hacer...

30 de marzo de 2014

Una cocina para enamorar...


Ya conocéis todas mi pasión por las cocinas, así que hoy os dejo una maravilla que pertenece a un blog que me encanta..."Velkommen til Hegemor". Es una gozada pasearse por él, tiene un estilo muy nuestro, de esas casa que nos enamoran y nos llenan de inspiración. Pero es la cocina uno de sus espacios que más me ha conquistado y quiero compartirla con todas vosotras...

Quien no sueña con tener una igual, tan perfectamente decorada, blanca, con vitrinas acristaladas donde lucir nuestras vajillas, con un enorme ventanal que nos abra un perfecto exterior y tan repleta de montones de coquetos detalles...

Lazadas en las cortinas, coronas en forma de corazón colgando de los pomos y esos carteles de latón decorando las paredes...O simples detalles campestres como esos ramilletes de aromáticas prendadas de cintas de ganchillo...






Mirad, chicas, esas letras tan finamente escritas a mano alzada en la puerta de una de las vitrinas, ¿no os parece todo un detallazo?, o mucho mejor son esas pequeñas alacenas sobre el mármol con pequeños números incluidos. Son esas geniales ideas las que convierten una cocina como esta en toda una perfección para amantes decoradoras como nosotras...

Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii qué luminosidad, dan ganas de meterse ahí prepararse un delicioso café y...
Después de haber horneado unas riquísimos bollos...

A la luz de las velas...

Salir a esa magnífica terraza, repleta de solecito noruego, tumbarse en ese mullido sofá junto al olivo y disfrutar del silencio...

                                     ¡Feliz final de domingo preciosassssssssssssssss!

Aquí os dejo el enlace de tan maravilloso blog por si queréis perderos por él...Os va a encantarrrrrrrrrrrrrrr
http://www.hegemor.com

29 de marzo de 2014

Entre ayer y hoy

Entre el día de ayer y el de hoy vaya diferencia...


Viernes...El sol resplandecía a pesar de las nubes que iban y venían, El cielo de un azul casi irreal, pero las temperaturas nos animaron a salir a nuestra terraza. A sentarnos en la gran mesa y merendar tranquilos.De fondo las liláceas margaritas que se abrían de lleno al recibir los rayos cálidos del sol...


Ummmmmmmmm que espléndido día de viernes el de ayer. Es cuando más apreciamos los pequeños exteriores que se convierten en un regalo para nosostros. Así que disfrutamos rodeados de nuestras plantas que están ahora más bonitas que nunca...


Florecen y se activan creando pequeños rincones irresistibles a la vista y al olfato...



Y Yaiza lo sabe, es ver el solecito y se acurruca en su lugar paricular...

Mira al cielo, observando los pájaros que revolotean...

Y bosteza feliz dispuesta a echar un sueñecito...

Pero eso fue ayer...Hoy sábado se ha levantado un mal día. Ventoso, algo desapacible y gris. Quizás llueva más tarde. Así que cambiamos los exteriores por el interior. De nuestra terraza a nuestro salón...Que pena, no poder disfrutar de otro día de sol, pero nos conformamos porque también en este espacio nos sentimos a gusto...

Cambiamos unas plantas por otras. Aquí nos rodeamos de hiedras, peperonias, violeta africana recién florecida y un delicado ramo de bulbos de iris... 






Después cojo mi recién comprada revista de "El Mueble", la nueva de este mes y me dispongo a hojearla, me llevará unas cuantas horitas porque no tiene desperdicio...


Yaiza y Celia con sus habituales juegos de los sábados...

Mientras afuera el día continua revuelto, hasta mis plantas lo notan...


Pero se mantienen verdes esperando que tal vez aparezca un pequeño rayo de sol...

Nuestra Yaiza también hace su cambio...Su rincón exterior por el mullido sofá...


 Y nos preparamos un delicioso café, el de después de la comida. Acompañado hoy por un trocito de irresistible tarta de queso...

No, no la he hecho yo. Me salen buenísimas pero esta está comprada en una panadería cerca de casa.Y está para chuparse los dedos...



Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, chicas estos extras de los sábados son toda una tentación...

Y entre sorbo y lectura, con imágenes encantadoras, volvemos a recuperar la mantita de pelo largo. El día nos lo pide. Es lo que tiene la primavera se mueve a su libre albedrío, dándonos días casi de verano y otros de retorno al invierno... 



El reloj marca casi las tres. Nos quedan muchas horas aún para disfrutar de este fin de semana. Ya sea en nuestras terrazas calentándonos con el sol, o acurrucados bajo la manta acompañados de los nuestros...Quizás mañana domingo la tan caprichosa primavera nos vuelva a regalar un majestuoso día...

Cruzaremos los dedos...

Que disfrutéis plenamente de esta tarde de sábado y mañana sin falta nos volvemos a ver. Esta ventanita no descansa preciosas...