nieve

31 de julio de 2013

¡A bañarse!...

Pensando en la escapada que nos espera por las preciosas playas del Algarbe, he vuelto de rebajas para comprarme algo indispensable...dos biquinis que lucir por tierras portuguesas. La tienda elegida..."Etam", una firma francesa que me encanta, por la calidad que tiene y por los diseños tan bonitos que ha presentado esta temporada. Me traje a casa dos conjuntos. Uno en tonos negros y marrones, con la parte de abajo llena de topos, mucho más que español...El otro más desenfadado y étnico combinando rayas en teja y blancas...Ya están esperando meterse en la maleta, con otos tantos trajes, complementos y zapatos. Mi maleta siempre repleta, que le vamos hacer, si me encanta todo lo relacionad con la moda...Además chicas, este verano no debemos olvidar uno de los complementos estrella...Los sombreros...Yo ya tengo adjudicados dos que me pondré con cada uno de los nuevos trajes de baño. De caña trenzada, son comodísimos para apaciguar  el sol y darnos una nota muy, pero que muy veraniega...
Nuevamente hoy, os dejo moda, pero con cierto trasfondo decorativo de la mano de cajas, botes de cristal repletos de conchas, mi biombo decapado y ese pequeño maniquí evocando una antigua bañista de tiempos pasados...























 Ummmmmmmmmmmmmm, como esperamos todas las tan ansiadas vacaciones que están ya a la vuelta de la esquina. Aunque muchas de vosotras ya las estáis disfrutando, a otras aún nos queda un poquito más...Por el momento, últimas compras aprovechando las rebajas para acabar de cerrar nuestras repletas maletas... Yo ya mismo me veo como en esta foto recuerdo del año pasado, luciendo uno de mis sombreros y tras una preciosa  playa de ensueño...¿Y vosotras?... 

Las temperaturas vuelven a subir y yo os deseo que disfrutéis de un miércoles maravilloso...


30 de julio de 2013

Mi nueva mesa en la terraza

El domingo me sorprendieron con un encantador regalo...Ayer lo pudisteis ver a la luz de las velas, y hoy os lo muestro a plena luz para que veáis lo bonito que es...Mi nueva mesa para la pequeña terracita de abajo...Mi madre me conoce a la perfección y sabe que me encantan los muebles de exterior que combinan hierro y baldosa. Por eso cuando la vio en la vieja herrería de mi ciudad en la que venden multitud de objetos y complementos de forja, no dudó en comprarla. Sabiendo que sería perfecta para su hija pequeña...Y aquí está, colocada ya, luciendo con sus complementos, con ese sobre de baldosa antigua en tonos amarillos y ocres y esas patas negras de forja. En medio una pequeña repisa en la que he colocado maceteros de barro esmaltados de Ikea, con sus plantas adentro...Y la estreno...vengo de comprar toda acalorada, así que preparo unos vasos de the bien fríos y los coloco en la nueva mesa...Corre un aire agradable y me tomaré unos minutos para refrescarme observando el precioso obsequio de mi madre...
Ahora chicas, y ahí van mis dudas... no estoy segura de que las blancas sillas de hierro de Ikea queden perfectas con la nueva mesa. Quizás tenga que hacerme con unas nuevas de forja en el mismo tono. O tal vez como dice Víctor pintar y transformar estas que tengo...No sé...¿Alguna sugerencia?...De momento estoy contentísima con mi recién estrenado regalo...¡Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, que sol de mami tengo!...





















No tenemos que cumplir años o celebrar algo especial. Los mejores regalos, los que nos sorprenden de verdad, son aquellos que nos brindan en un día cualquiera, cuando alguien que nos quiere aparece con un inmenso regalo que nos hace sonreír...¿No creéis?... 
¡Feliz martes para todas! 

29 de julio de 2013

Velas encendidas...

¿Os gusta encender velas al llegar el anochecer?...Seguro que si. Yo lo hago, en aquellos anocheceres en los que estoy inspirada. Voy en busca de mis velas de the, las introduzco en mis portavelas de cristal y los enciendo...si es invierno en el interior...y si son noches veraniegas, como la de ayer, en el exterior...Y que delicia poder contemplarlas, todo se vuelve más mágico y relajante. Si además las escogidas son perfumadas, en lavanda o lilas, nuestras preferidas, entonces la delicia es doble porque toda la casa se impregna del agradable olor...Anoche, nos dimos el placer de iluminar la pequeña terraza, simplemente para contemplarla a la luz de las velas desde el salón. Para ello solo me bastó recopilar mis vasitos de cristal y repartirlos por la mesa, que por cierto es nueva, por la pequeña auxiliar en blanco y después encender el gran farol de caña...El conjunto, maravilloso...No hay nada como el tintineo de las velas bajo la oscuridad para rodearnos de misterio, romanticismo y elegancia...Animaros a probarlo, sé que a muchas de vosotras os encanta, como a mi, llenar vuestros hogares de velas y faroles. Si además las repartís por vuestros jardines y terrazas, el resultado os encandilará...Para nosotros anoche fue todo un estímulo de placer con todos los sentidos...Hasta nuestra Yaiza se nos quedó plácidamente dormida...
¡Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, que tendrán estas velas perfumadas!...












¿Os habéis fijado en mi nueva mesita de exterior con reminiscencias árabes?...Mañana os cuento...
¡Feliz lunes para todas!. Hoy la tormenta de anoche ha dado paso a un día nuevamente veraniego...