nieve

31 de marzo de 2016

Mi estantería "Hyllis" de Ikea...

¿Os imagináis chicas, una estantería en el exterior?. Eso si totalmente de estilo vergeliano, para que además de servirnos para almacenar utensilios jardineros, también luzca bonita como a nosotras nos gusta. Pues yo ya tengo la mía que por estos lados os cuelo para que veáis lo bien que viene aprovechar espacios que muchas veces se nos pasan desapercibidos...
 De la firma Ikea y comprada este mismo fin de semana...
 Sencilla de todas, todas y barata, baratíiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiisima...
 Eso si, elaborada con un material que solo los señores Ikea conocen, ese aluminio galvanizado que no se estropea ni con viento, ni lluvia, ni sol, resistente a la intemperie para que con el paso del tiempo permanezca totalmente inalterable. Doy fe de ello porque de este mismo aluminio tengo faroles, bandejas y maceteros exactamente iguales a cuando los compré...
Pero yo ahora en esta misma mañana de jueves voy a montarla, limpiarla y colocar utensilios varios de jardinería que hasta ahora estaban desordenados en este pequeño hueco que tengo en el gran vergel...
En la más alta de sus baldas pongo la regadera galvanizada de la misma firma y un macetero de piedra en color gris con crasas plantadas...
 Me atrevo como gran vergeliana que soy y le cuelgo un pececito lila de plástico...

 Ummmmmmmmmm, esto empieza a cambiar chicas...
 Segunda balda a la que le coloco un nuevo macetero verde de zinc con cactus en su interior...

 Y lo acompaño de otro macetero blanco de cerámica en cuyo interior he colocado pequeños utensilios...
 Pasamos a la tercera de sus baldas en la que me decido a colocar un recipiente precioso con letras dibujadas en tonos azules. Dentro esparzo más cositas jardineras entre ellas alzas de barro y pequeñas madera que Víctor siempre necesita...


 Junto al gran macetero, otra pequeña crasa dentro de un cubito de zinc. Que todo quede conjuntado...
 Y la cosa vergelianas, va tomando forma, una forma que me encanta...
 Última estantería por llenar. Con una coqueta regadera repleta de palas, tijeras, rastrillo y tijeras. Todo lo que necesito para mantener mis plantas bien bonitas...

 Y en el espacio que queda a su lado coloco un pequeño saco de tierra...
 Pues ya está preciosas, ahora luce diferente, bien vergeliana ella, con utensilios que aún guardando cositas quedan bien integrados...
 Y como pequeño truco, he colocado unas bolas de bog verde artificial en dos de los recipientes para tapar su interior, así no se aprecian ni alzas de barro ni abonos, ni maderas...

 ¿Sabéis lo que me gusta de mi nueva estantería de exterior chicas?...
 Lo perfectamente integrada que queda dentro del hueco en la pared, el brillo que le aporta el material galvanizado, sus cuatro baldas de almacenamiento...

 La obertura que tiene quedando todo a la vista...

 Pero sobre todo, el juego que da combinando con todo lo demás...
    Con la fuente de piedra gris...                
 Con el colorido de las flores...

 Y con el farol que se esconde tras el gran pino...

 Hoy os cuento como aprovechar el hueco exterior de una terraza para colocar una sencilla estantería que con unos cuantos trucos decorativos se convierte en original y provechosa...
 Unos cuantos cubos de zinc, regaderas, plantas y un pez colgante sirven para rellenar sus baldas haciéndola lucir mucho mejor...

 Ahora el pequeño rincón queda ordenado, cada cosa en su lugar...
 Decorado, a juego con el entorno...
 Y formando también desde hoy parte de este vergel...
 Por si queréis apuntarlo chicas es el modelo "Hyllis" de Ikea, con un precio de tan solo 9,95 euros. Creo que ya ha sido todo un éxito su diseño porque cuando fuimos a comprarla era la penúltima que quedaba. También puede colocarse en interior y estoy segura que con un poquito de gracia vergeliana al decorarla puede quedar coqueta hasta en la mismísima cocina...
 Con mi nuevo macetero en verde os deseo a todas una maravillosa tarde de jueves. Hoy cambié mi paseo de los puestos florales por el montaje de mi nueva adquisición...
¿Os gusta chicas?...

30 de marzo de 2016

Detalles vergelianos de ánimo...

 Hoy os hago llegar una entrada muy especial. Cuando estuve ausente durante semanas por la operación del padre de Víctor recibí a mi correo muchas palabras de apoyo por parte de muchísimas vergelianas. Entre las bonitas palabras de ánimo se entremezclaban fotografías maravillosas captadas por mujeres que como Isabel Fernández Robles y Luz Elena Rascón me hacían llegar para dibujarme enormes sonrisas. Y lo consiguieron, vaya si lo consiguieron. Las fui guardando para en un día como el de hoy, compartirlas con todas mis mujeres...
Como este ramillete de flores de almendro que cortó con cariño nuestra Isabel en uno de sus paseos por el campo...

                      
Me dice que me las ofrece para alegrarme el corazón, un pequeñísimo detalle de todos los millones que yo os he dado. Después ella va como buena vergeliana y las sumerge en una rústica jarra de barro aportándole esa nota campestre tan maravillosa...
 También esta especial mujer me hizo llegar estas impresionantes fotos que capturó sin pensarlo y que me dejaron sin palabras...

 Mirad chicas que impresionante playa tomada por unos cielos azules, con sus nubes que parecen tocar el mar. Aguas cristalinas que mirándolas desde el ordenador invitan a pasear...
 Dice que lo que más le gusta a ella son los diferentes matices de azules, color que a ella le encanta. Me las brindó en su día para que me sirvieran de distracción y me evadiera por momentos de otros pensamientos. Lo consiguió porque estuve mirándolas durante rato pensando que Isabel no solo se rodea de campos especiales donde recolectar ramilletes, sino también de infinitos paisajes playeros que invitan a sosegados paseos al atardecer...
¿Nos asomamos un rato vergelianas?...
 ¿Os acordáis de la corona de enredadera natural que elaboré un buen día?...Pues Elena tiene esa hermosa planta creciendo en maceta...

 Me cuenta con pasión jardinera que le encanta por su tamaño pequeño, porque rellena toda su base, no es nada delicada y año tras año vuelve a florecer sin problemas...
 Con semejantes florecillas liláceas me deseó a mi y a los míos una maravillosa Semana Santa...
 Aiiiiiiiiiiiiiiiiiii cuanta inspiración puso esta mujer nuevamente en un especial arreglo floral para que yo me animara. ¿Como no iba yo con estas últimas fotos a animarme Isabel?...

 Son encantadoras, la sencillez personificada. Unas cuantas florecillas de bulbos de crocus en amarillo dentro de un pequeño baúl de madera. Dice Isabel que su fragancia es divina, suave y maravillosa. Le encantaría que hasta mi llegara su fragancia y llega, puede estar segura porque solo de mirarlas en la distancia me impregno de ellas. Creo que yo en su momento planté algunos de estos primaverales bulbos en el gran pino y del mismísimo color. Así que nuevamente vergelianas de esta ventana volvemos a coincidir sin apenas darnos cuenta...

Otro inmenso regalo que Isabel cortó de una de sus jardineras acordándose de mi...
Millones de gracias preciosa por tus correos en semejante momento, por tus palabras y por cada instantánea enviada desde tu corazón...
Y como instantánea final un enorrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrme ramo de rosas rojas. ¿Adivináis quien me lo envía a kilómetros de distancia?...Nuestra increíble Luz Elena Rascón desde el otro lado del gran charco. Fue en el mismísimo San Valentín que me lo hizo llegar porque según ella en tan día especial se me echaba de menos. Como me encantan las rosas Luz y si son rojas muchísimo mejor. En su día cuando abrí mi ordenador y la pantalla se inundó de semejante foto repleta de color la sonrisa se me dibujó para todo el día...Gracias por acordarte siempre, por estar ahí y ser parte importante de nuestra ventana diaria...


¿Sabéis que os digo chicas?...Que con seres tan increíbles como todas vosotras los malos momentos desaparecen. Ya pueden venir tiempos revueltos que si os tengo a mi lado la alegría y el gran apoyo están más que asegurados...Ahí van flores de mi vergel en especial para Luz e Isabel y por supuesto para el resto de las mujeres que asoman por aquí. Con ellas vuelvo a retomar la sección de las vergelianas en la que no solo tienen cabida casas vividas, sino también ramos de flores, arreglos recogidos en el campo, bulbos, paisajes de los cuales os rodeáis, plantas que os van creciendo, mascotas que os alegran el día y todo aquello que os apetezca compartir...
Desde "Un vergel en la ciudad"...
   
¡Feliz miércoles vergeliano!