nieve

13 de diciembre de 2017

Huevos rellenos en salsa...

Ohhhhhhhhhhhhhh chicas, qué bien huele hoy en mi cocina...El día invernal invita a elaborar algún plato delicioso, y aunque no me gusta demasiado cocinar, reconozco que se me da genial. Jeroglíficos de la vida, te regala habilidades que muchas veces ni siquiera se encuentran entre nuestras pasiones...

Hoy más de una vergeliana, la primera de ellas nuestra Brisita, va a ponerse bien contenta. Sé que bastantes de vosotras adoráis que os cuele recetas de cocina, de esas fáciles, con su paso a paso, escogidas y sabrosas. La de hoy miércoles es de mi madre, heredada de la suya, mi abuela, y que yo pienso anotar por siempre en mi dietario culinario heredado. Los ingredientes son pocos...huevos, atún, perejil y ajo...
Lo primero de todo chicas, hervir los huevos...
Diez minutos no más...
Una lata y media de atún que desmenuzamos en un bol...
Los huevos chicas, bien naturales, de esos provenientes de gallinas criadas en libertad. Fijaros que los míos comprados en el mercado semanal del jueves, llevan hasta las plumas incluidas...
Machacamos un ajo con unas cuantas ramitas de perejil y lo reservamos...
Mientras tanto los huevos siguen cociendo...
Os muestro pequeñas pinceladas navideñas en mi blanca cocina. El árbol luminoso encendido, que maravilla, siempre lo rescato por estas fechas del salón para ubicarlo en la cocina. Me encanta esa nota que da de magia a parte de todo este espacio...
He utilizado seis huevos para nosotros tres. Pero además bato otro aparte y lo reservo...
Junto al atún desmenuzado, y la machada de ajo y perejil...
Mirad vergelianas, me he agenciado otro especial centro de Adviento con tan solo cuatro velas blancas y una bandeja de zinc de corazones. Tengo que acabarla de decorar, pero este año duplico tradición para adornar cocina y comedor...
También he aprovechado un marco blanco para colocarle un bonito papel de regalo con frases navideñas...
Pequeñas y originales ideas que siempre quedan ideales en cualquier estancia y rincón...
Además de corazones a modo de alzapaños en los ventanales...
Piezas de cocina rojas en la alacena y junto a mi larga hiedra...
Corazones de metal colgando de la lámpara de cristales...
Y cuadros muy acorde con todo lo demás...
Pero volvamos a la receta chicas. Una vez hervidos los huevos los escurrimos...
Los dejamos enfriar...
Para después pelarlos con sumo cuidado...
Los partimos a la mitad, los vaciamos reservando la mitad de las yemas en un bol, y las otra mitad en otro bol...
Mezclamos la mitad de las yemas con el atún, para rellenar con ello todos los huevos
Después los pasamos por el huevo batido para freírlos a fuego medio. Sobre todo darles la vuelta para que se hagan por un lado y por otro...
Los sacamos del fuego cuando estén doraditos y los reservamos...
Iniciamos la elaboración de la salsa que acompañarán tan deliciosos huevo rellenos. Para ello echamos en la sartén la otra mitad de las yemas, junto con la machada de ajo y perejil, y una pizca de sal...
Removemos dejando que todo se poche suavemente...
Añadimos un vasito de agua, y un poquito más de chup, chup, a fuego lento. Lo pasamos por la batidora...
Y finalmente rociamos todos los huevos con semejante salsa...
Dejamos unos minutos más que todo coja consistencia, que se mezclen los sabores y que el aroma delicioso se desplace por toda la cocina...
Esas tiritas que veis alrededor de la sartén, no es otra cosa que la pequeña tortilla que ha salido del huevo batido donde rebocé los huevos. Mi madre siempre nos la ponía a mi hermana y a mí en el plato acompañando los huevos. Yo he querido hacer lo mismo...
Ummmmmmmmmmmmmm, que se me hace la boca agua chicas...
Y después de toda la faena, ya solo queda emplatar...
Ni os imagináis lo ricos que estaban chicas, el éxito que han tenido en esta casa, no han dejado ni un minúsculo trocito, es más, han arrebañado la salsa con pan hasta dejar los platos limpísimos...
Parece increíble que con tan pocos y sencillos ingredientes podamos elaborar una maravillosa receta. Bendita sean mi madre y mi abuela. Mujeres cocineras auténticas que sacaban deliciosos platos gourmets de autentico vicio con productos al alcance de todos...
Se acercan las fiestas navideñas, donde más de una contamos con invitados en casa. A veces ideamos platos a cocinar difíciles y enrevesados, pero yo soy de las que prefiere siempre recetas heredadas, de antaño, hechas con amor, paciencia y dedicación. Mi lomo en salsa verde, mi pollo con almendras, la auténtica sopa de pescado que levanta pasiones, las codornices con receta secreta de mi madre, y estos huevos rellenos que te dejan satisfecha...Eso sin olvidarme del bizcocho de yogurt, las galletas de mantequilla, la mouse y el flan de turrón, o el requesón con mermelada de melocotón y nueces esparcidas...
Después viene Celia y me dice que ella va a anotarse todas estas recetas en una libreta para que no se nos olviden. Ella que le encanta la cocina y disfruta elaborando platos infinitos. Por lo menos ha heredado la misma pasión auténtica que su abuela y su bisabuela por los fogones. ¿No es toda una maravilla?...
Desde mi cocina impreganda de aroma de huevos rellenos en salsa...
¡Feliz miércoles chicas!

12 de diciembre de 2017

Mi árbol navideño y algo más...

Buenos días ya de martes chicas. Os tengo algo abandonadas después del largo puente, pero entre el resfriado que he tenido, y las decoraciones navideñas que ya se han iniciado en esta casa, se me han ido los días con todas sus horas. Pero aquí me tenéis nuevamente, dispuesta a colaros mi original árbol navideño de estas fiestas...
Os confieso que no estoy muy inspiradora que digamos. He dudado muchísimo en como montar ese árbol que adornará por semanas un rincón de mi salón. Rescaté la enorme bolsa de adornos guardados, pero nada me convencía. Todo el comedor repleto de cositas esparcidas y mis dos peludos amorosos mirándome desde el sofá. Sus caritas lo dicen todo, que estará ideando esta mujer...
Y de repente todo empieza con un arbolito comprado el sábado en una de las tiendas de mi ciudad. Ni muy grande ni muy pequeño, la medida ideal que yo quería...
Perfecto para colocarlo sobre la mesita blanca a la entrada del salón...

Después aparece una cesta rústica con lazada incluida compradas ambas en tiendas "Muy Mucho". Me pareció el recipiente especial donde meter semejante árbol. No quería colocarlo directamente en el suelo, adoro los matices nórdicos navideños, y éste es uno de ellos...
Recordé entonces tener dentro de una caja, las lágrimas de cristal de la antigua lámpara de mi madre. Y empecé a esparcirlas por todo el árbol...

Son tan bonitas que no podía dejar de lucirlas estas navidades...
Seguí colgando corazones, casitas, y estrellas de madera, sencillas, sin color, la apuesta segura para plasmar matices rústicos...
Incorporé algunos adornos de zinc de las navidades pasadas, como estos simpáticos renos...
Y también unas cuantas estrellas de purpurina plateada hechas por Celia...
Fijaros chicas, que aunque combino elementos naturales de madera y zinc con lágrimas de cristal super elegantes, todo queda integrado mágicamente...
Ahora viene el toque especial escogido este año. Sencillas tarjetas con dibujos y mensajes incluidos. Fue verlas en paquetes en "Muy Mucho" y venirse conmigo. No sabía muy bien para qué me servirían, pero esparcidas en el árbol creo que resaltan sobre todo...
Las hay en blanco y negro diciendo..."Haz que suceda"...
Otras en las que se lee..."Es mágico"...
Mis preferidas de todas..."Dejarlo en casa por navidades"...
 Muchos renos en blanco y negro...
 Y las más sencillas..."Invierno"...
Una vez terminada la decoración del árbol, adorné la mesa con una placa blanca con mensaje, y un simple angelito de porcelana regalo también de mi madre hace años, y que siempre rescato para estas fechas tan señaladas...
Es super dulce chicas, con esas manitas rodeando su cara...
Y esas alas doradas coordinando con su pequeña corona...
Pues después de la falta de inspiración que no acababa de llegarme, así ha quedado mi original árbol navideño 2017...
Tiene él una mezcla de todo...rústico, nórdico, elegante, sencillo...Tiene toques de glamour, de mensajes a leer, muchos renos que ya sabéis que me encantan, y hasta posee esos cristales heredados que con tanto mimo conservo. Me parece a mí que estas navidades, mi árbol va a encantar por completo, o a pasar desapercibido para muchas de mis vergelianas. Lo que si es cierto es que está ideado con enorme amor, y tremendas ganas de celebrar ya esas esperadas fiestas
Pero ya sabéis chicas que no hay árbol navideño sin su adorno especial en lo más alto y sus guirnaldas de luces rodeándolo. Para ello ha de venir la noche...
Y cuando llega es el momento perfecto para encenderlo...
Y para acercarse hasta él. Ahí va mi Yaiza que no quiere perderse detalle, sabe que desde el sofá es donde mejor se disfruta...
De todas las luces parpadeando al mismo compás, unas blancas y otras con un cierto tono dorado, como las alitas del ángel...
Son con las guirnaldas encendidas cuando más brillan las lágrimas de cristal...

Y cuando mejor leemos esos especiales mensajes escritos con amor...
Yo creo que hasta los renos sonríen con más fuerza ante tanta magia navideña...
Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii chicas, yo creo que los árboles navideños deberían estar encendidos todas las horas del día...
Como encendida estuvo mi segunda vela de Adviento. No penséis que aunque no pasé el domingo por aquí no la prendí nada más llegar la noche...
Ahí estaba ella acompañando en luz a la primera, rodeada de casitas de madera y un nuevo elemento a lucir, ese corazón que simboliza el enorme amor con el que vivimos todos las navidades en esta casa...
Pues bienvenido el segundo domingo de Adviento a este vergel en la ciudad...
Ya solo quedan dos para el nacimiento de Jesús, para reunirnos en familia, para celebrar, para cantar villancicos y para brindar por montones de cosas...
Ufffffffffffffffffff, voy a darme prisa chicas, aún me quedan montones de decoraciones a esparcir por aquí, compras que realizar, y un exquisito menú que debo planear para sorprender a los míos. Y por supuesto me faltan bulbos, poinsetias y ramos de eucalipto que pienso comprar en el mercado del jueves. ¿Creéis que me olvido de algo más?...
¡Feliz martes de deco navideña para todasssssssssssssssssssssssssss!...