nieve

30 de octubre de 2015

Inspiración de viernes...


Grrrrrrrrrrrrrrrr chicas, estoy cabreadísimaaaaaaa...Para empezar los virus malvados parecen no querer salir de casa, se ve que se encuentran genial por aquí. Si Celia y yo ya estamos perfectas, ahora es Víctor quien sufre sus consecuencias, vamos que nos han visitado a todos los componentes de este vergel, así que a cuidarlo y mimarlo para que prontito esté dando guerra. Después se me estropea el ordenador, mi ordenador, se ha negado a funcionar de todas, todas y ahora os estoy escribiendo desde uno antiguísimo recopilado de uno de los armarios. Claro con los años que cuenta a sus espaldas no tiene para descargar fotos, por lo tanto preciosas mías, solo puedo asomaros imágenes de la weeb. Con la de cositas preciosas que os tenía preparadas...paciencia me digo a mi misma, a esperar haber si puede arreglarse y mientras tanto, pues que ya improvisaré inspiración por aquí para que sigamos disfrutando juntas...Y como el blanco calma, pues mucho blanco hoy para calmar mi enorme enfado, inspiración casi eterea, para que no se diga que el otoño solo nos trae colores anaranjados...

Nos confesamos adictas a este color que nos encanta extenderlo a todas las estancias, ya sean nuestros dormitorios, pequeños rincones en el salón...

A maceteros que los hacen mucho más que románticos...

Disfrutamos vistiendo nuestras mesas con caminos de mesa blancos, velas del mismo color...

Puertas, cómodas...

Arreglos florales originales...

Incluso a aveces metidas en las cocinas horneamos ricos postres blancos como la nieve...

Como nos gusta este color que combinamos con objetos de cristal...

En los que sumergimos delicadas flores muchas veces rosadas...

Porque el blanco tasa con el verde...

Con la cálida madera y el latón...

Porque si lo sentimos en ocasiones algo apagado encendemos unas velas y se convierte en el mejor de todos los rincones...

Que tendrá este color que decora espacios románticos, campestres y hasta modernos...
Que lo mismo nos inspira al llegar la Navidad con dulces coronas a colgar...


O redondas calabazas pintadas en estas fechas para vivir Halloween...

Adoramos el blanco, ¿a qué si vergelianas?...blanco, blanco, blanco...¿quien no lo tiene esparcido aunque solo sea en un pequeño detalle?...

En una sencilla guirnalda de hojas de periódico, en una diminuta vela de the, en un marco de un espejo o en el sobre de la mesa...

En estos días más cortos que parecen empequeñecerse hasta los paisajes se vuelven blancos. Necesitamos este color que nos aporta claridad, fuerza,  dosis de energía y nos calma por completo el alma. Por lo menos en mi ha producido su efecto. Después de escribiros a todas entre tanto blanco, ese inmenso cabreo se ha casi disipado. Los virus y el ordenador estropeado se han quedado tan lejos que ahora solo pienso en la belleza de un color que hace ya tiempo se ganó mi corazón...

Preciosassssssssssssssssssssssss, se nos abre un fin de semana lleno de fiesta y tradiciones. Mañana celebramos Haloween, con calabazas encendidas, disfraces monstruosos, panallets deliciosos como postre, vino dulce de acompañamiento y reuniones familiares. El domingo, día de todos los Santos, a recordar a todos aquellos que ya no están junto a nosotros. Ya sabéis que yo enciendo mi particular vela tal como mi madre me enseñó desde bien pequeñita...¿Y vosotras como vais a vivirlo?...Ya me contaréis...
Desde mi vergel algo estropeado, buenas noches a todas...

28 de octubre de 2015

"La casa de la vergeliana" Joana Ruiz...

Buenos días chicas, hoy toca nueva casa vergeliana. La primera que os mostré de todas fue un elegante piso barcelonés en el que vive Marta, después vinieron de muy lejos los detalles maravillosos de Luz Elena, la semana pasada os deleité con una perfecta combinación de estilos obra de Elena y hoy, hoy, os vais a maravillar con una casa campestre ubicada en un pueblecito de Tarragona. Tomaros vuestro tiempo, abrir bien los ojos, saborear todas las imágenes y perderos por un entorno creado para vivir en completa armonía. "La casa vergeliana de Joana Ruiz" nos abre sus puertas, vamos a visitarla todas juntas, ella está encantada de tenernos a todas...
Nos colamos a través del jardín. Fijaros que maravilla de vergel, como a mi me gustan, repleto de verde, hiedra trepando, glicina perfumando, plantas colgantes, faroles, casitas que se mecen en los árboles y un pequeño velador vestido para recibirnos a todas. ¿No os quedaríais eternamente en tan bello lugar?...
Pero seguimos paseando hasta llegar al porche que Joana ha sabido decorar hasta el mínimo detalle. Complementos y textiles en vivo lila hacen destacar la cálida madera que lo envuelve todo. Escoged hamaca chicas, yo me quedo con una de ellas, tumbada entre cojines no me importaría dormitar con el solecito de cara. Imagino a Joana encendiendo todos los portavelas y faroles al llegar el atardecer, debe de ser una sensación única y maravillosa...
Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, que banco bajo el ventanal. Joana eres única para crear espacios donde sentirse como auténticas reinas. Preciosos esos cojines entre cuadros vichy, florecillas y azules...
Pero entremos dentro porque sus interiores tienen el mismo sabor a campo que sus exteriores. Se nos abre un salón al atardecer, con esa tenue luz colándose del jardín. Puntos de luz en apliques delicados que acentúan aún más la belleza del espacio...
Me cuenta Joana que su casa se la hicieron en 1997, que se le ha quedado un poquitín clásica, con tantas ventanas y puertas de madera. Pero he de decirte preciosa que nada de nada, que el encanto de tu hogar es esa calidez que le aportan esas baldas alrededor de la chimenea de piedra, ese suelo de baldosas de barro únicas...
Esos cuarterones en las ventanas que son mi total envidia, las repisas que sobresalen bajo los ventanales y que tu bien has sabido llenar de preciosos detalles. Después tienes ese arte decorativo para aclararlo todo con tenues textiles y piezas como ese sofá orejero a cuadros que me hace recordar las cabañas de la lejana Escandinavia que tanto adoro...
Y que me decís de la cocina chicas. Rústica total pero con esa pincelada de verde en los muebles que la hacen fresca, como recién salida de la campiña inglesa, con baldosas escogidas a la perfección, tarros de vidrio a la vista, escurreplatos como los de antaño y visillos de puntillas delicadas...
Y para más encanto si cabe, nueva chimenea en el mismo oficce donde calentarse en las frías noches invernales que están a punto de aparecer...
Os confieso que Joana tiene lo que siempre he soñado añadir a mi hogar. Un luminoso cuarto de la plancha. Es que los adoro, con todos sus detallitos, tabla de la plancha a la vista, baldas donde colocar cestas infinitas, sacos de olor, planchas de hierro y esa ropa recién recogida y doblada con sumo mimo. Joana, te lo copio todito todo...
Vayamos a los dormitorios vergelianas. Allí el estilo campestre arrasa en cada rincón y en cada detalle. Me explica Joana que la decoración es su pasión, puede pasarse horas colocando un complemento hasta que encuentra su lugar. Y aquí en su reino privado nada escapa a la imperfección. Por lo acertado de las telas, las mesitas diferentes a cada lado, esa cortina recogida con sumo cuidado...

Ese pequeño mueble auxiliar a modo de escritorio...
Y esa acertada combinación de grandes muebles heredados, con otros de aspecto mucho más actual...Con un dormitorio así ¿quien desea despertarse todos los días?...

Yo chicas de este otro no saldría para nada. A mi dadme una cama con dosel, unos ventanales al jardín, un plaid de diminutas flores y un antiguo baúl a los pies que me instalo allí eternamente...
¿Y qué deseamos todas nosotras?...Esto mismo de lo que presume nuestra Joana, un perfecto vestidor a medida donde albergar vestidos, camisas, pantalones, sombreros, collares, complementos y esa inmensa colección de zapatos...
Nos volveríamos locas, sería nuestro especial espacio donde perdernos durante horas...Como te envidio Joana...
Como envidio éste cuarto de baño de dimensiones extra y con luz natural. En él has sabido recolocar ese viejo palanganero de oscura madera, ese gran mueble con lavabo encastrado y ese bajo muro que separa la bañera, además de añadirle, como solo tú sabes, montones de bonitos complementos que lo hacen románticamente perfecto...

Pero no nos peleemos por usarlo chicas, Joana tiene otro igualmente delicado para que podamos compartirlo. Difícil escoger ¿a qué si?...
Ummmmmmmmmmm Joana, se que te gusta cocinar, viajar, los animales, los caballos, la decoración, las manualidades que tanto asoman por las fotos, confeccionar unas nuevas cortinas, un corazón de ropa a juego con los cojines...Tú si que eres una auténtica vergeliana de todas, todas...
Manejas de igual forma una aguja de coser, un pedazo de retal, unas puntillas, unas tijeras de poda que al día siguiente te pierdes en la cocina para elaborar una rica comida...
"Home sweet home"..."Hogar dulce hogar", leo en la pantalla de una de tus lámparas. Eso es lo que tú tienes preciosa. Una casa dulce hasta el infinito, una casa que un buen día decidisteis construir con cariño y dedicación. Han pasado ya  muchos años desde ello, pero guarda esa magia, esa calidez y esa belleza que te hace amarla para siempre...Prométeme una cosa Joana...no la cambies por nada del mundo...



Y ahora vergelianas mías, vamos a tumbarnos en esos cojines a ras de suelo para acabar de contemplar los exteriores verdes de tan maravillosa mujer...
Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, como adoro esta nueva sección, meterme en vuestras casas, saborear vuestras cositas, hacerlas mías por unos minutos sabiendo que sois auténticas grandes decoradoras...
Y la semana que viene la casa de nuestra María Bracaccini. Viajaremos hasta la lejana Miami para presentarnos en su hogar. Iros preparando chicas...
Nada más por hoy, solo besitos y hasta mañanaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa...

27 de octubre de 2015

Nuevo marco de fotos extra...

¿Os preguntaréis qué es un marco de fotos extra?...No chicas, no es un gigante marco donde colocar una enorme foto especial, pero si queréis adivinarlo, subid conmigo a la planta de arriba, os espera un complemento comprado hace ya meses...
Y pasamos por delante de mi Buda preferido que fue comprado para lucir en el exterior. Finalmente se quedó en uno de los peldaños tal como lo veis, con su pose siempre reflexiva. ¡Buenos días señor Buda!...
 Llegamos arriba, en una de las paredes cuelga el nuevo marco de fotos extra...
 Ja, ja...Troll vuelve a reaparecer escondido tras los barrotes de la escalera. Siempre me sigue allá donde voy. Mientras Yaiza dormita en el sofá de abajo, él tiene que comprobar cada paso que doy...
 Seguro que está pensando que nueva idea vengo a fotografiaros en esta mañana de martes...
 Pues vergelianas mías, mi nuevo marco...
 Bueno en realidad son seis en uno. Un gran panel donde se alternan diferentes formas, acabados y posiciones de pequeños marcos...
 Todos juntos y pegados, así es más fácil colgarlos en la pared sin miedo a que queden descentrados o torcidos...
 Unos poseen el reborde liso, otros con formas ondeantes y los restantes con incrustaciones muy delicadas...

 Pero esperad que lo descuelgo para que lo podáis admirar mucho mejor...
 Cuando lo vi en una de las tiendas de mi ciudad que tiene cositas muy bonitas, enseguida me dije que sería ideal para colocar fotos de nuestra escapada a Navarra. Aunque también podría combinar tres fotos de estas maravillosas vacaciones y otras tres de Asturias, de esa tierra increíble que descubrimos el agosto pasado. Sería genial tener este marco extra dedicado en exclusiva a tierras norteñas...
 Por el momento aún no he revelado las fotos, tengo que escogerlas y se me hace muy difícil con tantas que tengo preciosas guardadas en el ordenador...
 Troll vuelve a mirarme como diciéndome que esos que aparecen en las fotos no somos nosotros. Y cuanta razón tiene...
 Después pensé ubicarlo junto con todos los demás marcos de fotos que tengo repartidos a lo largo de la escalera...
 Para que así se reagruparan todos nuestros viajes a lo largo de tantos años...
 Quizás debajo justo de la lámpara de cristales comprada en "Maisons du Monde"...
 Finalmente escogí ponerlo en una de las paredes del recibidor de arriba...
 Entre esos dos ventanales que dan directamente sobre el gran vergel...
 Creo que es el lugar perfecto...


 Toda la estancia queda rodeada no solo de marcos muy diferentes entre blancos y dorados, sino también de montones de recuerdos entrañables de escapadas que nunca olvidaremos...

 Esta tarde mismo me pongo y selecciono las fotos que irán en todos y cada uno de los nuevos marcos. Por cierto chicas hay una genial idea que me ronda desde hace tiempo. Quizás podría combinar en las paredes junto con los marcos de fotos, grandes letras de madera, iniciales de nuestros nombres o simplemente "V" de viajar...
 Lo he visto en blogs nórdicos que tanto me gusta mirar y me encanta. Después también se pueden forrar de papel bonito para darles una nota mucho más ecléptica y divertida. ¿Qué os parece, me animo a ello?...
 Bueno preciosas, martes primero repleto de lluvia y después con algo de sol. Típico otoño el de este año...
 Por lo menos mi hogar se ilumina un poquito, que bien tener tantas ventanas abriéndose al exterior, con ellas y con mis verdes plantas repletas de flores, los días como hoy un tanto tapados, se transforman en tenue primavera ...

 Vuelvo a bajar, desde mi entrada os recuerdo que mañana toca nueva casa vergeliana. Joana Ruiz nos abre las puertas de un hogar muy campestre repleto de belleza. Guardad un hueco en vuestro miércoles porque las fotos que os mostraré vais a mirarlas una y otra vez hasta dejaros sin palabras...
Gracias a María Bracaccini, Elena, Brisita, Rosa María, Niebla y yo, María Melendez, Patricia, María del Mar, Luz Elena, Godiva, Társila, Eva y Adela por vuestros comentarios de ayer para que me recuperará, creo que con tantas bonitas palabras Celia y yo hemos eliminado casi por completo los temidos virus otoñales. Ya estamos muchiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiisimo mejor. Sois genialesssssssssssssssssssss...Que disfrutéis de este día y mañana nos reencontramos...