nieve

30 de octubre de 2016

Saludos de domingo...

Uiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii preciosas, cambio de hora hoy, una menos, así que podremos aprovechar el día alargándolo más y mejor. No sé vosotras, pero yo me he levantado super pronto, ya no podía más estar en la cama, así que con mucha energía me he emergido en multitud de tareas. No tanto mis peludos, para mi que ellos si que han notado el nuevo cambio de horario...
Caritas de sueño a primera hora del día...
 Siesteando plácidamente...

 Ni siquiera se han inmutado cuando les he dado sus inseparables muñecos de goma para jugar...
 Sin inmutarse por mi repentina energía de domingo, acurrucados se han quedado cerquita del ventanal que hoy invadía de enorme sol todo el salón...
 Maravillosas temperaturas las de este fin de semana, como una eterna primavera que nos hace dudar de si realmente en un día nos meteremos en Noviembre...
 Pero a mi me reactiva semejante calorcito que me ha animado a degustar un delicioso desayuno, recoger toda la casa, sacar a pasear a mis peludos y realizar tareas varias de jardinería...
 Mientras he recortado tallos secos, quitado flores marchitas y rastrilleando tierra, Troll y Yaiza con ojitos entrecerrados no me perdían de vista...
 Pero sin moverse de su especial rincón, sin saber si dormitar o echarse a corretear por el pequeño vergel...
 Para comérselos de guapíiiiiiiiiiiiiiiiiiiisimos que están...
 Y yo plantando pensamientos liláceos, los primeros de esta temporada...
 De enormes flores aterciopeladas que se mezclan con la verde hiedra de las jardineras...

 Nadie diría que estamos en pleno otoño sino fuera porque las hojas de la hiedra empiezan a adquirir matices rojizos sencillamente encantadores...
 Me sobra tiempo de domingo, así que me voy rauda hasta la cocina para elaborar las deseadas magdalenas de leche condensada...
Todo preparado chicas, manos a la obra...
Por cierto, ayer fuimos a comer a un italiano delicioso, me llamó la atención un cuadro de baldosas decorando sus paredes. A un lado escrita una receta italiana...

 Y al otro extremo unas encantadoras mujeres con su cosecha entre las manos que bien podrían ser vergelianas como nosotras. Me gustó tanto que he querido compartirlo con todas mis chicas...
Os dejo, ingredientes reposteros me están llamando a gritos desde la cocina. Mañana si os pasáis por aquí tendréis en primer plano magdalenas esponjosas de leche condensada. Si es que quedan algunas después de colocarlas en la bandeja...
¡Feliz domingo preciosasssssssssssssssssssssss!

28 de octubre de 2016

Una maravilla jardinera...

Hoy simplemente paso por aquí para mostraros una maravilla jardinera descubierta hace días. Como sencillamente de una simple hoja puede brotar una diminuta flor. Creo que este curioso fenómeno solo nos lo pueden brindar las increíbles crasas...
Vayamos, pues, hasta el pequeño vergel de la planta de abajo...
Girando hacia la derecha y pasando cerca de mis kalanchoes y geranios rosas, se encuentra un pequeño pino...

En él suelo plantar pequeños hijuelos de crasas que voy encontrando en mis paseo con mis peludos. Es como un especial criadero que me viene de fábula porque al tener tantísima tierra, estas suculentas arraigan y crecen de maravilla...
Bajo este pino pequeño tienen cabida toda clase de hijuelos...
Y fue hace días chicas que al rastrillear la tierra se vinieron hacia mi tres hojitas de crasa verdes con una pequeña flor en su punta...
Ohhhhhhhhhhhhhh chicas, pensé que maravilla...
 La madre naturaleza es sabia de todas, todas. Como es posible que en la punta de una hoja que no tiene ni raíces, puedan formarse pequeñas flores...
 Si me hubierais visto en ese momento con la hojita entre mis dedos mirándola de bien cerca, acercándomela para creerme tan maravilloso hallazgo jardinero os hubierais partido de la risa...
 Ahora ya empiezan a crecer un poquito y han desarrollado sus primeras raíces para ser plantadas...
 Pero vayamos chicas hasta el origen de todo...
Ahora giramos hacia la izquierda...
A través de mi largo balcón donde proliferan largas hiedras y variadas begonias...
 Creo que nunca os he comentado que mide, nada más y nada menos, que trece metros, larguíiiiiiiiiiiiiiisimo que es y algo estrecho la verdad, pero eso no me ha impedido decorarlo con multitud de plantas y adornos jardineros varios...
 Ya llegamos preciosas, allí al final...
..
 Junto a plumas rojas y naranjas y un enorme helecho está la culpable de esta maravilla jardinera...
 Mirad hacia abajo justo dentro del carrito de madera blanco...
 La madre de los nuevos hijuelos encontrados, una crasa casi blanquecina que me ha regalado nuevos brotes a plantar...
La tuve durante días bajo el pino, debieron de desprenderse varias hojas que cayeron en la tierra y simplemente con el roce de ella salieron sus hijuelos...
Ahora ya me he informado y sé que esta especie de crasa cuando queremos multiplicarla basta con arrancarle unas cuantas hojas, dejarlas sobre la tierra y a los pocos días se habrá multiplicado sin problemas...
 Lo curioso de todo ello es la forma en que lo hace esta especial crasa que no es plantando un brote en la tierra, sino que al ponerla en contacto con ésta, sin introducirla dentro, es capaz de multiplicarse de forma maravillosa...
 Yo estoy encantadísima con esta suculenta, creo que voy a robarle algunas más hojitas para hacerme con varias nuevas plantas, ¿qué os parece?...
 Vuelvo al pino pequeño con mis hojitas entre las manos...
 Ahora que ya tienen diminutas raíces voy a plantarlas en mi especial criadero de suculentas...
 Las entierro y las riego suavemente, ya os mostraré de aquí a un mes la de hermosas crasas que se habrán formado, promesa de vergeliana jardinera...
Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii chicas viernes, como siempre nos dice nuestra Brisita. Como habréis comprobado en mis fotos los cielos están azules, brillantes y maravillosos...
 Dicen que nos espera un fin de semana y una entrada de largo puente con temperaturas primaverales. ¿Tenéis planes preciosas?. Yo por el momento compré una lata de leche condensada para hornear unas ricas magdalenas con las que sorprender a los míos
Pues nada, bienvenido viernes, solo os pido de todo corazón que empecéis a disfrutarlo como solo sabemos hacerlo las auténticas mujeres vergelianas...
¡Hasta mañana!

27 de octubre de 2016

Jueves de plantas...

 Hola preciosas, ya sabéis jueves de plantas, jueves de anthurium. ¿Os suena el nombre?.... Me río porque hace días me escribía Ximena diciéndome que no se le dan nada bien las plantas, tan solo tiene una en casa que le sobrevive, sin embargo gracias a mi y a este blog se las conoce todas y de vez en cuando suelta delante de todos algún nombre en latín de alguna variedad y queda divinamente ante el asombro general. Que bien que tantas vergelianas que asoman por aquí, se hayan contagiado gracias a esta ventana nuestra del enorme amor por las plantas y aunque no se atrevan a cultivarlas, entienden de jardinería como la que más. Pues ahí va otro nombre en latín para memorizar, el Anthurium...
Lo he escogido en color rosado, no sé porqué, pero me enamora más que el de flores rojas. En realidad iba yo con la idea de comprar una guzmania, a falta de encontrarla se ha venido conmigo esta otra variedad igual de preciosa...
 Mirad que singulares flores visten de color toda la planta juntándose con las brillantes y elegantes hojas verdes, éstas pueden llegar a durar hasta dos meses y si una vez marchitas se las arranca desde la raíz, al tiempo aparecerán otras nuevas...
 No es el anthurium una planta de interior fácil de cuidar ya que es muy exigente con la humedad ambiental, pero si tenemos la paciencia y la perseverancia de pulverizar las hojas con frecuencia, lograremos que se adapte al interior de nuestras casas y os aseguro chicas que se convertirá en una de las variedades más agradecidas, regalándonos montones de especiales flores...
 Os confieso que no es la primera que tengo, las anteriores se me han acabado secando. Pero otoño tras otoño, me rindo a ella y con lo cabezota que soy yo, estoy segura que finalmente lograré que una de ellas luzca por tiempo en mi vergel interior...
Y digo interior porque es donde debe ubicarse, buscándole siempre la mayor luminosidad posible, como mi salón rodeado de ventanales que dejan pasar esos rayos de sol tan beneficiosos para ella...
 Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, que bonita queda en este espacio, aunque todavía no se yo si será éste su lugar definitivo. Quizás la lleve hasta la cocina donde le dará un toque floral encantador, ¿no creéis?. Ya sabéis chicas lo descuidadas que en ocasiones tenemos esta estancia, donde solo cocinamos y poco más. Por ello crear un rinconcito con diferentes plantas en flor la llenará de total viveza...
 Pero no solo había hoy en los puestos florales anthuriums. Empiezan a llegar los primeros pensamientos en todos sus colores, bulbos de ciclámenes, margaritas y solanos. Todo ello para ubicarse al exterior, justo ahí donde veis a mi Yaiza tumbada...
 Mirad que pensamientos en granate y rosado. Iban a ser trasplantados a una gran jardinera, pero los veo ahí metidos en semejante cesta tan románticos que permanecerán tal cual por el momento...
Plantas que nos hacen felices, plantas que colocar en cada estancia, plantas que iluminan nuestros hogares, que nos levantan el ánimo y nos hacen ver a su manera que también es posible un pequeño trocito de campo en nuestras vidas...
Hoy asoman por aquí anthuriums en el interior...
Y sencillos pensamientos de temporada en el exterior...
La tarde de jueves inicia su curso con solecito muy esperado después de días lluviosos...
En cuanto acabe de escribiros me sentaré en mi gran sofá que luce perfecto sin su funda habitual...
Sobre la bandeja regalo tengo preparada la nueva revista de "El Mueble", mi preferida, para devorarla y llenarme de montones de ideas decorativas...
A su lado el pequeño tallo de coleo que ayer se me quebró sin querer sumergido en agua. Voy a plantarlo en una pequeña maceta tal y como me dijo nuestra María Bracaccini, según ella en pocos días tendré una nueva planta...
Ya os contaré el resultado...
Y por supuesto junto a mi en esta tarde inspiradora se acurrucará mi Troll para siestear...
Me mira con su dulce carita...
Se pregunta dónde habrá ido a parar su inseparable compañera de juegos y siestas...
Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, que por aquí asoma ella toda chula...
Yaiza prefiere hoy abandonar su adictivo sofá para dormitar al solecito bajo las grandes hojas de Marquesa...
Como sabe ella escogerse los mejores rincones, aprovechando así los últimos rayos de sol de este mes de Octubre que se nos empieza a marchar...
Yo me acurrucaré en el mullido sofá ojeando mi revista, quizás encuentre en su páginas finales un delicioso postre que elaborar este fin de semana. ¿Qué os parecen magdalenas de leche condensada?, alguien me ha chivado que salen para chuparse los dedos...
Feliz día preciosas!