nieve

13 de noviembre de 2014

Una caja de plantas otoñales

 Jueves de mercado de plantas y flores. Y yo creo una pequeña caja de plantas otoñales compradas esta mañana. Ahora es difícil encontrar floridas plantas de exterior. Los puestos que en primavera lucían coloridos, al llegar eta estación con su frío se presentan apagados y con pocas variedades, pero siempre encuentro los eternos pensamientos en variados colores, el llamativo brezo rosado y celosías con sus plumas a modo de flores...
Y me bastan estas cuatro plantas para subirme a mi rincón floral, como yo lo llamo, y crear esta coqueta cesta que llevarme a mi triste vergel exterior...

 Una caja de frutas reciclada que pinté hace ya tiempo y que se transforma en macetero original tantas veces como quiera...
 Que colorido...
 Siempre que elaboremos centros tenemos que combinar plantas en los mismos colores, unas más altas y otras más bajas, en medio algo de verde para equilibrar el conjunto, teniendo en cuenta que todas tengan las mismas necesidades de riego, luz y ubicación...

 Las escogidas esta mañana se complementan a la perfección...en colorido y en cuidados...

Tonalidades rosadas y granates, entremezclado con el verde de las hojas...

 Una vez acabado, me lo llevo al exterior, necesitan de él para desarrollarse a la perfección...

Aiiiiiiiiiiiiiiiii, lo que os decía chicas, que triste se ve mi vergel. Fuera los textiles que le aportaban colorido junto con el poco solecito que recibe al llegar estas fechas, lo convierten en un espacio más apagado de lo normal. Sin embargo me llevo el velador blanco al rincón de la fuente y le coloco la cesta llena de colorido...

La cosa cambiaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa...
 Los tonos rosados de la cesta le aportan vitalidad y el rincón se ilumina de inmediato...
 Hasta el Buda parece sonreír rodeado de tanto verdor...
Le aporto al centro un detalle incondicional en algunas de mis plantas. Ese cartel pintado a mano y clavado con cuidado...


Pues ya está, misión cumplida...

 Darle colorido a mis exteriores era el reto de hoy jueves...
 Para ello me han bastado pensamientos en granate, celosía en rosa y un brezo salpicado de viveza...

 Ummmmmmmmmmmm, ahora mi gran terraza no se ve tan apagada, volviendo a recobrar esa belleza que tanto me gusta...
 No podemos descuidarnos de estos espacios a pesar del frío, la lluvia y el viento. Ellos también forman parte esencial de nuestros hogares. Si los mantenemos repletos de preciosas plantas saldremos a disfrutarlos incluso en los meses invernales...

 Hoy sopla fuerte viento y mi veleta gira y gira sin parar, eso si, contenta de verse rodeada de tan otoñal vergel...
                                                                ¡ Feliz tarde para todas!

6 comentarios:

  1. Buenas tardes Matilde: ¿Pero como puedes decir que no tiene colorido tu terraza?, por lo menos he contado siete macetas con flores a las que hay que añadir las diversas tonalidades de verde. Tu vergel está precioso.

    ResponderEliminar
  2. Yo no la veo nada triste, la veo preciosa, las que has comprado en las mismas ton alidades, la hiedra del buda como te esta creciendo y el amor de hombre esta divino, el mio muy largo pero cuatro tallos.

    ResponderEliminar
  3. Hola!!! La caja luce preciosa con esa tonalidad de plantas. Cariños

    ResponderEliminar
  4. Yo no la veo triste, está preciosa, quizás menos coloreada que en verano pero igualmente bonita

    ResponderEliminar
  5. Mare meva quina preciositat de terrasa, m'encanta i t'atmiro molt, segueix així

    ResponderEliminar