nieve

28 de julio de 2014

Playita de domingo...

Aunque os parezca mentira preciosas ayer fue nuestro primer día de playa. Julio no ha sido muy soleado que digamos y nuestro primer baño playero se ha hecho de rogar. Así que ayer nos tomamos la mañana para perdernos en el mar, la arena y el agua, esa agua de nuestro maravilloso mar Mediterráneo...Temprano tomamos  sitio en una de nuestros pueblos preferidos, a tan solo quince minutos en coche, es toda una gozada. Los primeros en llegar fuimos, toda la playa para nosotros, a pie de agua desplegamos sombrillas, tumbonas, bolsas, colchonetas para los peques y nuestros cuerpos, dispuestos a  recibir un poquito de ese sol tan esperado...Yo con mi cámara en mano, faltaría más, para mi la mejor hora del día, cuando todavía el sol no ha acabado de salir y se goza de esa luz tenue y difuminada, después si encima tenemos el azul del mar como protagonista el resultado de las fotografías tomadas en impresionante. Observad las nubes, el horizonte, el agua, la fina arena... 


Y a lo lejos una plataforma, hacia ella nadaron los niños, les encanta sentarse sobre su borde o tirarse al mar desde ella. Es como un barco navegando sobre las aguas...


Giro mi cámara. Hacia un lado se divisan los barcos...

Hacia otro, las imponentes casas señoriales que bordean todo el paseo. Me vuelven loca, a pie de playa son un privilegio de quienes las habitan. Ya me encantaría perderme en una de ellas viendo todos sus interiores...


Y sigo fotografiando, a mi Celia, raqueta en mano jugando un partido con Víctor. Alza la raqueta, seguro que le ha vuelto a ganar a su padre, gran deportista que es ella...


Pero lo que más adoro es fotografiar el mar, azul, brillante, cuando la luz se refleja en él haciéndolo tintenear,...

Con su arena repleta de pisadas que todos vamos dejando...

 Captar el verde de las montañas que se desdibujan tras el cielo...

El lejano horizonte que se confunde con el mar...

Las sombrillas que ondulan con el viento...


 Los pinos centenarios que pueblan nuestros pueblos costeros...
 A ellos que siguen jugando en la gran plataforma...
 Mi pie que juega con las olas...

 Y los remolinos que el agua lleva hasta la orilla...
Después mientras los míos siguen con su intenso partido, yo me tiro en mi toalla, tengo mi revista preferida para acabar de relajarme...

Pasar sus hojas, sin prisas porque tengo toda la mañana en un entorno envidiable...




 Chicas, tengo el mayor de los privilegios, las mejores playas cerquita de casa. Podemos escaparnos siempre que lo deseemos, zambullirnos en sus aguas, tomar el sol, que los peques se nos pierdan con sus juegos sobre la arena, pasear bordeando la orilla o simplemente sentarnos en una de sus muchas terrazas a refrescarnos con una apetecible cerveza...
Ayer nos tomamos la mañana de domingo, las horas pasaron volando y nadie quería marcharse. Ahora que ya hemos dado por iniciados los baños de verano no habrá quien nos pare, los fines de semana los dedicaremos a ello...

Desde una deliciosa playita mediterránea...


Feliz inicio de semana...

3 comentarios:

  1. ¡Yo estoy contando los días para irme de vacaciones a disfrutar del mar!

    Miriana's World Blog

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Maite! Qué fotos más chulas. Yo también me llevo a la playa una revista de deco aunque sea de las viejas jejejeje. Sin duda somos unas afortunadas por vivir cerca del mar y más aún del Mediterráneo ;) Cariños

    ResponderEliminar
  3. Que día más bueno, fotos preciosas y las chicas de la familia fantásticas.

    ResponderEliminar