nieve

11 de noviembre de 2014

Arropando...

Día con matices invernales se cuela hoy por mi hogar. Y miro los cojines en tonos azules que han lucido todo el verano y pienso que ya es hora de cambiarlos, de abrigar mi salón que ya se prepara para aires menos soleados. Así que rescato del armario mi colección de cojines en gris del año pasado, bueno en gris, beig y algo de negro. Todos se expandirán por el gran sofá, dándole calorcito, abrigando, para acurrucarnos junto a ellos en las tardes invernales. Necesito hoy la ayuda de lámparas que se encienden por todo mi hogar, la luz es escasa, como si ya fuera a aparecer la noche en cualquier momento, ahora entiendo a los países nórdicos que tanto anhelan esa luminosidad que a nosotros nos sobra, pero que aún así, echamos de menos cuando los días se acortan...


 Junto a los cojines arreplegados ya en el sofá, se le unen mantas de pelo. Y como el sofá es muyyyyyyyyy grande, me permito el poder colocar una en cada extremo. Hacia el gran ventanal, la alfombra de pelo de Ikea, incondicional en muchos rincones de mi casa...

Sobre ella cojines cuadrados de pelo, estampado en tonos grises y el pequeñito de lentejuelas negras...

 Hacia la chaise longue, la gran manta de pelo suave, toda una delicia al tacto...
 Y más cojines...redondos en negro con pequeños rosetones y uno de mis preferidos, el cuadrado de satén con pétalos que le sobresalen...

 Me encantannnnnnnnnnnnnnnnnnnn...

 Luego le uno el pequeñito con dibujo de mariposa que me regaló Celia. Sus tonos en gris, negro y algo de ocre, tasan perfectamente con todo el conjunto. Luego en casa todos se quejan de que el sofá está repleto de cojines, pero a mi me gusta llenarlo, lo reconozco. Ellos aportan vida al salón, visten una estancia que necesita de ellos para dotarla calidez...

 Acerco al espacio un complemento decorativo que me vuelve loca...mi reno de porcelana comprado en "Maisons du Monde", con él, es como si la Navidad se acercara más y más, anunciando el frío y la nieve...
¡Que maravilla chicas!. Hace unos pocos días mi salón irradiaba verano, playa y sol. Ahora colocando nuevos cojines y algún que otro adorno especial, este se ha transformado en un espacio totalmente diferente...



Ahora ya solo me queda entre todo ello, encontrar el cojín de reno para colocar en el centro del sofá. Se resiste a ser encontrado, pero yo cabezona que soy, sé sin dudarlo, que aparecerá por sorpresa en cualquier aparador para venirse conmigo...

 Martes con matices invernales. Mis cojines veraniego van a guardarse en el armario para ser rescatados al llegar nuevamente la primavera...

 Y abrigo mi hogar porque es lo que toca chicas...
Mi dormitorio en el que ganaron finalmente los tonos grises...
 La habitación de Celia con su especial nórdico y esa mantita a los pies de la cama...

 Hasta en mi rincón de plantas de arriba coloco una redonda alfombra para que ella aporte de igual forma calidez al espacio...
 Después me asomo a la ventana de la gran terraza. El frío también se pasea por ella, las plantas empiezan a coger esos tonos marrones y rojizos para prepararse a recibir la nueva estación...
Sin cojines y textiles que antes le daban colorido y vida, se apaga ligeramente. Menos mal que cuento con algunas plantitas de vivas flores que nos alegren los días...

 Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii preciosas, da cierta nostalgia despedir el buen tiempo. Pero, ¿sabéis qué?...El invierno también tiene su encanto, nuevas telas que esparcir por nuestras casas, plantas preciosas de temporada que colocar en nuestros exteriores y la ilusión de que las anheladas fiestas navideñas, ya mismo llamarán a nuestras puertas...
Un maravilloso día casi invernal es el que hoy vamos a disfrutar...
¡Hasta mañana!

5 comentarios:

  1. Super acogedor!! Así no dan ganas de salir de casa.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  2. Buenas tardes Matilde: ¡Que bonita la primera fotografía!. Me encanta el tono dorado de las lámparas. Todo el reportaje es precioso, pero en esa fotografía has recogido para mi gusto el sabor otoñal como puerta de entrada al invierno. También a mi me gustan más los tonos grises en tu habitación. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Igual que comenta Rosa Maria todas las fotos son preciosas como siempre, pero la primera es espectacular, por los tonos que le dan las lámparas. Volvemos a ver tus cojines tan bonitos y la habitación vuelve a su romanticismo en florecitas. Pues bueno yo también miraré un cojin con reno, raro es el día que no entro en alguna tienda de decoración, como estás cerquita solo seria cuestión de que lo encuentre, contigo no hay distancias.

    ResponderEliminar
  4. Es increíble que unos textiles puedan dar un aire tan diferente a una estancia, tu casa ha cogido ese toque invernal precioso que anima a refugiarse en ellas, me encanta!! yo es qeu sería felíz en un país nórdico , me encantan los días grises y cortos, la lluvia, la niebla, soy rara lo se :)
    PD tienes una sorpresita en mi blog ;)

    ResponderEliminar
  5. Hola guapetona, estamos en plena época de cambio en decoración ,hace ilusión sacar lo de invierno y de realizar también alguna compra ,jeje que se le va hacer es que somos débiles ( entre nosotras que no nos ve nadie jijiji)

    ResponderEliminar