6 de noviembre de 2014

¿Lilas o grises?...

 ¿Lilas?
¿O grises?...

¿Rayas?
¿O flores?...

Una gama aporta elegancia...


La otra colorido...

Pero vayamos por partes preciosas...Llegó el frío y toca sacar nórdicos para vestir de calidez nuestras estancias. Hoy jueves le toca el turno a mi dormitorio. Abro armarios y cajones porque como muy bien dice mi amiga Marta, estos son como baúles repletos de tesoros guardados. Rescato un nórdico comprado en "Zara Home" y visto mi cama...

 Es reversible. Por una cara está repleto de florecillas lilas y rosadas. Por la otra que es la que coloco, se dibujan finas rayas en blanco, lila y rosado...

 Lo acompaño de cojines en marrones y más rosados...Alargados, cuadrados y en forma de corazón...
 A los pies de la cama, mi inseparable manta de pelo marrón...

 Y esparzo complementos en tonos que combinan con los nuevos textiles...

 Mi maniquí, por supuesto, vuelve a colocarse la estola de pelo blanco. Él también quiere abrigarse...

Son tonos alegres, algo campestres y que dotan a mi dormitorio de una luz especial...
Sobre el fondo de la cama de hierro se dibuja el papel de florecillas grises... Siempre me ha enamorado, pero reconozco que limita bastante a la hora de decorar. Con las rayas del recién colocado nórdico, se me hace difícil visualizar todo el conjunto. ¿Demasiado contraste chicas?...
 Aunque a veces es bueno combinar texturas, colores y motivos. Ahí radica muchas veces el éxito de la decoración...
Y mirándolo a lo lejos, con esa luz que se cuela por los ventanales abiertos al pequeño balcón, reconozco que no me desagrada y podría acostumbrarme a las rayas, a los lilas, a un estilo mucho más vivo y lleno de color...Pero cerremos la puerta y cambiemos de color...

 Grises...
 Incondicionales últimamente en mi hogar...
 Y fijaros como cambia todo. La luz, las texturas, el espacio y la sensación...
 Nórdico comprado en Ikea repleto de tenues florecillas en el mismo tono que el empapelado...
Es como si todo se fundiera en uno. Pared y cama en una total prolongación...

 Esta vez, cojines en blanco y beig...
 Nuevamente pequeños corazones que acompañan a la "Tour Eiffel"..
 Y a los pies de la cama otra de mis mantitas preferidas de pelo gris...
Los complementos prácticamente son los mismos...Collares que cuelgan del antiguo biombo, plantas verdes y cojines que cuelgan con sutileza...


Y mi inseparable maniquí abrigado que tasa con todo lo que se le ponga por delante...



 Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii que elegante queda el espacio con estas tonalidades. Sé que muchas de vosotras encontráis algo cargante que el papel de flores sea casi igualito al nórdico y a sus grandes cojines, pero yo no puedo dejar de mirar lo romántico que queda todo. Es como esas habitaciones de las casas de campo inglesas donde siempre he querido perderme en unas vacaciones...
 Mi habitación hoy está dudosa entre lilas o grises...
Unos destilan colorido y contraste...

Y los otros elegancia y continuidad...

Sé que os cuesta entrar a comentar, pero hoy esta ventanita queda abierta para ello, para que os animéis a explicarme con cual os quedariáis...¿Sois atrevidas, clásicas, románticas o campestres?...
Preciosas, jueves de dilema en el que el sol de Noviembre vuelve a hacernos compañía, que lo disfrutéissssssssssssssssssssssss...

13 comentarios:

  1. Hola Maite !!!!!!! ya sabes que soy una enamorada de los lilas en la decoración, pero......... me gusta más el nórdico gris, lo veo tan integrado con el papel que es difícil que pongas el que pongas me guste más que este. El de lilas como que lo veo para un ambiente más moderno e informal. Bueno ya sabes como lo veo, que se animen muchas chicas de las que te leen y opinen, pero me parece que tu ya tienes bastante claro. Hasta mañana.

    ResponderEliminar
  2. Yo soy muy de rayas , me encantan, pero también soy de combinar todo , me lo has puesto difícil jejeje, es complicado intentar pensar cual poner basándose en el gusto propio....yo posiblemente al llevar flores la pared habría puesto el edredón liso y los cojines en rayas jejje todo en grises por lo de combinar , ero si tego que elegir entre estos dos creo que me quedo con el de flores, todo el los mismos tonos y porque quizás como ha comentado Marta, las rayas de ese edredón las veo para un ambiente más moderno y el de flores le da el toque romántico que tu buscas

    ResponderEliminar
  3. Hola!!!! Ainssssss pues todo depende de lo que quieras arriesgar .... la segunda apuesta (la gris) es una apuesta segura pero también es verdad que queda un tanto apagado .... parecen fotos hechas en blanco y negro (sobre todo por las lamparitas de noche) .... la lila me llama mucho la atención, quizás demasiado ....yo voto por la gris pero dándole más color con los complementos ....yo le metería rosa y más rosa (con el permiso de tu marido ajajajaja) .... es que me gusta tanto el estilo romántico de tu dormitorio. Ainssss no se si te he servido de ayuda jijiji.
    Ah! hoy estuve en el mercado de plantas y me traje un jacinto de color morado ....ohhhhhhhh es verlos y no me puedo resistir ;). Cariños

    ResponderEliminar
  4. Buenas tardes,que lío verdad? Las dos propuestas son bonitas,utilízalas según tengas el día, si tengo que elegir me quedo con el gris aunque el lila tiene su punto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Hola Maite que dilema se nos presenta siempre con los colores a la hora de decorar, ya que cambian por completo el aspecto de una estancia, a mi me gustan mucho los tonos lilas y rosas creo que dan un toque muy especial, aunque en este caso prefiero el gris pues creo que esta todo mas armonioso y la energía que fluye es de paz y tranquilidad ... Yo es que soy doña conjuntado todo todo jajaja
    aunque con esa casa tan bonita y tu buen gusto, pongas lo que pongas te queda precioso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. ¡¡Hola!! Preciosos los dos y diferentes a la vez pero...yo me quedo con el gris. Pienso que va más acorde con la habitación...florecitas en la pared, cojines de lino todo coordinado y con un aire muy romántico. Luego sí que le puedes meter ese color lila como complemento...una mantita en los pies de la cama, otro cojin...en fin que seguro que tu decisión es la más acertada pues tienes una maravilla de casa. ¡¡Ya la quisiera yo que la mía es mini!! jajaja
    Besos!!

    ResponderEliminar
  8. Hola Maite¡¡¡¡ Tanto tiempo sin poder pasarme y hoy lo hago a marchas forzadas.... a mi me gusta mucho más la elgancia del gris, yo si pudiera lo pondría todo en esos tonos.... blancos, cremas, grises, marrrones, negros...... colores primarios pero con mucha elegancia aportando a las estancias mucha calidez y dando sensación de hogar.... Feliz finde, espero poder ponderme al día

    ResponderEliminar
  9. Hola Matilde! Yo sin duda me quedo con el de florecitas lilas de ikea! La combinación con el papel pintado resulta perfecta!
    Coincido contigo en que el papel pintado te limiita bastante a lamhora de renovar la deco...pero vale la pena! Cuando aciertas, creas ambientes mágicos! ..y con ese edredon de ikea lo bordas! Mil besos desde Tenerife!

    ResponderEliminar
  10. Hola Matilde y si yo tambien al igual que las chicas me quedo con el gris, aunque el de raya es muy lindo por el color, pero bueno con tu buen gusto si realmente como dice patricia creas ambientes magicos, besos desde Miami......

    ResponderEliminar
  11. Hola un poco atrasada mi opinion ejejejej pero como siempre estoy abriendo la ventanita de este hermoso vergel me puse a opinar nunca es tarde.... besos

    ResponderEliminar
  12. Me gustan los dos, pero al gris le daría algo mas de color, quizás con rosa. Besos

    ResponderEliminar