nieve

16 de noviembre de 2014

Una guirnalda para iluminar

Ayer os dejaba esta gran foto...¿Una bola navideña?...
Pues no preciosas, forma parte de una delicada guirnalda luminosa que ya cuelga elegante recorriendo el sobre de mi blanca chimenea...
Pero viene acompañada de un plateado corazón con lazada de tul
Nuevamente la descubrí en uno de mis blogs favoritos islandeses, y pensé que perfecto sería encontrarla en cualquier tienda y podermela traer a casa. Pues a veces cuando menos te lo esperas hayas lo deseado. Y así fue, una tienda recién inaugurada en mi ciudad las tenía luciendo en su aparador. Guirnaldas luminosas en forma de estrellas, de corazón, de flores y bolas plateadas en diferentes tamaños. Yo escogí la más pequeña, mi chimenea no es muy grande y con esta medida sabía que quedaría perfecta...
Y para realizar un bonito conjunto que rodeara este especial espacio, se vino conmigo un plateado corazón a juego con las bolas. Todo en perfecta sintonía, bolas y corazón...plata y tul, brillo y elegancia...

Las bolas se presentan con pequeñas incrustaciones abiertas que una vez encendidas dejarán pasar una luz realmente preciosa...

Éstas se enredan a través del reno...

De los portavelas craquelados...


Resaltan sobre el fondo de las cornisas de la chimenea...

Y sujetan un gran corazón que no pasa desapercibido...


Pero lo maravilloso de todo es encender la mágica guirnalda. Porque si es bonita lucirla apagada como simple adorno, cuando sus bolas se iluminan, entonces ya el conjunto despliega su magia convirtiéndose si cabe en un elemento mucho más hermoso...

Llegando el atardecer resaltan tenuemente...



Pero conforme se acerca el anochecer, éstas van tomando protagonismo...

Resaltando sobre todo poquito a poco...





Para cuando al llegar la plena noche convertirse en el centro de un salón totalmente maravilloso...


Me confieso enamorada de las guirnaldas. Tengo varias repartidas por mi hogar...de flores...de plumas y estas nuevas luminosas, creo que es una bonita forma de resaltar rincones, muebles o paredes, creando espacios salpicados de coqueta decoración...

Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii chicas...

¿No os parece que la Navidad empieza a instalarse de a poco en mis estancias?...

La tarde del domingo sigue su marcha y el tiempo pasan si apenas darnos cuenta. Dentro de unas horas encenderé de nuevo mi recién estrenada guirnalda de bolas, con ella os deseo a todas un final de día maravilloso...
Quedaros con esta foto, pertenece a la entrada de mañana en el que nuevamente la jardinería será la gran protagonista, aquí os quiero a todasssssssssssssssssssss, vais a aprender algo realmente interesante...
                                                                  Besitos otoñales

3 comentarios:

  1. Hola!!!! Preciosa guirnalda sí señora....me encantan....yo tengo dos, una de rosas pequeñitas en color rosita claro en mi terraza y otra de farolillos con pequeñas flores liberty en el espejo de mi recibidor y como son de led con pilas, las enciendo con total tranquilidad sin ningún peligro....ya sabes mi fobia...
    Lo dicho...la tuya es divina y es verdad ...es preludio de la navidad que se aproxima....feliz tarde de domingo....cariños

    ResponderEliminar
  2. Buenas tardes, aunque bastante frescas y lluviosas. Aunque todavía quedan dos semanas para el comienzo de Adviento ya vamos poco a poco planeando su venida. La guirnalda es muy delicada y romántica. Un saludo cariñoso.

    ResponderEliminar
  3. OOOOHHHHHHHH!!!!!!!!!!!!!!!! voy a buscar la mía y la coloco ya mismo en mi chimenea, te queda divina con los blancos, grises y`plateados. Me voyyyy ya mismo y como ya es de noche ya la enciendo.

    ResponderEliminar