15 de febrero de 2017

Yaiza...

Aquí la tenéis chicas, a vuestra Yaiza...
 Menudo susto nos dio con su patita, toda la noche del lunes y todo el martes de ayer quejándose y nosotros sin saber por qué. Si vierais con que carita nos miraba, intentando quizás explicar a su manera que no se sentía demasiado bien...
 Todos en casa preocupados, eso si, la que más nuestra Celia que al llegar del instituto y verla tumbada y sin querer comer, se quedó junto a ella y ambas hicieron largo ayuno...
 Después la llevamos al veterinario y su diagnóstico fue claro y conciso, se le había salido la rótula de la patita izquierda de atrás. Quizás por un mal gesto o un salto. Le hizo un amplio reconocimiento general para confirmarnos que está sanísima, tan solo deberá mantener unos cuantos días de reposo, cortos paseo y mantenerle la patita lo más caliente posible. Cinco días de anti inflamatorio y durante varios meses debe tomar ácido hialurónico, una especie de complemento vitamínico que le vendrá genial para reforzar toda su musculatura...
 Pues lo dicho chicas, la tengo entre algodones, rodeada de cojines, calentita y tranquila. Ya veis la carita con la que asoma, como la de una auténtica reina de la casa. Mientras le hago las fotos varias le voy explicando que son para que todas las vergelianas la vean y sepan que se encuentra muchísimo mejor. Ella va cerrando los ojitos mientras me escucha, dejándose adormilar con ese sol que se cuela hoy a raudales...
 Eso si chicas, de tanto en tanto va moviendo su cola por debajo de la manta de pelo...
 Queriendo trasmitiros que está muy contenta y mucho más que a gusto...
 Como se les quiere vergelianas, como a uno más de la familia, se les alimenta, se juega con ellos, se les baña, pasean junto a nosotros, los arropamos todas las noches al irse a dormir, veranean en destinos escogidos como todos los demás y por supuesto, si se ponen malitos se les lleva a su particular médico. Faltaría más...
 Yaiza es una maravillosa peluda, adorable, cariñosa, buena hasta el infinito, prudente, obediente y que siente pasión incondicional por todos nosotros.  Quizás reconozco que la hemos mimado en exceso, pero es que llegó a esta casa tan pequeñita que nos fue imposible no llenarla de atenciones, besos y todos esos mimos inimaginables que por ser como es se ganó de inmediato...
Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii chicas, fijaros en esa sonrisa que os dedica a todas vosotras, no me diréis que no es para comérsela enterita. ¿Alguna de vosotras podría negarse a consentirla?...
 Y ahí están el par de dos. Troll la ha protegido más que nunca estos días, se daba cuenta que algo le pasaba y nos hemos conseguido separarlo de ella de ella ni un segundo. Le chupaba la patita mala y se tumbaba junto a ella cuando la oía quejarse...
 Instinto protector el que tiene y Yaiza contenta de tenerlo como especial compañero...
 Son dos almas gemelas que se han encontrado en su vida a pesar de todo y que creo que ya no podrían separarse jamás...

 Mirad como la controla Troll, se la mira mientras la ve caminar despacio, arrastrando todavía algo su patita. Ahí está subido en lo más alto del sofá cuidándola por si tiene que intervenir en caso de auténtica necesidad perruna...
 No dudaréis todas en que Yaiza está en el mejor hospital posible que no es otro que este vergel en la ciudad, bajo los auténticos cuidados de la mejor doctora, o sea yo, que la mimo y la medico con especial cariño y además cuenta con el mejor de todos los enfermeros posibles, su inseparable Troll que no se aparta de ella ni un solo instante por si acaso...
 Después cojo entre mis manos uno de los álbumes preferidos de Celia que guarda en su estantería. Recuerdo que nuestra Yaiza acaba de cumplir siete añitos. Voy a rememorar junto a vosotras sus primeras fotos de recién llegada a esta casa. La cara de Celia lo dice todo, esa alegría inmensa de contar con una cachorrita como compañera inseparable...
 Yaiza llegó a nuestro hogar de la protectora de animales con tan solo dos meses y medio. Algún desalmado la había tirado a un contenedor de basura en el parking de unos grandes almacenes. Como llorisqueaba tanto entre basuras y escombros, alguien debió de oírla  pensando que era un bebé. Abrieron el contenedor y allí estaba ella, clamando por salir de allí y conseguir vivir. Menos mal que llamaron a la buena gente de la protectora que enseguida se la llevaron salvándola de una muerte segura...
Pero el destino quiso ofrecerle esa segunda oportunidad tan especial. Y allí aparecimos nosotros una mañana de sábado, teníamos claro que si llevábamos un peludo a casa, éste sería adoptado, son tantos los que necesitan una familia que sería toda una aberración comprarlo a la carta en una tienda. Dicen que cuando vas a una protectora pensando en adoptar, es el perro el que te escoge a ti porque nada más verte, sabe de inmediato que serás su  dueño sin remedio alguno. Pues bien chicas, Yaiza nos escogió a nosotros. Se acercó jugueteando y mirándonos con esos enormes ojazos marrones, Celia la tomó entre sus brazos y ella empezó a mordisquearle el largo collar que llevaba. Supimos entonces que ya se vendría con nosotros formando parte de su nueva y especial familia...
 Era todo encanto cuando nos la llevamos a casa ese sábado que nunca olvidaremos. Con tan solo esos dos meses de vida y a pesar de la mala experiencia vivida nada más nacer, nosotros supimos enseñarle que existen las caricias, los besos, los juegos, el calor de un hogar, pero sobre todo que existen por encima de todo las segundas oportunidades. Yo creo vergelianas que ella nos ha enseñado más a nosotros que al revés. Nos ha enseñado el amor incondicional, la bondad, los fieles que pueden llegar a ser, el estar siempre a tu lado pase lo que pase, la sonrisa que saben dibujar en los malos momentos, pero sobre todo ellos enseñan por encima de todo, que no hay nada mejor en la vida que esa familia que te acoje y te protege hasta el final de los días...
 Yaiza era una bolita de pelo blanca, diminuta y trastillo, con esa mancha marrón alrededor de uno de sus ojos. Le encantaba colarse en ese cesto blanco que asoma por aquí porque sabía que era allí donde la llevábamos de paseo en sus primeros días, cuando empezaba a descubrir ese mundo enorme que alguien quiso privarle de la peor de las maneras...
 Inseparable de Celia, no existe nada mejor que nuestros hijos crezcan y se hagan adultos poquito a poco junto a seres tan encantadores como estos peludos increíbles...
 Les hacen mejores personas, les transmiten bondad, tranquilidad, amor, risas continuas, les apartan de muchos miedos, les hacen responsables y tremendamente sensibles...
 Ya han pasado algunos años desde que Yaiza entró con fuerza en nuestras vidas. Sigue siendo una bola blanca, alegre y maravillosa, nos sigue regalando montones de cosas, de lametazos, de sonrisas, de afecto. No importa cuanto le demos nosotros porque ella siempre lo duplicará por millones...
 Orgullosos de tenerla junto a nosotros y pase lo que pase ella sabe que nunca la abandonaremos, aunque se le vuelvan a salir montones de huesecillos, volveremos a mimarla y cuidarla hasta que nos quedemos sin aliento...
Me explicaba uno de estos días nuestra Ximena, que le encantaría que le contase historias que forman parte de mi. Hoy le  brindo una de tantas que guardo en mi tintero, quizás una de las más hermosas y vividas, con ella quiero haceros llegar que en este vergel diario cabe todo lo inimaginable porque no solo las buenas vergelianas se hacen de plantas,  de decoración  y de inspiración. Yo creo que las grandes mujeres como todas nosotras se hacen, sobre todo, de especiales historias vividas desde el corazón...
 ¡Feliz miércoles de buenísima recuperación peluda!

16 comentarios:

  1. Querida Maite has hecho una entrada de tanto amor que es una maravilla leerte, cuanta alegría me ha dado que con vuestros cuidados y medicación se pondrá Yaiza en forma prontito, que bonita y buena es, y de pequeñina con Celia de niña han crecido a la vez, Celia con su corona que fotos.
    Y Troll pobrecin como le encontrasteis y como esta y tan bueno con su compañera, tneis una maravillosa historia de amor en casa.
    He pensado bastante con Yaiza estos dias y ahora ya me he quedado contenta, de nuevo te digo, debería dedicarte a la escritura.Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapísima, tú que has estado desde el principio de este blog, que has visto a nuestra Celia crecer y a Yaiza junto a ella, que has escrito día si, día también a pesar de ciertos momentos malos que tuviste. No hay mejor inspiración para mi y para escribir que tener a mujeres tan increíbles como tú. No cambies por favor y no faltes nunca a esta cita diaria porque ya eres ese pilar incondicional que tanto necesito. Y Troll, bueno Troll si que acarrea una terrible historia detrás que un día me atreveré a contaros. Feliz de verte y leerte preciosa...

      Eliminar
    2. Muchisimas gracias Maite por tus hermosas palabras llena de amor.

      Eliminar
  2. Matilde: como me alegro de que Yaiza esté bien y recuperándose bajo vuestros meticulosos cuidados. Y como me alegra también que nos hayas contado la particular historia de la llegada de Yaiza a vuestras vida. La historia es tan bonita y rezuma tanto amor...
    Nos encanta tu blog sobre todo por eso, porque cuando nos cuentas cualquier cosa siempre está detrás el amor incondicional, la dedicación, la responsabilidad, el afecto.
    Viendo las fotos de Celia con Yaiza al llegar a vuestras vidas y leyendo toda la historia vemos que siguen en alza algunos de los valores que nosotras queremos que sobrevivan en esta sociedad tan cambiante y materialista.
    Una vez más, gracias, porque con personas como vosotros el mundo es un poco mejor.
    Un beso para todas.

    ResponderEliminar
  3. Hola Matilde, ufff, me has emocionado con esta entrada tan súper especial y entrañable. Muchas gracias a Dios, porque la princesita yaiza está mucho mejor y con el tratamiento, pronto estará bien del todo. Muchísimas gracias, por todo el amor y cariño que les dan a yaiza y troll ,estan como verdaderos principitos del hogar. Muy triste fue los primeros días de yaiza ,pero mira con que familia tan amorosa y encantadora vino a vivir. Parece un peluche, con esa carita tan linda y exquisita🐶👑. Y que decir del peluche de troll? Seguro que su historia es muy triste ,hasta que vino a vivir con vosotros, pobrecito mío. Ahora es tan sumamente feliz, que no se aparta de su querida mamá, y siempre mirándola con esa carita tan linda de peluche que tiene 🐶👑. Lo dicho, muy entrañable y enternecedora entrada.Muchos besitos para todas, en especial a esos dos principitos tan lindos😙😙

    ResponderEliminar
  4. Buen día Matilde y vergelianas, que alegría que Yaiza estee mejorcita,ellos no hablan pero lo dicen todo con su mirada,quee dolor tendría, ayyy Dios mio que historia tan triste,de Yaiza y otros tantos de estos seres,adorables como lo son ellos,digo que le pasa a la gente por quee me parece que no tienen corazon,Matilde que preciosas fotos de Celia y Yaiza, una bolita blanca,que hermoso el destino de ella y de Troll, de haberlos encontrado a pesar de lo que sufrieron,y siii yo también estoy de acuerdo con Marta,tu manera de narrarnos siempre es tan autentica,que si deberías dedicarte hacer un libro con tus historias y otras tantas,de seguro tendrás exito,bueno a cuidar a nuestra Yaiza y lógico a nuestro Troll, también que necesita de los mimos, de todos, contentas estamos de que día a día Yaiza va mejorando,besos para vos, la familia y a todas las vergelianas, hasta mañana.

    ResponderEliminar
  5. Hola Matilde, cuánto me alegro que Yaiza esté un poco mejor. Que historia tan bonita llena de tanto cariño y amor, amor que desprendeis en vuestro hogar a los peluditos.
    Me emociona la historia que es verdad es una realidad y demuestra vuestra generosidad.
    No te importe mimarla en exceso porque se lo merece y es lo que tu corazón siente.
    Y Celia preciosa, como ha disfrutado con ella sin infancia, qué bonitas imágenes.
    Bravo por todo

    Matilde que bella persona eres.

    ResponderEliminar
  6. Hola guapa, me alegro q dierais con el diagnostico.. se quieren tanto, q de seguida, nos hacen notar q algo les ocurre, dale muchos mimitos, son infalibles, para su recuperación, seguro q ya se los dais cada día, q suertuda tienen nuestras mascotas, de dar con hogares q son tan bien recibidos.. dice mucho de las personas..un besote y no te vayas, q yo paso muchas veces, como mera espectadora, pero cada día, echaría de menos q no estuvieras, es cierto q no cuesta nada, hacer un comentario.. tu fiel vergeliana

    ResponderEliminar
  7. Que alegria nos da el saber que yaiza se esta recuperando y no me extraña con esa maravillosa familia que la quiere,mima y adora pero es que ella con esa carita se lo merece y con esa historia de su vida,que hija la cuentas tan bien que me as emocionado porque ademas me acuerdo de mi querido rosco que ya a hecho un año que se fue y es cierto que ellos son todo amor y siempre estan hay,preciosas las fotos de Celia con yaiza y aqui seguimos esperando tus maravillosas historias,besos.

    ResponderEliminar
  8. me alegro mucho que ya este mejorcita prepararos para el mimo que la va a quedar cuando este totalmente recuperada a mi gordito le paso lo mismo y es que tiene la mania de subirse al respaldo del sofá para mirar por la ventana un dia no se dio cuenta que estábamos en la casa de la playa y el sofá no esta arrimado a la pared y claro al ir a mirar por la ventana se cayo menudo susto nos dio es que estos canijos no paran quietos

    ResponderEliminar
  9. Hola! Menos mal que todo ha quedado en un susto. Yo no soy muy amante de los animales domésticos pero es que a Yaiza, será porque forma parte de este vergel, le he cogido cariño. Cuídate mucho

    ResponderEliminar
  10. Hola Matilde que gusto me da que yaiza se encuentre mejor pobre lo que debió de ver sufrido con ese dolor, Matilde tienes un gran corazón de verdad me haces llorar con esa historia tan triste de la pequeña Yaiza pero gracias a Dios tuvo la fortuna de encontrar personas tan lindas como ustedes ahora disfruta de un hogar de mimos y de cariño y de tantas cosas mas, sabes cuando enfermo mi pequeña Susi yo llore tanto al ver que solo se dejo caer enfermo tano que pensé que moriría, tenia poco tiempo de haberla adoptado ella era maltratada y la votaron a la calle sabes nunca imagine que se quisiera tanto a un peludo nosotros tenemos tan mimada a nuestra Susi es todo un amor, y como dices nosotros damos a mor pero ellos te la dan incondicionalmente, sabes cuando me operaron dice mi esposo y mi princesa que lloraba por la noche mi Susi, cuando salí del hospital y fueron por mi la llevaban en el auto se alegro tanto que no se desprendía de mi cama son todo un amor que gusto me da saber y verla mejor recuperadita y como Ximena me gustaría leer mas historias como esta esq nos llega al corazón, yo no sabia esto de la pobre yaiza pero ojala nos cuentes como llego troll tan guapo el peludo bueno Matilde muchos cuidados con nuestra yaiza y deseo su pronta recuperación besitos y también a todas las vergelianas.

    ResponderEliminar
  11. Como me alegro de que todo haya ido bien, espero y deseo que se recupere pronto y estoy segura que con todos estos mimos y cuidados que le dais será muy, muy pronto. como queremos a nuestros peludos, es increhible como se puede llegar a querer tanto a un animalito que tan indefenso se ve, puedan llegar a darte tanto cariño y amor. Que entrada más bonita la de hoy. Ha sido muy enternecedora y te entiendo a la perfección, yo después de tantos años aún me acuerdo muchas veces de mi querida Linda que también llegó a mi cuando yo era una niña de unos 10 años más o menos y a mis 23 años tuve que decirle adiós muy a mi pesar por lo malita que estaba, pobre, la cuidamos muchísimo noche y día pero al final, como todos llega un día en que debemos marcharnos. Aún la recuerdo en muchos momentos y lugares donde iba con ella. Pero bueno, Matilde, a cuidarla mucho, a mimarla y a darle muchos, muchos besos!!! Porque nos encanta verla tan sonriente y dormitando en este vergel tan maravilloso

    ResponderEliminar
  12. Me saltan las lágrimas leyendo esta historia tan bonita y viendo como han ido evolucionando Celia y Yaiza. Que bonito es ir creciendo con peluditos a nuestro lado. Yo también crecí con alguno y los recuerdo a menudo, es por eso que a mis niñas le he permitido desde bebés de disfrutar de sus peludos. Creo que todo niño debería vivir esa increíble experiencia. No cabe duda que Yaiza y Troll han sido muy afortunados. Un besote.

    ResponderEliminar