nieve

31 de enero de 2017

Como los caracoles...

Me encanta el título de la entrada de hoy..."Como los caracoles"...así me siento hoy en esta mañana de martes, último día del mes de Enero que nos ha dejado muchísimo frío. Sin embargo nos hemos levantado por estos lados con bueníiiiiiiisimas temperaturas, quizás preludio de lo que nos deparará el mes que estrenaremos mañana mismo. Ojalá Febrero nos regale semanas pre-primaverales para poder empezar a disfrutar un poquito de nuestros mimados exteriores...
  Pues yo hoy chicas, soy un caracol. Un caracol que sale a su pequeña terraza en busca de rayos de sol...
 Me coloco mi butaca de ratán de cara al solecito...
 Al lado mismo de las nuevas crasas plantadas este fin de semana en mis jardineras colgantes...

 Y mientras tomo plácidamente el sol, reparo en una jardinera deliciosa en forma de copa que permanece vacía...
 No puede ser, una buena vergeliana como nosotras, nunca debe tener una maceta sin planta en su interior...
 Se me van los ojos al termómetro colgado en uno de los rincones...
 Ummmmmmmmmmmmm, casi, casi, 17º de temperatura en mi pequeño vergel...
 Sorprendida estoy pues hace apenas dos días no sobrepasábamos los 3º y hoy apetece sin dudarlo una especial tares jardinera...
 Corro veloz hasta uno de mis armarios, allí guardo una bolsa repleta de flores artificiales que he ido recopilando a lo largo de los años...

 Dentro de ella encuentro amarilis, peonías, algunos bulbos y algo de verde hiedra. Voy a elaborar un pequeño arreglo floral para adornar la preciosa copa blanca...
 Ante todo reconozco que no soy muy apasionada de las plantas y flores artificiales. Pero de vez en cuando algún centro de este tipo puede quedar vistoso allá donde lo coloquemos...
 Y para que no resulte demasiado anti natural chicas, le coloco en su centro bastante verde de la mano de pequeñas ramas de acebo...
 Para después ir alternando las flores escogidas entre medio de todas ellas. Me he decantado por peonías en variados rosas, siempre quedan perfectas mezcladas con el verde...
 Pues aquí lo veis vergelianas, un sencillo y rápido centro colocado en la misma mesa de exterior...
 ¿Qué os parece?...
 Creo que no ha quedado nada mal, servirá para darle una nota de color al pequeño vergel y ya de paso con él daremos mañana la bienvenida al nuevo mes de Febrero...
 ¿Le añadimos un detalle vergeliano?...
 Pues que mejor que un corazón de bolitas de cristal anudado con cintas variadas...
 Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii chicas, el martes de hoy lo tiene todo...
 Peonías rosadas dentro de una copa blanca, algunas flores de geranio abiertas, un encantador pajarito revoloteando por ahí...
 Un brillante corazón reluciendo encima de la mesa...
Temperaturas excelentes para lenvantarnos el ánimo...
 Un rincón al exterior abierto al verde de los altos pinos centenarios...
 Cielos azulísimos...
Y una cómoda butaca de fibras naturales que lo mismo viaja del interior al exterior, que sube a la planta de arriba o se instala allá donde desea, en pleno solecito de finales de Enero. Y yo como un caracol desperezándome en ella, disfrutando por fin de una mañana que hoy huele a primavera... 
Preciosassssssssssssssssssss, como me gustan los días como el de hoy, donde saber buscar ese pequeño momento de disfrute para desconectar de todo. Eso si, mañana si que vamos a desconectar para perdernos nuevamente por una magnífica casa que ya tengo escogida para saborearla en petite comité. Miércoles vergeliano, en el que espero veros a todas y cada una de vosotras...
¡Feliz martes!

30 de enero de 2017

Pegatinas hidráulicas para el baño...

 Igual de lo sencillas que se ven, así son ellas de poner. Pegatinas emulando a las antiguas baldosas hidráulicas de nuestras abuelas, es lo que me ha tocado colocar este fin de semana en mi cuarto de baño. Ya hacía yo tiempo que las había visto en "Muy Mucho" colgadas en la tienda, es más, el chico que siempre me atiende, me comentó lo bonitas que quedaban. Él se había atrevido a ponerlas en la cocina y entonces pensé...porque no, ¿y si las coloco en mi baño?...
Y a casita se vinieron conmigo...
 Son de la firma inglesa "Tile Deco" y en cada bolsa vienen dos composiciones de cuatro baldosas...
 Fijaros lo reales que se ven de cerca, hasta parecen estar ellas como picadas por algunas esquinas...
 Cada baldosa presenta un dibujo totalmente diferente a cual más bonito y conseguido...
 Facilísimas de quitar, con los mismos dedos se despegan...
 Pudiéndose colocar la composición de cuatro de una vez, o como yo hice, despegarlas de una en una para formar aquel dibujo deseado...
En un principio, mi idea era colocar tan solo una larga tira por debajo del espejo...
 Con remate incluido...
 Pero después llegó Víctor y la discusión empezó. Que si una tira, que si dos, en fin, ahí estuvimos con dilema de sábado...
 Para finalmente acabar tal cual las veis ahora a través de las puertas abiertas del cuarto de baño...
 Todo un frontal forrado con baldosas hidráulicas sobre el mármol blanco, destacando sobre todo y haciendo mucho más vintage esta estancia de mi hogar...
 Ellas conforman tonalidades entre grises, blancas y negras...
 Variados dibujos de flores, como pequeños mosaicos que me recuerdan a las paredes vestidas en los baños termales de antaño, aquellos que se diseñaban con paciencia y esmero...
 Ni que deciros que tasan sin problemas con todos y cada uno de mis complementos decorativos tan escogidos...
 Con esa nueva estrella blanca recién comprada...
 Con mi jabonera en forma de bañera con patas, con mi dosificador en letras negras escritas...
 Con mi gran mueble en tonos crudos...
 Con objetos cromados varios, botes de cristal, grifería, lámpara de techo...
 Ohhhhhhhhhhhhhh vergelianas, como me gustan mis nuevas baldosas hidráulicas, un encanto haberlas colocado a pesar de haber dudado muchísimo...
 Son ellas tan sumamente reales que hasta yo misma dudo sin no habrá estado aquí este fin de semana un paleta colocándolas una a una con suma paciencia y haciendo tasar la composición a la perfección...
 Semejante pequeño cambio me ha dado pie a renovar mis incondicionales tapones. Soy adicta a ellos, lo confieso, aportan un aire diferente y encantador al baño...
 Pero cuesta encontrarlos y además hay que cambiarlos de tanto en tanto porque la goma que los conforma acaba cogiendo moho amarillento que los afea bastante...
¿Qué os parece el dibujo escogido chicas?, esas florecillas entre lilas y ocres..
Además renové toallas de tocador que ya estaban algo deslustradas...
 En color gris, por supuesto, para que tasen con esas baldosas hidráulicas recién colocadas...
Que nada desentone chicas, que se vea que en este cuarto de baño la inspiración no se detiene, tiene que lucir como todas las demás estancias, con ese estilo tan nuestro siempre mimado por los especiales detalles...
 Os cuento que ayer tuve invitados a merendar en casa, mi deliciosa familia. Elaboré un rico bizcocho de los que tan bien me salen y entre charla y risas se nos fue oscureciendo...
 Por descontado porque ya me conocéis todas que preparé mi hogar para la ocasión, como a mi me gusta recibir a los míos, con mi casa iluminada con velas, flores frescas esparcidas, vajilla encantadora, un sutil perfume de lavanda impregnándolo todo...
 Y mi cuarto de baño más maravilloso que nunca, con esas nuevas baldosas de dibujos especiales bajo el gran espejo, con las flores lilas en la esquina, con mis nuevas toallas luciendo y con una guirnalda de estrellas luminosas iluminando con encanto...
 ¿Sois de las que pensáis que los baños no deben mimarse tantísimo?...
 Porque yo por el contrario no me lo pienso a la hora de atreverme con unas pegatinas imitando a las baldosas reales, o a esparcir guirnaldas de luz en uno de sus rincones...
 Todo para hacer de nuestros hogares el mejor espacio inimaginable...
 Por cierto chicas, cuando me canse de semejantes pegatinas que no sé si pasará, siempre puedo quitarlas de inmediato. Son tan fáciles de colocar, como de eliminar...
Feliz lunes para todas mis mujeres, un lunes hoy repleto de una sencilla manualidad que puede aportar un aire nuevo y diferente a una de nuestras tristes paredes. Espero vuestras opiniones chicas, así que entrad a la ventana y contadme, por aquí os espero...