nieve

17 de enero de 2018

Rincones vergelianos de Adela...

Buenos días de miércoles chicas, ¿a qué lo estabais deseando?. Siiiiiiiiiiiiiii, retomar las casa vergelianas que tanto nos gustan y nos inspiran. Pues ya veréis la de hoy, la primera de este año, vergeliana total y repleta de detalles. Para disfrutarla juntas, recorrerla despacito y empaparnos con gusto...
Pues venga, vamos allá, que Adela nos espera para abrirnos sus puertas...
Y vaya puerta chicas, de las que marcan estilo, de noble madera en arco, con esa obertura de cristal dejando entrar toda la luz y haciendo que nos colemos con enormes ganas de recorrerla enterita...
No sé a vosotras, pero a mi me encanta la mezcla de estilos nada más poner los pies en este especial hogar. Ese suelo rústico de baldosas de barro, esas puertas de madera cálida, esa baranda a juego, y esa enorme caja de frutas con bromelia amarilla...
Después me inunda la luz que recorre la entrada en contraste total con el resto. Que blanco tan puro pintado en las paredes, que maravilla de cuadro repleto de flores, maceteros y regaderas...
Da la sensación que están ahí, reales, como un mini jardín interior repleto de colorido...
Mirad que detalles tan sumamente encantadores a esparcido nuestra Adela...
Ramilletes naturales dentro de un paraguero...

Plantitas esparcidas...

Y un rebosante rincón listo para recibir. No hay nada mejor que dar la bienvenida a los nuestros con esos especiales detalles que hagan de nuestras casas las mejores de todas. Adela ha conseguido una entrada perfecta. Ha sabido colocar esa percha antigua donde dejar abrigos y bufandas, se ha molestado en desplegar faroles por el suelo que encender al anochecer...
A apoyado con suma delicadeza un gran cuadro inspirador en el que asomarse...
Y a desplegado esa magia vergeliana que tanto nos gusta. Mirad esa guirnalda de corazones, esas fotos familiares en variados marcos y esa lámpara moderna resaltando sobre todo...
Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiii chicas, ¿y qué me decís de semejante alfombra mullida?. Su color perfecto con el entorno, integrando a la perfección con el blanco de las paredes y con el cálido suelo...
Pero dejemos los abrigos en la percha, y los bolsos sobre la banqueta...
No hay nada más delicado que un asiento romántico en plena entrada. Después si se le colocan unos cojines de puntillas, el resultado es espectacular...
Mientras seguimos de paseo por semejante hogar quiero contaros que Adela vive en un pueblo de 4000 habitantes, rodeada de viñas, almendros, y por el que pasa el río Cabriel. Me cuenta que hay paisajes preciosos de montes y de ríos. Que su maravillosa casa está ubicada a orillas del pueblo, que se la ha ido construyendo poquito a poco y que siempre está en continúa renovación. Ella tiene la suerte de contar con un amplio patio de 80 metros, pero que todavía no lo ha arreglado, eso sí espera darle ese aire vergeliano que tanto abunda por aquí. Que antes adoraba el estilo rústico, de ahí ese suelo de baldosas de barro que ahora pisamos todas, esas puertas de madera y esos armarios empotrados, señas de identidad todavía visibles en su hogar. Sin embargo con el paso del tiempo, ha ido adquiriendo gustos mucho mas románticos, matices campestres, y elementos nórdicos repletos de  vintage. A empezado a esparcir mucho blanco, montones de blanco, reflejando así esa luminosidad brillante que tanto le gusta...
Y para dar fe de todo ello, abramos esta puerta, ella nos conducirá a una de las estancias renovadas por semejante vergeliana...
Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii chicas, como me gusta este dormitorio principal. Empezando por el rosa palo de las paredes. No podrías haber escogido otra tonalidad Adela porque queda perfecto con los detalles en blanco que lo envuelven...
Ni te imaginas lo que me ha enamorado ese espejo con su llave antigua colocada, es más, creo que te copiaré la idea para llevármela al mío...
Cuantas buenas ideas vergelianas desplegadas en tan espacio íntimo...
La maleta vintage, los corazones colgando...
Las fotos enganchadas en el espejo...
Los blancos visillos de caída...
La silla estilo thonet en blanco decapado con romántico cojín...
Las mesillas ondeantes...
Y ese pedazo de armario de puertas correderas que estoy segura que ya mismo pintarás de luminoso blanco...
Vamos a asomarnos todas a ese collage repleto de fotos familiares. Y es que nuestra Adela adora a  sus amigos y a su familia. Le encanta pasar tiempo con ellos, con sus dos hijos y su espléndido marido. Hace teatro, senderismo, es apasionada de la moda,  de la decoración, el maquillaje y el cuidado de la piel. Una super mujer, como todas nosotras...
Con enorme personalidad que queda reflejada en la decoración de su espacio más íntimo...
A las fotos familiares se les unen pequeños cuadros variados, maniquíes repletos de collares y acristalados portavelas...
Me confiesa Adela que la jardinería es su asignatura pendiente, que le cuesta que le duren, pero yo alargando la vista veo un pequeño arreglo de crasas en flor adornando la mesilla. Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii preciosa, quizás cuando ellas echen raíces puedas trasplantarlas a tu amplio patio. Podría convertirse en el primer macetón vergeliano que dé paso a muchísimas más...
Me quedo con la preciosa cama chicas. Nada más romántico que un cabezal como el de Adela. De hierro forjado en blanco, con pomos en dorado y decorado con una nueva guirnalda luminosa repleta de flores...
Ni me imagino lo especial que debe quedar este rincón iluminado al anochecer...
Y pasamos de una estancia íntima, a otra todavía más especial para nuestra Adela. Por aquí asoma el despacho...
Ohhhhhhhhhhhhhhhhhhhh, que lugar tan ideal para alguien que como ella lo convierte casi a diario en su rincón de trabajo, costura y lectura. Tres pasiones maravillosas...
Me la imagino sentada en esta mesita, absorta en sus aficiones, con un buen libro en una mano, y un delicioso té en la otra. Luz tiene la que quiera y es por ello que no me extraña que se teletransporte desde aquí hasta desconectar por completo del ajetreo diario...
Nuevamente rosa palo para inundar las paredes de calidez, y blanco radiante para la mayoría de muebles y complementos...
Que tal si os digo que Adela es medio pintora, vamos que esta mujer no tiene fin. La mayoría de cuadros expuestos en esta estancia han sido pintados de su mano. Viveza es lo que transmiten, yo creo que marcado estilo Naf Naf con esos vivos colores que reflejan a una mujer repleta de vida...
Fijaros en esta pieza, única y evocadora. Me pregunto de quien habrá heredado semejante máquina de coser nuestra Adela...
A mi por lo menos me ha llevado hasta mi abuela, el recuerdo de verla coser concentrada muchísimas noches. Y con una pieza así, nada mejor que exponer a parte de la máquina ALFA, plantitas, piñas, nuevas fotos colgando, y un invernadero totalmente coqueto...
Nadie duda de que éste es un lugar espacioso y repleto de luz. Según Adela en proceso total de redecorar. Y yo le digo que con una estancia así las ideas brotan imparables...
Con unos techos alzándose a lo más alto y totalmente abuhardillados, una vergeliana como tú, conseguirá, sin dudarlo, la mejor de todas las estancias...
Vamos a sentarnos juntas en el blanco sofá. Creo que nuestra Adela ha ido hasta su cocina en busca de un buen vino que compartir. Porque a ella le encanta el mundo vinícola, se ha formado y trabajado durante muchos años en él, llegando a descubrir que nació para ello. No se pierde catas de vinos con las que ir descubriendo nuevos y especiales aromas...
Que bien sienta chicas visitar una casa vergeliana. Además de admirar rincones, estancias y detalles, descubrimos a la mujer que habita tras todo ello... 
Sus aficiones, su particular familia y su amor por todo ello...
Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii Adela, mirando esta larga escalera con semejantes cristales pintados me pregunto hacia donde conducen. Me ha gustado tantísimo tu hogar que me quedo con las enormes ganas de descubrirlo todo. Si, ya sé que estás emergida en tu salón, ideando como hacerlo lo más bonito posible. Pero no tardes en terminarlo porque yo, como todas las demás vergelianas, nos morimos de ganas de poner los pies en él. Bueno, en tu salón, en tu cocina, en tus cuartos de baño, y en ese enorme patio con el que ya empiezo a soñar sin remedio...
Tras un hogar vergeliano se esconde siempre sin dudarlo un mujer increíble. Y Adela asomando por aquí nos saluda con la más amplia de sus sonrisas. Ella es apasionada, inspiradora, sobrante de vida, con energías infinitas y repleta de montones de facetas. Que suerte tienen los suyos, aquellos que como su pequeñín, cuentan con una mujer inmensamente vergeliana...
Bueno chicas, primera hermosa casa de este año. La semana que viene alguien de por aquí nos ha invitado a pasar el día en su hogar. Isabel Ripoll va a abrirnos sus puertas, que maravilla...¿vamos a poder esperar?...
¡Feliz miércoles inspirador para todassssssssssssssssssssss! 

16 de enero de 2018

Estrella de Nutella

Hoy chicas, vengo dispuesta a endulzaros el día. Siiiiiiiiiiiiiii, ya sé que la mayoría andamos a dieta después de las largas navidades con sus excesos, pero no podía pasar por alto el postre estrella de estas fiestas en mi casa. Y nunca mejor dicho, estrella...porque de eso se trata, de una irresistible estrella de hojaldre con Nutella. Me habían sobrado dos hojas de masa, y antes que se caducaran volví a elaborar el postre predilecto de los míos...
Es super sencillo chicas. Solo hay que extender con cuidado la primera hoja redonda sobre papel de horno,  extendiéndola bien con el rodillo de madera...
Cogemos el bote de Nutella...
Yo lo coloco al baño maría para que el chocolate esté algo más disuelto...
Ello me permitirá extenderlo sin problemas cobre la base de hojaldre...
Voy untando de nutella toda la superficie, lo mejor es hacerlo con la espátula...
Que quede bien repleta chicas...
Después le coloco la segunda hoja como si se tratara de un perfecto bocadillo...
Para disponerle enseguida a darle la forma de estrella tan bonita. Para ello cogemos un vaso y con el fondo marcamos una redonda justo en el centro...
Tal cual...
Hacemos cuatro rayas, como si fueran porciones de pizza...
Y vamos dividiendo, marcando muchas más rayas. Difícil que queden todas de la misma medida, eso sería lo ideal, pero cuesta chicas...
Ahora viene la parte entretenida que consiste en coger con sumo cuidado cada una de las tiras y girarlas como si fueran trenzas...
Y en el centro para que quede más vistoso, le hago unos cortes en forma de pétalos...
Bato un huevo...
Y con él, y la ayuda de mi pincel repostero, la pinto enterita...
Que quede bien impregnada, ello hará  que se dore a la perfección...
Precaliento el horno a 180º...
Después solo tendré que meter mi estrella dentro durante quince minutos con calor arriba y abajo...
Hay que ver como se nos ponen las cocinas con tanto trajineo, sobre todo los domingos en esta casa en la que nos gusta dedicarnos a la buena comida y a los deseables postres caseros...
Yo horneando estrella de nutella, y mi Víctor enfrascado en la paella marinera...
Aunque como podéis ver siempre acude algún ayudante extra...
A nuestro Troll solo le falta el delantal y el gorrito de ayudante de cocina...
Ohhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh vergelianas, la cocción ha finalizado...
Que maravilla de postre rápido y fácil...
El hojaldre ha subido perfecto, la superficie doradita en su justa medida...
Las patitas de la estrella rebosantes de nutella...
Y un aroma incomparable a recién horneado en toda mi cocina...
La desmoldo con cuidado y la coloco sobre una redonda bandeja...
¿Qué os parece chicas?...
Ni os imagináis lo deliciosa que está, sobre todo para las amantes del chocolate que sé que hay muchas por aquí. Esa mezcla de masa con su relleno es indescriptibleeeeeeeeee...
Deciros que la paella de marisco quedó de auténtico vicio, lástima que no tengo fotos para mostraros, pero doy fe de lo buen cocinero que es nuestro Víctor, y de que no quedó ni un solo gramo de arroz...
Después nos llevamos la estrella hasta el salón como postre dominguero...
Empezamos a arrancarle una patita...
Después otra...
Y otra más...
Una te va llamando otra hasta que no queda más que el centro por el que todos acabamos peleándonos...
Con un cafecito con leche a media tarde está para rechupetearse los dedos, palabra de vergeliana...
Quiero deciros que no solo he hecho este postre en forma de estrella, también lo elaboré para el día de Navidad en forma de árbol...
Mucho más complicado darle la forma, con su estrella en lo más alto, pero para ser el primero no me salió del todo nada mal...
Con una forma o con otra, el éxito está asegurado, Ahora ya sé que todas las fiestas navideñas futuras me va tocar elaborar semejante postre. De estrella, de árbol navideño...ya veremos que figura toca hornear para las próximas...
¿Os animáis preciosas?. No hace falta celebrar nada especial, y si tenéis invitados a la vista, sobre todo peques, les encantará de todas, todas...
Y mañana chicas, mañana retomamos la sección de "Las casas vergelianas". Tengo preparada la de una mujer muy especial, nuestra Adela Caballero, así que os quiero a todas por aquí. Coged sitio, preparaos ese café o ese roibo, y abrid bien los ojos porque tiene un gusto maravilloso. Además quiero dar la bienvenida a nueva seguidora. Ayer entró a comentar Cuca, mujer vergeliana, amante de la buena cocina y de muchas cosas más. Sé que entre todas se va a sentir de maravilla compartiendo juntas montones de cosas. ¡Este es tu sitio preciosa!...
Endulzando el martes de hoy...
¡Feliz día para todas!