nieve

4 de julio de 2014

Esos tonos azules...

Hoy por fin os enseño mis nuevos cojines para el gran sofá del salón...Harta de tonos grises y rosas, me  he decantado esta vez por los azules, no muy habituales en mi hogar. Sé que algunas de vosotras los encontráis algo fríos y apagados, pero a mi me han cautivado este año, los encuentro evocadores de la nueva estación recién llegada, frescos, con matices que nos aproximan al mar, a las olas, al cielo y a la brisa...Lo bueno de los textiles es que podemos cambiarlos tantas veces queramos, meter y sacar de nuestros armarios los que más nos convengan según las estaciones. Grises y negros para el invierno, rosas y lilas para la primavera, marrones y tejas para el otoño y azules y verdosos al llegar el verano. Después solo tenemos que acompañarlos de complementos que se les unan a ellos, ya sean velas en los mismos tonos, plantas que nos ofrezcan flores en la misma gama y plaids extendidos que ayuden a que todo tenga los mismos matices...

Colocados están los míos en el sofá, voy poco a poco...Aún me queda por añadir nuevos portavelas que combinen, una mantita en azul, un camino de mesa para la parte del salón, quizás una nueva lámpara...eso si, las plantas acorde ya las tengo. Violeta africana en lila azulón y  el siempre veraniego agapanto que ya ha empezado a florecer...


Que bien le queda al conjunto el bulbo recién cortado...

Con esas maravillosas florecillas que se abren, en ese tono que me apasiona y que se funde con las nuevas tonalidades de mis cojines...

Esos textiles adamascados, suaves y con esas formas sinuosas...

Hay en beig, en delicados rombos apenas apreciables y alargados con dibujos muy semejantes al papel de la pared...

Y mi chaise longue, ¿qué me decís?...Apetece tumbarse entre cojines envolventes a leer las revistas más inspiradoras para así seguir llenándome de montones de ideas...




Como siempre nuestra Yaiza, se los mira de reojo. Seguro que está deseando tumbarse alrededor de ellos para siestear fresquita...

Se lo piensa, prefiere asomarse al ventanal, porque hoy el sol a decidido salir y nadie en casa quiere perdérselo. Ya son días de lluvia, viento y cielos tapados. Toca reconfortarse con un día, por fin, algo veraniego...






Poco le ha durado, en cuanto ha vuelto a nublarse, se ha tumbado entre textiles de "Aloja do gato preto" a dormir un ratito. Desde luego es una total privilegiada, rodeada de flores de agapanto, cojines recién estrenados y esa luz que asoma por las ventanas...


Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, chicas os acerco mucho más la nueva flor porque no tiene desperdicio. Creo que la combinaré con otra igual en color blanco, quedará genial con todo el conjunto...




Viernes, por fin...Y dicen que el verano se instalará definitivamente. En mi ciudad no lo veo yo muy claro porque de momento vuelve a levantarse aire que arrastra nuevas nubes. Aunque se agradece el solecito que va y viene y que ha contribuido a que mis flores de hibiscus de la jardinera se abran por completo...


Y todo mi vergel fluye porque de eso se trata, de que esta estación nos regale no solo nuevas tonalidades para nuestros interiores, sino también nuevos colores para nuestros exteriores y eso solo lo apreciamos aquellas que como nosotras adoramos la decoración y la hermosura de las plantas...

Felicísimo día de viernes para todassssssssssssssssssssssssssss

3 comentarios:

  1. Pues me paso al color de tus cojines y al espectacular agapanto, como algo no nos, va a gustar si somos fieles seguidoras de tu éxquisito gusto. Son de la Loja du gato, no tengo tirada a entrar no sé porque siempre que enseñas cosas de ahí me gustan y mucho, igual esta tarde entro, ya sabes que lo tengo en mi sector jajaja, hace un mes al lado han inagurado Casa Viva pero para mí es muy moderno, no me va. Besos y que tengáis un feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. Creo que has acertado plenamente en el color de los cojines. Ahora, reconozco que no soy imparcial ya que el color azul es el que más me gusta. ¿Y yo que creía que únicamente no había verano en Portugalete?.

    ResponderEliminar
  3. ¡Holaaaa! Ohhhhh qué chulos tus cojines azules .... es increíble como pueden cambiar tanto una estancia ... si parece que estrenes sofá .... yo voy precisamente detrás de unos azules pero nada, que no doy con ellos, porque a parte de gustarme tienen que aguantar las embestidas de mis niños, vamos que sean sufriditos y eso es muyyyyyyy difícil jejeje. Me encantan los azules para el verano y los rojos para el invierno. Cariños y feliz viernessssssssssssssss. Ah! cada día haces fotos más y más bonitas.

    ResponderEliminar