nieve

9 de febrero de 2015

Pintar una lámpara...

Bienvenido día de lunes, desde la gran puerta del salón se divisa mi lámpara colgando sobre la mesa. Seguro que no le apreciáis el ligero cambio que le hemos dado este fin de semana...
Venga, que os abro las puertas de par en par...¿Todavía nada de nada, pues será mejor que os lo cuente paso por paso, que se que os encanta. ¡Vamos a por ello chicas!...
El domingo la descolgamos, le quitamos las pantallas crudas que la adornaban, el pajarito en gris que se balanceaba en uno de sus extremos...


Y esas largas tiras de perlas que la recorrían por completo...
Vamos, que la hornacina de la que pendía quedó vacía y solitaria...
La trasladamos a la cocina dispuesto Víctor a darle una capa de pintura blanca. Cuando la compramos ya hace algunos años en "Alabarce", lucía un tono crudo que entonces nos pareció precioso, pero que ahora había empezado a amarillear no gustándonos del todo...

Así que nada mejor que blanquearla con esa pintura que yo llamo mágica porque lo mismo vale para lacar puertas, pintar los armarios de la cocina, transformar la escalera que sube al piso superior, cubrir con ellas las molduras...En fin que la hemos utilizado para multitud de cosas y he de confesaros que es realmente sorprendente...
Fijaros la diferencia de color que ya empieza a notarse...

Acabada de pintar, la sacamos al exterior para que el solecito la vaya secando, que no será mucho tiempo porque es una pintura que seca super rápido...




Después vuelta a colgarla de la hornacina...


Y vuelta a colocarle todos su cristales colgantes que son la gracia de esta afrancesada lámpara. Suprimimos por decisión de Víctor, las pantallas y las largas tiras de perlas que la recorrían...
A cambio y porque a mi me encantan las lágrimas, cuantas más mejor, le añadimos una bola de cristal en su extremo...

Con una simple capa de pintura blanca la lámpara del salón se ha transformado ligeramente. Ahora en más ligera, más fina, tasando mucho mejor con la otra que preside la zona de la chimenea...



Mi duda consiste en ponerle o no panatallas, Víctor lo tiene claro, así queda mucho más elegante según él, pero yo soy más de vestirlas con ellas, como si así quedarán inacabadas...

Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, ¿vosotras que me decís?...Si o no...

Aunque la verdad es que mirándola a lo lejos, reconozco que sin ellas brilla muchísimo más, con un toque de mayor sofisticación, más etérea y cobrando mayor protagonismo dentro de la zona de comedor.


Pues nada preciosas, que si tenéis en casa aquel complemento que no os acaba de encajar por tonalidad, no dudéis en transformarlo con unas cuantas capas de pintura, ya veréis que el cambio merece la pena. Nuestro próximo proyecto será pintar la mesa y las sillas que acompañan a la recién blanqueada  lámpara, necesitan una buena reparación...

Así es este vergel en la ciudad, siempre cambiante, aunque solo necesitemos para ello, un pequeño bote de mágica pintura...
Lunes inspirador, soleado, menos frío y con una semana por delante repleta de montones de cosas que contaros...Nos vemos por aquí y a mi maravillosa Marta desearle una feliz escapada a ese mini paraíso del que nos hizo adictos de por vida. A ella y a todas, montones de besossssssssssssssssssss...

4 comentarios:

  1. Increible , el sutil cambio, k da un aire nuevoa esta maravillosa lampara, sois unicos , yo tmb soy d darle un nuevo aire , a mi casa y una segunda vida a aquellas cosas, k aunke no sean nuevas , nos siguen encantado. Matilde solo falta, k nos digas el nombre de esa maravillosa pintura, jejeje.

    ResponderEliminar
  2. Increible , el sutil cambio, k da un aire nuevoa esta maravillosa lampara, sois unicos , yo tmb soy d darle un nuevo aire , a mi casa y una segunda vida a aquellas cosas, k aunke no sean nuevas , nos siguen encantado. Matilde solo falta, k nos digas el nombre de esa maravillosa pintura, jejeje.

    ResponderEliminar
  3. Buenas tardes Matilde: para mi gusto, sin pantallas ni perlas, y es cierto que cunado empiezas a dar unas pinceladas de pintura te dás cuenta de que ese mueble lo necesitaba.
    ¿Por favor, título y autor de esta música tan preciosa?. Muchas gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Matilde que te he leído por el camino, yo cuanto antes te lea mejor, pero ya sabes que por móvil no puedo comentarte, ahora tardísimo pero ya cenados y todo colocadito, en que duda me pones, con pantallas o sín yo la tengo con pantallas, pero no tiene lágrimas de cristal como la tuya, la lámpara os ha quedado hermosa o sea que poca opinión puedo darte, no sé si cuando estás cerca de la lámpara se aprecia las letras que están escritas en las bombillas si es así quizás las taparía porque en las fotos se ven de cerca. Lo que se ve de cerca es la puntilla del visillo que bonita és.Pues ya iremos viendo lo que decides. Muchos besos y hasta mañana

    ResponderEliminar