nieve

25 de noviembre de 2014

Últimos colores del otoño

Hoy os llevo al exterior para saborear los últimos colores del otoño. Esas tonalidades amarillas, verdes y rojizas que tanto lo describen. Hace días que quería llevaros por este mini bosque justo al lado de casa, si me descuido me quedo sin poder fotografiar los últimos retazos de esta maravillosa estación. Pero por suerte llego a tiempo, cámara en mano y paseando a mi Yaiza que le encanta corretear por este bello paraje repleto de hojas, árboles que se entrlazan con verdes hiedras y algún que otro tesoro que llevarme a casa.
Así que preciosas paseemos por un rincón único...
¡Adelante!...



Hay bosques en otros lugares que siempre he envidiado, pero tengo la satisfacción de contar con este pedacito de tierra muy cerca y aunque no luce tan bucólico como los admirados tantas veces, me conformo y me basta...

Con los altos árboles que lo pueblan...

Con esas hojas que van cambiando al ritmo de las estaciones...



Con esos arbustos de amarillas hojas...

Con ramas que caen en verde cascada...

Con esa extensión de belleza que hasta bancos de madera tiene para improvisar una merienda...
Y me siento muchas mañanas, mientras Yaiza corretea y olisquea todo cuanto la rodea...


Sintiendo que es un privilegio que la naturaleza me rodee, que puedo sacar mi cámara de fotos y tomar instantáneas en cualquier época. Porque es maravilloso este bosque en todos sus meses del año...




Pero de todas escojo el otoño, con sus contrastes, sus hojas que van cayendo hasta formar una amplia alfombra a mis pies...


Porque se entrelazan amarillos, verdes y rojos...



Porque todavía hace un tiempo divino para salir a dar largos paseos...

Y porque no existe nada más especial que pisar la tierra, oler su aroma, divisar espacios abiertos y absorber con los cinco sentidos la magia de un bosque a finales de Noviembre...

¿No os parece sencillamente encantador?...
Son muchos los países del Norte de Europa en los que los paisajes se tiñen ya de blanco...
Los árboles han perdido sus hojas y las cambian por la nieve...
Se colocan gordos jerséis para salir a pasear recogiendo bayas rojas y ramas de abeto...
En ellos el frío invierno se adelanta y los inunda por completo...
Pero nosotros más hacia el Sur, tenemos la suerte de continuar con verdes campos, el privilegio de olvidarnos por ahora de nuestros calentitos abrigos y poder salir a pasear entre paisajes otoñales...Y en vez de recoger bayas y ramas de abetos, nos llevamos a casa...Bueno mañana os lo cuento, los tesoros encontrados en tan delicioso paseo...

Hoy he querido aparcar mi hogar, la inspiración y la decoración. A cambio os pongo por delante imágenes, que seguro, os llenarán de satisfacción...¡Feliz día de martes!...

2 comentarios:

  1. Mira que tener este hermoso bosque otoñal al lado de tu casa, los bosques en otoño es cuando mas mágicos me parecen y pasear por ellos pisando las hojas.....Pues mañana aquí te encuentro con tus encontrados tesoros.

    ResponderEliminar
  2. que preciosidad de bosque tienes al lado Matilde!! una maravilla,la verdad es que por aquí hay mucho verde,cataluña esmuy bonita!!!

    ResponderEliminar