27 de mayo de 2015

Agapantos floreciendo...

Aiiiiiiiiiiiiiiiiiii chicas, como me alegra el haber comprado un ramillete de agapantos el jueves pasado. Cerraditos estaban porque siempre que compro ramos de flores naturales miro que sus flores estén lo más cerradas posibles, así veo la evolución al abrirse y me duran muchísimo más...
De los cuatro bulbos que traje a casa, dos están sumergidos en una botella de cristal, otro en la cocina y el último de ellos, dentro de un perfumero en el cuarto de baño...
Esta semana han empezado a abrirse muy lentamente, como a mi me gusta, para saborear paso a paso su bella floración...
Les cambio el agua a diario para así mimarlos todavía más. Directa de la regadera que tengo en la pequeña terraza, agua que mantengo durante días para hacer desaparecer la temible cal que pueda dañarlos...


Que finos quedan en la balda de la chimenea, largos y con sus tallos verdes...

Me hacía enorme ilusión que sus pétalos fueran azules para así integrarlos con los colores de mis complementos del salón, pero veo que serán blancos como me demuestran los primeros en salir...
Igualmente bellos, por supuesto, y más aún cuando todos florezcan en una impresionante bola florida...
Pero la blanca chimenea se rodea de más flores. Las rosas cortadas el fin de semana se han secado y las sustituyo por otras flores llenas de color...
 Una flor blanca y otra en adorable salmón, rodeadas de multitud de capullos a puntito de abrir...
 Recién cortadas esta misma mañana...
Adelfas maravillosas que crecen en parques de nuestras ciudades...
 Y que hoy he querido sumergir en agua formando un delicado ramillete...
 Notas de color para el rincón de mi chimea que siempre se rodea de flores de temporada...
 Después me doy cuenta que nuevamente sin pensarlo aúno colores. La gran flor de amarilis artificial posee el mismo tono salmón que una de las flores de adelfas...

 Reorganizo todo el conjunto hasta darle el toque deseado...
Un toque floral que ya sabéis que nunca puede faltar en ninguno de mis espacios, tanto interiores como exteriores...

Prueba de ello es el agapanto colocado en la cocina...
 Y el último de ellos, adornando en mi cuarto de baño. Éste sustituye a un adorno robado de aquí para trasladarlo hasta el salón y que mañana os enseñaré...

Vuelvo al salón para observar el maravilloso miércoles de hoy...
 Levanto las cortinas para dejar entrar algo de solecito matinal...
 Y aprovecho para admirar mi pequeño vergel de la planta abajo...
Pero mi Yaiza me reclama...

Le encanta que me siente junto a ella para acariciarla durante rato y se queda extasiada, medio adormilada y relajada. ¿Y quién no?... 

Miércoles soleado y primaveral...Esta ventana nuestra se vuelve a inundar de hermosa flores, pero no de cualquiera, sino de preciosos bulbos de agapanto en plena floración y sencillas flores de adelfa. Mañana os esperan complementos muy azules para acompañar a mis textiles y demás adornos del salón. Por hoy creo que ya os he contado muchíiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiisimas cosas. A veces creo que hablo hasta por los codos...
Pues eso preciosas, ahí va un enorme beso para toooooooooooodassssssssssssssssss. Con él os digo...

¡Hasta mañana jueves vergelianas!. Por cierto hoy luzco vestido reversible de la firma "Diesel"en color negro. Si preciosas reversible, con un pañuelo marrón y dorado a juego con los complementos. Nuevamente os demuestro que el negro se convierte en uno de mis principales aliados en moda...

26 de mayo de 2015

Entre cremas de belleza...

Hoy vergelianas nos instalamos en el cuarto de baño. Desde allí os voy a mostrar una entrada esperada por Brisita en la que me rodeo de cremas varias con las que me cuido a diario. Son mis pequeños secretos de belleza que voy a compartir con todas mis mujeres especiales. ¿Me acompañáis?...
Y aquí estoy preciosas. Tengo que deciros que me cuido desde bien joven, empecé a impregnarme de cremas, tónicos y mascarillas con la temprana edad de trece años y he seguido haciéndolo hasta mis cuarenta y tantos. Me encantan, por la mañana al levantarme y por la noche antes de irme a dormir. Forman parte de mi día a día y creo que ya no podría vivir sin ellas...

Hace muchísimos años era fiel compradora de las grandes marcas de cosmética, esas que no bajan de los setenta euros. Pero con el tiempo fui bajando el listón hasta hacerme fiel seguidora de la marca "Olay". Os confieso que tienen una calidad extraordinaria y mucho más asequible para los tiempos que corren... 
Aquí podéis ver la crema limpiadora que uso todas las noches para desmaquillarme, primer paso importante para mantener nuestro rostro limpio de las impurezas del día a día. Junto a ella la crema de noche y la de día de la misma firma que nunca olvido de aplicarme mañana y noche...




Después entre todos los frascos asoma el tónico, imprescindible aplicarlo después de la leche limpiadora. Él se encarga de retirar las impurezas y refrescarnos rostro y cuello...

"Anne Moller" es la marca escogida, me gusta muchísimo la calidad precio que ofrece, ni que deciros que me deja la piel fresca y suave...
Ahora viene un especial secreto de belleza que se que os encantan. ¿Veis ese spray alargado que asoma entre tanto bote?...

Agua termal con extracto de avena...Una maravilla como complemento a nuestro cuidado diario. Yo me la aplico por la noche una vez me he desmaquillado y por la mañana. Su especial agua fresquita deja el rostro aterciopelado, suave y con aspecto vigoroso...
 Es más chicas, si os la rociáis justo después del maquillaje lo fijará por horas, dando un aspecto de recién pintadas...Éste está comprado en supermercados "Mercadona", pero también podéis adquirirlo en farmacias de la conocida marca "Vichy". Os lo recomiendo de todas, todas...De esta gran superficie comercial también he comprado recientemente el contorno de ojos con caviar, efectivo cien por cien para todas aquellas como yo que tenemos tendencia a levantarnos con pequeñas bolsas bajo los ojos, milagroso parece porque las atenúa y descongestiona muchísimo...

A parte de rodearme de cremas, os muestro mi cajita de pinturas. En ella se esconden pintalabios, maquillaje, sombras de ojos, colorete y máscara de pestañas. Adoro maquillarme, casi siempre antes de salir de casa llevo mi base de maquillaje, un toque de colorete lo más natural posible y los labios pintados. Presumida que soy como todas las mujeres de mi familia...


Eso si, después al llegar a casita, a limpiarme perfectamente el rostro, aplicando cremas y spray de avena
Por cierto, la caja de latón que suele acompañarme dentro de mi bolso de mano, está comprada en Ikea. Ideal es por su tamaño y porque se limpia con facilidad siempre que se mancha...

 No me negaréis que es mucho más que coqueta y práctica...
Pero princesas, no hay embellecimiento femenino sin ese toque de perfume para acabar de estar estupendas. Yo me decanto por fragancias muy naturales, aromas sencillos que hacen que al pasar por delante de alguien nos pregunte qué perfume llevamos...
Pues aquí tenéis mi colonia con aroma de coco de la firma "Ives Rocher" que me la suelo combinar con la de vainilla. No sé que tienen,  pero siempre que me impregno con ellas hay alguien que me para para preguntarme...¿Eres tú la que huele tan bien a vainilla o a coco?...
Aunque también me he hecho adicta a los perfumes imitación. Esos que imitan a las grandes marcas envasados en frascos muy sencillos. El último que adorna en mi lavabo es "Chanel nº 5"contundente y fuerte que reservo tan solo para mis salidas nocturnas...

En fin chicas...Que hoy os hago entrar en mi cuarto de baño...
Ese espacio que ya sabéis que me encanta mimar como el resto de todo mi hogar...
Donde además de tener cabida objetos decorativos, velas, toallas delicadas, cuadros y bonitos portafotos de plata, también lucen perfumes con delicados aromas, cremas milagrosas y pequeños trucos de belleza...

Para asomaros mis cremas, mis leche limpiadora, mi tónico, mi contorno de ojos, mis perfumes y mis pinturas de guerra...
Otra parte de mi especial mundo que muchas de vosotras me habíais pedido compartir. Y yo que me rindo a todas vuestras peticiones os doy el gusto de descubrir hoy, otra especial faceta de mi misma tan amada como son las  plantas, la decoración, la lectura y la vida misma...
No debemos olvidar de mimarnos cada día un poquito, dedicarnos esos minutos especiales que nos hacen sentirnos más guapas por dentro y por fuera. Después cuando nos miremos al espejo y nos veamos ideales la sonrisa dibujada en nuestro rostro será el reflejo de lo bien que nos sentimos...
Hoy martes desde mi cuarto de baño...
Ese cuarto de baño que en su día me transformó por completo Víctor poquito a poco y que estaría bien haceros de él un "antes y un después"porque merece la pena. Otro día, os lo prometoooooooooooo...
Felicísima tarde para todas mis chicas...