nieve

28 de febrero de 2014

Un the...

Un the delicioso es lo que me dispongo a tomar hoy en mi terraza. Mi rincón está preparado, no es que haga un día muy soleado pero las temperaturas por aquí son estupendas. Ayer me dediqué un poquito a la jardinería y hoy la aparco, me tumbo en las hamacas de madera y saboreando el rico the observo el trabajo realizado ayer. Me siento orgullosa y satisfecha. Mi vergel da muchísima faena, horas durante todos los meses del año, da igual que haga frío o calor, viento o lluvia, hay que protegerlo, cuidarlo, estar alerta y saber todo lo que necesita. Después la recompensa viene al llegar la primavera y verlo frondoso y florido. Eso chicas, solo lo entendemos y vivimos todas las que sentimos pasión por las plantas, las que somos auténticas jardineras y nos dejamos la piel en ello...
Pero hoy hay algo especial encima del velador blanco. Jarrones de cristal con ramas muy primaverales...
Del más grande emerge una altiva rama de almendro con flores rosas, preciosaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa



 Y del pequeño portavelas se entreven unas ramitas con flores en blanco. Sinceramente no sé de que planta se trata. Pero me gustaron tanto que no me resistí a cortarlas...Aunque viéndolas de cerca, parecen de almendro también, pero mucho más pequeñas...


Y me dispongo a sentarme. Pero encima mío me sorprenden los crocus que empiezan a brotar. Estos no son amarillos como los plantados en el gran pino, sino de color lila. Que maravilla, me están saliendo por todos lados, en lugares que ya no me acordaba de haberlos plantado...He ahí la recompensa... 







Me tumbo, por fin. Y admiro el buen trabajo realizado...

Las azaleas podadas en su momento se están llenando de hermosas flores...




Las diplademias a las que les quité las hojas amarillas y las que estaban secas, ahora ya empiezan a brotarle nuevas hojas. Se harán, estoy segura, más grandes y pobladas que el año pasado...

El jazmín, a pesar de haberse quedado pobre tras la poda, está echando pequeñas hojas verdes...Aiiiiiiiiiiiiiiiiiii, ya mismo florecerá con sus fragantes flores que tanto gustan a Víctor...



Yyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy, esto si que es una maravilla...Mi pequeño Magnolio empieza a brotar. Siento pasión por él. Sus flores que es lo primero que echa, antes que las hojas, son de una belleza indescriptible...


Sin dejar atrás otras muchas variedades de temporada, como pensamientos, matrimonios, margaritas, geranios, kalanchoes, ciclamenes...




De repente me han entrado ganas de un delicioso the. Dejo las hamacas, bajo y me lo preparo...


En uno de mis vasos preferidos, muy pero que muy marinero...Y me lo llevo a mi vergel particular.




Lo coloco en el blanco velador, junto a los nuevos ramilletes primaverales. Me vuelvo a tumbar...Estaréis de acuerdo en que no hay nada mejor que al llegar el viernes hacer una pequeña paradita, disfutar de las pequeñas cosas bellas que nos rodean e imaginar nuestro nuevo fin de semana...



Ummmmmmmmmm, preciosas, que dejamos atrás el mes de Febrero para dar la bienvenida a otro nuevo totalmente primaveral...Este nos va a deparar muchísimas cosas, de eso estoy segura, cosas maravillas con las que disfrutar todas juntas en esta ventanita...

Brindemos por ello y feliz viernes para todasssssssssssssssssssssssssssssssss

27 de febrero de 2014

El bonsai de Celia

Hoy con el permiso de Celia, subimos a su habitación. Tiene un pequeño secreto que mostrarnos...


Abrimos con cuidado dispuestas a entrar en su particular reino. Ese espacio que ella adora y que ha decorado con mimo y dedicación...


Perfectamente ordenado, increíble en una adolescente como ella, pero así es...¿A quién habrá salido?...


Después si miramos todas hacia el ventanal, sobre la mesita plateada, se alza un espléndido bonsai. Un serissa japónica comprado el domingo en Jardiland. Era su ilusión desde hacía tiempo, cultivar un árbol enano, cuidarlo y mimarlo para que durase muchísimos años. Y ya sabéis, si mi princesa me pide una planta para cultivar, allí voy corriendo. Me encanta que haya heredado la pasión por ellas, que las aprecie y se haga gran apasionada como su madre. Que mejor que compartir con nuestros hijos cosas maravillosas cualesquiera que sean...


Las dos sabemos que se nos abre un gran reto. No hay nada más complicado que cultivar bonsais. Ya hemos tenido algunos y al final se nos han acabado secando. Pero nos desafían las cosas difíciles, somos mucho más que cabezotas y después de leer todo sobre esta variedad, nos va a durar muchísimoooooooo...


Fíjaros en su delicadeza...Fino tronco, hojas alargadas en verde profundo, tallos erguidos con ramas en todas direcciones y forma de gran cúpula tupida...Todo él plantado en un macetero muy japonés y acompañado por un diminuto Buda en blanco que lo hace todavía más maravilloso y espiritual...Pero lo que más nos ha encantado a las dos es que florece prácticamente todo el año, con pequeñas florecillas blancas preciosas que le aportan una total belleza...








Es un bonsai algo caprichoso, responde negativamente, con la caída de las hojas, en caso de exceso de agua, exceso de riego, si hace demasiado frío, demasiado calor, o incluso si se acaba de mudar a una nueva ubicación. Pero no nos asusta. Le brindaremos mucha luz, a través del ventanal como efecto invernadero,  pulverizaciones diarias con agua no calcárea y sobre todo, lo mimaremos, amaremos y si hace falta hasta le hablaremos. Seguro que con esfuerzo crecerá convirtiéndose en todo nuestro orgullo...



Que bonito luce en la habitación de Celia, rodeado de todos su complementos, con esos tonos grises, negros y blancos. Creo que le aporta una luz especial y seguro le transmitirá muchísima energía...





 Y me asomo por las ventanas. Mi terraza está serena, la temperatura cálida a pesar del día nublado...¿Sabéis que?...
Que voy a sacar el nuevo bonsai al exterior aunque solo sea un ratito. Sobre el alfeizar de la ventana. Le vendrá de maravilla respirar aire fresco y recibir toda la luz que necesita y de paso conocer todo el vergel que a partir de ahora formará parte de él...Seguro que lo agradecerá...


Y ya llegó el jueves. Hoy no he ido al mercado semanal de flores en mi ciudad...Raro en mi. A cambio me he tomado parte de la mañana para realizar tareas de jardinería y podar los jazmines, los randis y las diplademías. Hay que hacerlo ahora chicas si queremos que al llegar la primavera empiecen a brotar con fuerza y belleza...En cuanto pueda os enseño todo el trabajo realizado que es mucho...


Y hoy no podía despedirme de otra manera que con la figura del gran Buda relajado, pensativo y aislado de todo...A veces me gustaría ser como él. Colocarme en un rincón sentadita simplemente meditando...
Relajado día de jueves para todasssssssssssssssssssssssssssss