nieve

15 de julio de 2014

Una pequeña casita sobre ruedas

JJ_cvMaaike_6.jpg
Hoy os enseño una maravillosa forma de viajar allá donde queramos, porque los kilómetros son lo de menos, el destino también, solo importa saber que por delante tenemos días para disfrutar de la naturaleza de la forma más bella, que es el placer de meternos en una autocarabana y transportarnos con ella a destinos imaginados...

Os confieso que en casa no somos apasionados de este tipo de viajes, pero viendo estas maravillosas fotos, como que nos entra de repente el gusanillo ese de viajar en una pequeña casita sobre ruedas. Que magnífico hogar el de esta familia, que hace de este vehículo su casa por unas cuantas semanas. Con unas manos de pintura, telas con motivos florales y mucha creatividad, la vieja carabana se convierta en otra nueva y diferente...

El objetivo de esta simpática familia no es otro que viajar allá donde deseen y acampar en parajes tranquilos y sosegados...

Después sus escasos interiores de apenas unos metros se transforman en toda una delicia. El estilo vintage lo impregna todo con sus textiles de vivos colores, el blanco como base del espacio, los complementos adornando todos los rincones, las plantas que no faltan para dar vivacidad y como consecuencia nos topamos no con una carabana, sino con una casa andante irresistible se la mire por donde se la mire...

Después a su dueños les sobra la capacidad de llevar todo ese saber hacer, a los exteriores elegidos para disfrutar. Entonces despliegan pañuelos a modo de parasoles, faroles estampados para iluminar y sombrillas de las que colgar tintineantes campanillas...

Y a la hora de comer, no cabe la menor duda, despliegan la alfombra, colocan sillas y mesa, delimitan con su bonito biombo y colocan esa espléndida vajilla tan vintage como todo el resto...

Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, preciosas que maravilla de rincón al aire libre, es que todo tasa a la perfección, colores, texturas, muebles y complementos. Que alegría desprende todo y que envidia de casita donde perderse allá donde se quiera...

¿Sabéis qué?...Que viajar en una carabana vintage como lo hacen Maike, Onno y su pequeña es una perfecta manera de descubrir ciudades, pueblos, playas y paisajes que solo con un hotelito sobre ruedas, se puede conseguir...
¿Nos apuntamos todas a esta fabulosa forma de viajar?

Me la apunto para una futura escapada por Europa...
Soñando nuevamente os digo a todas....¡Feliz martes vintage!

3 comentarios:

  1. ¡Hola Maite! Madre mía la de cosas que guarda esa caravana ... un biombo, diferentes tipos de asientos, alfombras, objetos de decoración ... si parece la mochila de Dora la exploradora ajajaja ... no se .... lo mismo tiene un trastero adosado y no se ve ;) Ahora en serio, es una monería. Cariños

    ResponderEliminar
  2. Yo sí que me apunto Maite!! Soy una enamorada de las caravanas y esta lo tiene todo!!
    Bsts

    ResponderEliminar
  3. Huyyyy como te quedaría este biombo en tú salón.No hacen falta muchos metros para crear un lugar lleno de encanto, de colores y de alegría, con un hermoso prado de jardín.

    ResponderEliminar