nieve

12 de julio de 2014

Playa...


¿Disfrutamos hoy de un día de playa?...Dichosas todas aquellas que, como yo, la tenemos tan cerquita de casa, a escasos kilómetros de nuestras ciudades que casi, casi, podemos oler el mar, saborear la brisa y escaparnos a ella tantas veces como queramos...
Hoy toca recorrer el sendero de lamas de madera, ese que dejar entrever al final el indiscutible azul de las aguas...

Cambiarnos en esas maravillosas casetas de colores que son la esencia de muchas playas...

Recrear nuestro especial rincón a la orilla, sobre la fina arena...

Tocarla con nuestras manos, la mejor terapia para desestresarnos de todo...

Inventar montones de juegos junto a nuestros peques, haciendo volar la enorme pelota de colores, la misma que teníamos cuando éramos niños...

Escribir en la arena lo que queramos, nuestros pies y nuestras manos se transforman en lápices con los que crear todo lo imaginable...

Sacar de los bolsos de caña todo lo necesario para el magnífico día playero, porque cabe de todo y lo necesitamos todo...

Improvisar la comida...Una mesa decorada con encanto, por ello adoramos la inspiración...Esas copas, esa vajilla, de acorde al gran momento.. Y.de cara al mar, faltaría más, porque para ello se erige como el principal protagonista...

Nos apetecerá sandia, el mejor de los postres, fresquita y dulce, con ese jugo que se desliza por nuestra boca...

De fondo y no podría ser de otra manera escucharemos el tintineo de las conchas, moviéndose al son del viento...Rosas, blancas, nacaradas, negras...hay tantas que sus colores son infinitos...


Y sin apenas darnos  cuenta, llegará el atardecer, con su escala de colores, su horizonte teñido de rosa. Y desde esa tumbona nos dejaremos llevar...

Pero siempre quedará alguien que siga surfeando las olas bajo un escenario idílico...

Y tal vez se tope con una pequeña botella de cristal, esa botella que siempre esconde un mensaje, un delicado texto que nos atreveremos a leer...

En su desgastado papel se lee...
"En la playa la vida es diferente, el tiempo solo se mueve siguiendo nuestro estado de ánimo...
Dejemos que la vida siga su curso como las corrientes y las mareas, siguiendo al sol..."

Y lo cumpliremos chicas porque no hay nada más relajante, más maravilloso, más pausado y más revitalizante que dejar pasar las horas junto al mar. Llegar con la mañana, disfrutar del día y marcharse, no antes de que el anochecer, nos robe las últimas horas de luz...

¡Felicísimo sábado de playa para todasssssssssssssss!... Hoy solo quiero haceros llegar de esta especial manera, mi pasión por el mar, mi apasionante e inmenso mar Mediterráneo...

3 comentarios:

  1. ¡Hola! Hace tan solo un ratito que acabamos de llegar precisamente de la playa jejeje. Creo que a estas alturas de mi vida ya no podría vivir lejos del mar. Lo dicho, somos unas auténticas afortunadas las que vivimos en costa. Cariños y feliz finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah! preciosas las fotos y los comentarios; como siempre :)

      Eliminar