nieve

30 de junio de 2015

Ricas y deliciosas natillas...

Hoy martes me meto en la cocina para realizar una petición de Víctor y Celia, ricas natillas caseras...Os confieso que es la primera vez que las hago, en esta casa siempre se han comprado en el supermercado. Rescato la vieja receta de mi madre que siempre las cocinaba con esmero, paciencia y cariño, aunque no prometo que me salgan tan buenísimas como las de ella...
 Pues allá voy chicas, ¿os unís a mi elaboración por primera vez de natillas caseras?...
Ingredientes básicos...
 Aquí los tenéis con medidas exactas incluidas...
Voy esparciendo por el mármol lo necesario para su elaboración...

Leche, rama de canela, huevos, limón, maizena, canela en polvo, azúcar avainillada y galletas...
 ¿Tomáis nota de todo?...
Pongo a calentar la leche a fuego medio, mientras tanto separo las claras de las yemas y las reservo...

Cuando la leche rompa a hervir le añado la rama de canela y la ralladura de un limón. Dejo que cueza cinco minutos sin dejar de remover...






Después hecho en otro recipiente los dos tipos de azúcar junto con las yemas de huevo y remuevo hasta formar una fina crema...


Una vez la leche se haya enfriado lo junto todo poniéndolo de nuevo en el fuego sin dejar de remover durante 20 minutos y se hayan hecho por completo. Si queréis os podéis ayudar de varillas eléctricas para que queden perfectamente consistentes...

Bueno vergelianas mías, mientras se enfrían un poquitín os cuento que por aquí las temperaturas son hoy de auténtico infarto, creo que nos aproximaremos a los 40º con facilidad. Persianas bajadas, aire acondicionado para refrescarnos y ropa muy ligera como este vestido "palabra de honor" que luzco hoy de la firma "Tezenis"...

 Eso si, que no falten complementos a juego como el largo collar de "Misako" en los mismos colores que las flores del vestido, un estampado muy similar al mantel colocado sobre  la mesa del ofice...
 Y ahora busco recipientes donde verter las natillas recién hechas...
 ¿Sabéis qué?...Utilizaré cuencos de barro recopilados del Mató que tanto nos gusta comer algunos fines de semana. Los limpio y los guardo para después darles multitud de usos diferentes...
 Ummmmmmmmmmmmmmm preciosas, no sabéis el delicioso aroma que desprenden...
 Ahora llega decorarlas. Me decanto por colocarles una pequeña galleta y espolvorear sobre ellas rica canela...
 Que serían las natillas caseras sin esta maravillosa especie que también las complementa...
 Llega el momento de meterlas en la nevera durante horas para que así acaben teniendo esa textura gelatinosa tan característica de este exquisito postre casero...
 Ahora si que con tanto trajín en la cocina no puedo más y me recojo la melena en un improvisado moño. En días como los de hoy desearía tener el pelo bien cortito para sentirme cómoda y fresquita...
Así que para finalizar la entrada de hoy dedicada a todas las golosas que asoman por aquí, asomo con mis natillas en mano dentro de una coqueta bandeja, mi pelo bien recogido y mi veraniego vestido floral. Que no se diga que hoy no os muestro flores. Ya sean en mis vergeles, en mis interiores o en mis looks, siempre se cuelan por aquí de cualquiera de las maneras...
 Ricas y deliciosas natillas caseras para la tarde del martes. Cuando las saque de la nevera y las probemos ya os contaré si pueden compararse con las de mi madre...
¡Dulce día para todasssssssssssssssssssssssssssssssss!

29 de junio de 2015

Usando el invernadero...

 Iniciamos nueva semana chicas, con altas temperaturas veraniegas. Ayer en la playa, hoy en casita emergidas en la habitual rutina del día a día...¿Y que os asomo hoy por aquí?...Pues mi maravilloso invernadero de patas torneadas. Aunque os parezca mentira además de resultar decorativo, puedo usarlo para salvaguardar plantas que necesiten algo de humedad en este insoportable mes de Junio. Acercaos para poder admirar los secretos que guarda...

 El bonsai de Celia y mi pequeño coleo...
 Se estaban empezando a secar y a perder muchas de sus hojas. No me di cuenta que al bajar las persianas de allí donde estaban colocados carecían durante horas de esa luz que necesitan para desarrollarse sin problemas. Es lo que tiene el verano, intentamos permanecer a oscuras en nuestras casas huyendo del calor y nos olvidamos que esa luz es imprescindible para nuestras verdes plantas...
 Pues los rescaté a tiempo y ahora bonsai y coleo han empezado a recuperarse dentro del gran invernadero, eso si, con su tapa bien abierta para que circule el airecito...
 El serisa ha recuperado su verdor y parte de sus hojas, aunque no he conseguido que florezca pero me conformo con verlo tirar para adelante, ya sabéis lo difíciles que son de cuidar...
 En cuanto al coleo de marronosas hojas, han empezado a brotarles muchas más y ya no tiene ese aspecto laceo y desgarbado de hace días...
 Creo con toda seguridad que el invernadero les ha venido de maravilla a ambos. Allí rodeados de cristal, con el tejado abierto, pulverizándolos de vez en cuando mantienen unas condiciones inmejorables...



 Después intento mantener alguna de las persianas levantadas para que toda la luz posible sin sol directo les llegue a través del invernadero...

 Hoy además cambio la gran flor de Magnolio del largo jarrón de cristal de "Sia" por otra mucho más veraniega...Azulada hortensia...

 Tan solo una sumergida en él es suficiente para que irradie muchísima belleza...
 Ya sabéis todas que es de tela, totalmente artificial, pero aún acercando muchísimo la cámara, nadie diría que ha sido cortada de la planta esta misma mañana...
 Bonito rincón floral el de hoy. Se mezclan verdes, marrones, ocres y azules...

 Y si no fuera por las velas en turquesa y la gran flor de hortensia en azul, casi diría que estamos en pleno otoño. Por los colores del coleo y el bonsai y las persianas bajadas sin dejar entrar apenas los rayos del sol...

 Aiiiiiiiiiiiiiiiiii chicas, aquí asoman mis dos tesoros mirando al exterior a través de las ventanas...
Celia observando a Yaiza...
 Y Yaiza observando a Celia...
 Y que contenta está ella con tener a Celia todas las horas del día, está en plenas vacaciones escolares y ya no se separan la una de la otra ni un solo momento...
 Una maravillosa compañía difícil de describir...
 Pues llegó el lunes, último de este mes de Junio que nos está dejando del principio al fin largas horas de calor y pleno verano. Menos mal que en casita se está de maravilla al abrigo de las altas temperaturas. Como algunas de mis plantas que agradecen hasta el infinito refugiarse en el  gran invernadero...
Besitos para todassssssssssssssssssssss en especial para Luz Elena Rascón, María Bracaccini, Marien, Marta Lladó, María del Mar, Patricia Reyes, Eva, Anahi, Patricia y Love...Ellas dejaron esta semana preciosos comentarios que me llenan de total satisfacción. Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii que haría yo sin vosotras...
Aquí os espero mañana dispuesta a contaros montones de cosas...