19 de septiembre de 2016

Mil disculpas...

Buenos días chicas y cuanto tiempo sin pasarme por aquí. Os pido mil disculpas por mi gran ausencia, paso momentos muy difíciles por la enfermedad de mi padre, duros meses llevamos de hospital y de pruebas. Ahora toca estar a su lado, darle mucho amor y fuerza...Espero en algún momento poder reabrir nuestra ventana, volver a charlar con todas mis mujeres de tantas cosas que nos apasionan. De momento me es imposible, aunque alguna que otra vez cuando la inspiración me inunde prometo colgar alguna foto maravillosa y entrar aunque solo sea unos minutos para contaros lo que sea y de paso desconectar y dibujarme una enorme sonrisa. No sabéis lo mucho que os echo de menos...Infinitamente...
Hoy he querido escribiros, son muchos los correos recibidos a lo largo de estos meses. No he tenido fuerzas para contestaros de una a una, así que desde este vergel algo tristón os quiero agradecer vuestra preocupación y prometeros que volveré, que aunque ahora me falle la inspiración y las ganas, éstas se me irán haciendo grandes en mi corazón para que a la vuelta de todo esto os reciba con los brazos más abiertos que nunca...
Mis palabras de hoy van acompañadas de una enorme foto junto a mi Víctor, instantánea de un lugar maravilloso descubierto en nuestras vacaciones de verano ya tan lejanas y casi irreales. Creo que resume a lo grande todo aquello que amamos tantas vergelianas...Gran casa romántica de tejados inclinados...verdor a través de un enorme jardín repleto de flores...cielos azules increíblemente preciosos y uno de mis peludos inseparable a nuestro lado mientras sonreímos a la cámara disparada por nuestra Celia...
Asomando desde el Palacio de la Magdalena en Cantabria os digo adiós a todas. No me olvidéis por favor chicas, solo pensad que vuelvo a partir a unas lejanas vacaciones de las que pienso volver...
Millones de besazos para todas...

20 de junio de 2016

Mariposas de cristal...

Buenos días de lunes princesas. He de deciros que lamento no haber pasado por aquí desde hace ya varios días. Ando muy liada preparando las vacaciones veraniegas que ya mismo disfrutaremos y con mi Celia prácticamente ya en casa finalizado el curso, se me hace aún más difícil, asomarme por estos lados. Así que ya os adelanto que a partir de ahora escribiré menos de lo habitual, quizás pasen bastantes días sin poder hablar con vosotras, horas me faltan para poder realizar todo aquello que me encanta y ante agobiarme y disfrutar de este vergel, me decanto por entrar en él poquito, pero con enorme ilusión. Dicho esto quiero iniciar este lunes con delicadas mariposas de cristal revoloteando por entre mis cortinas...
Pero que requete bonitas son...
 Se unen ellas al corazón de cristal comprado ya hace tiempo en viveros "Passi". ¿Os acordáis preciosas?...
Él luce en el gran ventanal del salón girando sin parar ante la ligera brisa veraniega que hoy corre. De vez en cuando el sol lo refleja con sus rayos esparciendo destellos luminosos sobre las paredes...

 Mariposas y corazones están elaborados con el mismo material, cristales de prisma etéreos que me tienen enamorada...
 Esta nueva guirnalda adquirida este fin de semana es más corta. La forman mariposas grandes y pequeñas entrelazadas con bolas diminutas...
 Por ello he querido colgarla de una de las ventanas tras el gran sofá, transparentando por entre las floridas plantas que lo rodean todo...
 Por un lado la enorme hortensia de flores rosadas...
 Y por el otro las jardineras de pinos verdes y vincas llamativas...
Da la sensación que las mariposas revolotean alrededor del mini jardín intentando posarse allí donde la fragancia floral es más intensa...

 Sujeto la bolita final de la guirnalda, el viento me la mueve y quiero que bien de cerca apreciéis su perfecto cristal tallado...
 ¿No me negaréis que es un detalle totalmente vergeliano?. Este ángulo tomado con la cámara os muestra parte de mi salón visto a través de mis nuevas mariposas de cristal. Muebles blancos, plantas esparcidas y primeros toques de verde menta que ya me he decido a colocar...
 ¡Viva el veranito chicas que mañana mismo llamará a nuestras puertas!. Por mi parte lo voy a recibir con nuevo detalle decorativo repleto de mariposas colgantes...
 Repletas de mágicos destellos brillantes...
 Con nuevas especies floridas de temporada alegrando mis ventanas...
Pajarillos que asoman alegres por entre los pinos...
 Grandes corazones que parpadean bajo el sol...
 Y recuperados textiles azules que asoman tímidos por algunas de las fotos...

 Las doce del medio día señala el gran reloj de mi salón...
 Iniciamos nueva semana muy pero que muy especial. Llega el verano con toda su fuerza trayéndonos la primera de sus fiestas estivales. El jueves celebramos San Joan, para nosotros una de las más bellas celebraciones de todo el año...
 Habrá reunión familiar, deliciosa cena al exterior, cocas super exquisitas típicas de ese gran día, petardos, fuegos artificiales, bengalas y coronas florales decorando nuestras cabezas. Esto último no es muy tradicional por aquí, pero lo hemos adoptado de los países nórdicos para dar la bienvenida al solsticio de verano y bien guapas que estamos todas las mujeres de esta familia con ellas colocadas...
Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, se me juntan tantas cosas para contaros vergelianas. Lástima no poder encontrar ese hueco para sentarme tranquila, charlar con vosotras y mostraros montones de fotos inspiradoras...Mil perdones por ello. Eso si, intentaré colaros por aquí la maravillosa fiesta de San Joan con su espléndida tradición...
¡Feliz día de lunesssssssssssssssssssssssss!

15 de junio de 2016

La fiesta de la primavera de Adela...

Hoy preciosas, hoy se abren las puertas de nuestra tienda preferida, aquella creada por las manos de nuestra Adela con tanto amor y dedicación. Es un día especial porque en ella se celebra la fiesta de la Primavera, se reúnen un grupo maravilloso de mujeres amigas de Adela para pasar juntas toda una tarde con parte de su noche, disfrutando, riendo, comiendo y hasta votando a la ganadora de un concurso que premia al mejor plato y a su cocinera. Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii a vergelianas como nosotras nos encantan este tipo de reuniones festivas donde se nos permita conjuntar todo aquello que nos enamora, la decoración, las plantas,  la buenísima comida casera, las sorpresas, los detallitos y hasta llevarnos a nuestras mascotas, si chicas, en "Mademoiselle Antique" los peludos son  bienvenidos...
Entremos ya chicas que la fiesta empieza...
Un sol sonriente nos da la bienvenida desde la tienda, mariposas coloridas se nos abren nada más poner los pies en el patio soleado..
.
Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii chicas que muero de amor nada más encontrármelos delante de mi. Ellos, estas monerías son, Moon, Leona y Tibet, los peludos de Adela. Perfectamente vestidos para la ocasión con sus coronas de flores sobre la cabeza indicando que hoy toca fiesta de la Primavera...


 Pero que preciosidades, que caritas mirándonos como queriendo decirnos que ellos también quieren formar parte de la deliciosa celebración. Pues así será, faltaría más...
 Bueno, bueno, por aquí asoma otro especial invitado todo tímido él. Frapuchino, mascota de una de las invitadas se queda parado ante el sol amarillo, no sabe si entrar o volverse para casa. Creo que finalmente entrará porque el rico aroma de platos cocinados con esmero le llega desde la mismísima terraza exterior...
 Y por aquí asoman ellas, el alma de la fiesta, guapísimas, sonrientes, coquetas y colocadas en fila para dar comienzo a la tan esperada ceremonia...
Y todas mis mujeres de por aquí se preguntarán quién de ellas es nuestra Adela, ¿a qué si?...Pues aquí la tenéis en primer plano. Sonrisa de oreja a oreja, con blusón blanco ibicenco que sé que le encantan, nerviosa, organizándolo todo para que la tarde transcurra de la mejor de las maneras...
 Ya salimos al exterior y más mujeres sonrientes. Que maravilla verlas felices, unidas, delante de sus platos elaborados con paciencia e ilusión, sabiendo que los han planificado hace tiempo y deseando que los saboreen con sumo gusto todas las que por allí asomen. Estáis guapíiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiisimas chicas, pero a mi se me van los ojos y el olfato a esos pasteles, a esas tartas, a esas pizzas, a esos canapés y a esos muffins que están pidiendo a gritos que se prueben de inmediato...
 Fijaros en la textura de todos ellos, en los colores, resalta a la vista el amor en su cocción, todo tan bien colocadito y presentado...
 Pero entre tanto manjar, resalta una gran mesa perfectamente vestida y decorada. Adela ha esparcido mantel turquesa, servilletas en rosa, lisas y estampadas, bolsitas granates con el nombre de los platos y un gran velón precioso que ya ha sido prendido...
Como me gusta la ubicación de la especial cena al aire libre. En uno de los rincones del patio, rodeado de ese pequeño poyete en el que lucen velas, plantas colgantes, guirnaldas de corazones y bolas luminosas. Después delante de todo asomando con encanto, la fuente de los deseos con sus dos personajes, los nenúfares flotando y esas monedas que simbolizan los pensamientos lanzados...
 Deliciosas las paredes que se cuelan a través del verde, son multicolores, rosas, lilas, azules y granates, pinceladas de vitalidad...
 También hay dibujadas grandes flores y montones de pétalos esparcidos por el suelo. Que se note que se celebra la preciosa primavera, para ello colorido, verdor y descansando sobre el suelo una cesta repleta de globos. ¿Sabéis para que están ahí chicas?. Para echarlos a volar, en cada globo un deseo de cada una de las mujeres, eso si, no será hasta la noche cuando los lancen al cielo...
 Y la fiesta continúa entre risas y carcajadas. Se me van los ojos a las flores desbordantes de las macetas...
 A las frases escritas a mano alzada en las mismísimas paredes. Palabras repletas de simbolismo se abren ante cortinas dibujadas..."Lo siento"..."Perdóname"..."Gracias"..."Te amo"...
 Y esa tarta de frutas...Ummmmmmmmmmmmmm me muero por quitarle un pedacito que saborear en mi boca. ¿La probamos chicas?...
 Y entre sillas de colores donde sentarnos, comida indescriptible, el sonido de la fuente, la charla interminable y montones de detalles a cual más preciado, se nos viene la noche. No nos hemos ni enterado, han ido pasando las horas desde que empezamos a las ocho y ya casi está anocheciendo...
 Pero seguimos comiendo, pensando a quien votaremos como ganadora del plato más exquisito, difícil lo tenemos...
Encendemos más velas y guirnaldas luminosas, brindamos por tan maravillosa fiesta primaveral...
Y lanzamos los globos al cielo con los deseos de todas. Ahí va el mío, es ese rosado, mi deseo no es otro que poder juntarnos todas estas vergelianas en la próxima celebración. Conocer a nuestra Adela y a todas su mujeres para pasarlo de vicio. Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, que no tenía que haberlo desvelado, dicen que si contamos los deseos éstos no llegan a cumplirse. Pero yo estoy segura, que si son pensados desde el corazón, se cumplen de todas, todas...
Esto llega a su fin chicas... Ante tantísismas bellas instantáneas me quedo con unas cuantas que describen lo vivido.
Esa enorme mesa vestida para la ocasión y repleta de delicias...
Con los peludos sonrientes, los globos de colores repletos de deseos, las mujeres felices, Adela con amplia sonrisa lanzando los globos al infinito...
Con los rosas y lilas dispuestos en la mesa, el verde de las plantas, la guirnalda repleta de corazones...
Con las tartas, las pizzas, las magdalenas, los vasos listos para brindar, la noche que cubre el cielo...
Pero sobre todo me quedo con nuestra chica, esa Adela maravillosa anfitriona especial, dispuesta a entregar el premio a la ganadora de una fiesta que nos ha inundado de placeres...
¡Que viva la fiesta de la primavera! y todas las que vendrán porque ni siquiera ésta esta ha finalizado y ya planean la siguiente. Estas mujeres no paran, será allá para el verano que celebrarán otra nueva con temática hawayana. ¿Os  imagináis a todas nosotras vestidas con faldas coloridas y coronas de flores sobre nuestras cabezas?, yo no pienso perdérmela por nada del mundo. ¿Nos apuntamos vergelianas?...
Ummmmmmmmmmmmm, como adoro estas fiestas donde poder juntarnos. Me cuenta Adela que es todo un lujazo contar con gente tan maravillosa a su alrededor, pero yo creo que el mayor de todos los regalos los reciben ellas teniendo, ese trocito de patio encantador, ese especial escenario vestido de total gala y esa fragante anfitriona dispuesta a hacerlas felices hasta el mismo infinito. Envidia sana me dan...
Soñando me quedo...
¡Feliz miércoles vergeliano desde "La Mademoiselle Antique"...

14 de junio de 2016

Ventanas abiertas

 Hoy la cosa va de ventanas...lo que me gustan a mi ellas, sobre todo al llegar la primavera, cuando las abrimos de par en par para dejar entrever los paisajes que se nos ponen por delante. En primerísima instantánea la mía, porque sé que todas nosotras tenemos nuestra preferida ventana en casa la cual hemos decorado con mimo, le hemos colocado bellas plantas, adornos escogidos y por donde más veces nos asomamos para deleitarnos por momentos...
Vamos a abrir hoy todas nuestras ventanas de par en par...
Ventanas de afrancesados cuarterones en blanco por las que asomen románticos ramos etéreos...

Pongamos cojines mullidos delante de ellas...
 Suerte tendrán las que gocen de vistas a través de ellas directas al inmenso mar azul...
 O a calmados lagos inimaginables...
Dejemos que nuestras mascotas se asomen a ellas, les encanta colocarse bien delante para perder sus ojitos hacia el horizonte...
Y si están fuera nos reclaman para entrar pidiendo a gritos siestear sobre los mismos alfeizares...
Que tendrán las ventanas que nos provocan para colocarles vistosas cortinas de cuadros campestre a juego con margaritas sumergidas en agua...
O alegres estampados florales recordándonos la plena primavera...

Pero yo me quedo, sin dudarlo, con esas telas vaporosas totalmente transparentes, aquellas que permiten vislumbrar los paisajes sin necesidad de correrlas...

Ventanas hay muchas. Las hay sencillas, las conservadas por muchos años...

Blancas e impolutas dejando pasar toda la luz posible...

Aquellas que nos enamoran en los días de lluvia...

Las que se inundan de rosales trepadores dispuestos a expandir su dulce perfume...

Y que me decís de las ventanas especiales que se tiñen de anochecer mágico bajo la luz de las estrellas...

A las ventanas hay que vestirlas chicas, colocarles una flor como único adorno...

Improvisados ramilletes recolectados en paseos...

Hacer de ellas auténticos expositores repletos de tesoros que puedan embellecerlas...

Hay ventanas en las mismas cocinas albergando cazos y cachivaches...

Ventanas de piedra enmarcadas que las hacen especiales...

Estrechas ventanas enmarcadas por arcos...

Ventanas por las que se pasean hojas verdes de parra...

O hiedra verde tapizante...

Ventanas de montaña...

De mar...

Ventanas que se cierran...

O que se abren de par en par...
En mi vergel en la ciudad cuento con una ventana especial, no se abre a un inmenso paisaje, sino a una terraza escogida...
Es ella una ventana de fachada, sencilla, sin cuarterones hermosos, sin un color especial...

Pero me asomo día tras día al llegar el buen tiempo, me pierdo con la mirada hacia mi pequeño vergel...
Flores colgantes, bulbos hermosos, celosías repletas de verde, faroles alzándose y pequeñas orquídeas atrevidas...
Ese es mi paisaje a través de mi ventana, aunque con suerte en pleno invierno admiro en la lejanía las montañas nevadas con sus picos bien blancos. No necesito más...me basta con mi ventana, sentarme delante de ella con mi primer café de la mañana o despedir el día al anochecer admirando las estrellas...
Ventanas...quien no se rinde a ellas asomen aquello que asomen. Y sino no nos gusta su paisaje ya lo matizaremos nosotras con esos toques vergelianos a los que nos confesamos adictas...
¿Tenéis ventanas especiales chicas?...Pues enviadme vuestras fotos, seguro que la mayoría se asoman a rincones encantadores...
Mañana nueva cita vergeliana, nos vamos bien guapas a la fiesta de la Primavera organizada por nuestra Adela en su encantadora tienda. Habrá ricas viandas, mascotas muy simpáticas y mujeres de amplias sonrisas dispuestas a contagiarnos. ¿Os lo vais a perder?...