nieve

6 de julio de 2014

Esas pinceladas de domingo...

Domingo de pleno mes de Julio en el que apetece una copa grande de cerveza, bien fría y mezclada con limonada. Y yo me la tomo en la terracita con vistas a mi ciudad. Tranquila está hoy la calle, todos han aparcado el ajetreo diario para, como yo, tomarse parte del mediodía y darse un pequeño capricho. Para eso se hicieron los domingos...

Para eso y para muchas cosas...

Una mesa y  una silla que se asoman al balcón...

Aromas inconfundibles del verano. Como ese olor tan característico de la albahaca que ya he comprado. Dicen que ahuyenta los incómodos mosquitos, tal vez, pero yo la utilizo para cocinar, para dar ese sabor a ciertos platos que después saben tan ricos. Voy cortando ramitas y dejo después la planta verde dentro de una cesta y adornando sobre la mesa...

Queda tan perfecta combinando con la florecida crosanta...Verde y naranja, maravillosa combinación...



Es tocarla con las manos y ya se me queda impregnado para todo el día el olor de esta planta aromática a la que podemos darle montones de utilidades...

Y mi copa de cristal sigue apoyada sobre el mosaico de la mesa, que bien ella que se rodea de tantas plantas, de esas especies de verano que disfrutan del calor y del sol para desarrollarse...


Como las blancas vincas...el amor de hombre colgante...los ficus ging seng...la gran azalea...la pequeña alegría... algún que otro cactus...la recién comprada crosandra y la hortensia del día de la madre que aún habiendo perdido sus hermosas flores, sigue ahí, echando hojas y más hojas que la hacen igualmente vistosa...

Saboreando estoy mientras os explico mi helada cerveza...

Hoy se está de maravilla al exterior con el gran toldo bajado, dejando que el aire circule y nos entre algo de brisa veraniega...


Ummmmmmmmmmmmm, placeres concedidos por este estrenado mes de Julio...


¿No echáis hoy de menos a nuestra dormilona Yaiza?...No pulula tras de mi en la terraza, ¿raro verdad?...Hoy tiene una cita con la bañera y el jabón que le gusta poquiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiisimo...
Pasad al cuarto de baño y mirad...


En manos de Celia está, bajo el grifo, en su habitual baño de los domingos...

Rodeada de sus jabones, su esponja, su especial cepillo, su toalla y recibiendo ese agua fresquita que luego a su manera nos agradece...


Y yo vuelvo al salón. A través del coqueto espejo hago disparar mi cámara...


Dejando entrever esos tonos grises, esos complementos plateados, esos cristalitos de las lámparas yyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy, algo nuevo que se deja escapar... 


¿Ya lo habéis captado?...Porque tengo novedades. Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, preciosas, cositas compradas ayer y que me muero por mostraros. Producto de esos cambios de color que estoy dando al salón...

Como la otra flor de agapanto en color blanco que está acompañando a la que ya tenía hace días...Blanco y azul, nuevas tonalidades muy veraniegas que me encantan y que espero que a vosotras también os llenen de total inspiración...


Luminosidad y colorido no le faltan. Es como si el mar y la arena se fundieran para hacernos llegar en plenitud los colores del verano...¿Me acompañáis mañana?...

Felices pinceladas de domingo para todasssssssssssssssssssssssssssss

1 comentario:

  1. Como no te vamos a acompañar mañana, tu dirás, el encuadre de tu salón a través del espejo espectacular, total de mansión francesa.Yo no sé si lo nuevo es el foco plateado, no me suena de habértelo visto, no sé. A Yaiza no le gustará el jabón pero por Celia veo que se dela bién en el baño, que gracia, debe salir toda olorosa y perfumada. Y de la terraza que decirte, que una cerveza en este agradable rincón es un placer, a lo largo del día la de veces que yo ,salgo y entro, observo, quito hojas secas (que siempre hay), me siento, hago cambios, que no paro. Ayer compré el amor de hombre como el tuyo, ahora a esperar que cuelgue. Hasta mañana guapísima.

    ResponderEliminar