nieve

18 de enero de 2015

Magnífico despertar...

Magnífico despertar de domingo...Y soy la primera en levantarme, más tarde de lo habitual. Abro las ventanas del salón porque a diferencia del resto de los días de la semana hoy puedo detenerme en el cálido sol que irrumpe por todos lados. Matices que al madrugar, cuando todavía reina la oscuridad, no puedo apreciar...


 Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii que privilegio admirar mis flores invernales en plena floración...

 Casi tengo que cerrar los ojos, el sol me impide abrirlos por completo, pero me reconforta la mañana de hoy en la que a pesar de las bajas temperaturas apetece salir unos momentos al exterior...


 Después atravieso el salón, hacia la cocina que voy a degustar mi desayuno del domingo...

 Las diez que son y me detengo en saborear esas tostadas con mantequilla y mermelada que solo me concedo los fines de semana...
Mirando a través del ventanal, con mi cortina antigua presidiendo el horizonte donde mi vecino como todos los inviernos enciende su chimenea que yo diviso a lo lejos...

 En casa algunos todavía duermen aprovechando la mañana que ellos prolongan en indefinido despertar...
 Por ello la penumbra es en algunos rincones inevitable...
 Os invito a un café, a mis mujeres maravillosas...Con leche, solo, con una nube de nata, con lo que prefiráis. Hoy nos lo podemos tomar con calma...
 Entonces reparo en los moldes de galletas con divertidas figuras. Me recuerdan que tengo pendiente la elaboración de galletas de turrón de jijona que pienso preparar esta semana. Porque me espera una semana repostera con el inminente cumpleaños de mi princesa...
 Ahora ya se han levantado y la luz se reparte a todas las estancias...

 Habitación de Celia incluida gracias a esa enorme terraza que se cuela por ella...


 Abro las ventanas de mi dormitorio...

 Dejo aunque solo sea por unos minutos que el sol la bañe por completo...
 Y reparo en detalles de ella...Flores rosadas...
 Delicadas plumas a modo de guirnalda...
 Las flores que se cuelan a mi interior...

 Y esas delicadas letras que se dibujan en los textiles...
 Maravilloso poder reparar en lo sencillo aunque solo sea un domingo. Porque el tiempo ese día parece correr más despacio que de costumbre. Entonces lo cotidiano no se hace tan cotidiano sino que se convierte en un placer realmente especial...
Ahora ya son casi la una del mediodía. Acabando de escribiros estoy hoy desde el salón, un privilegio de este domingo, pero enseguida retornaré a mi cocina para preparar la comida. Macarrones gratinados a petición de Víctor y Celia, una comida sencilla pero que siempre me piden en casa...
 Mañana os los muestro...
 Guapísimas el domingo se ha iniciado y yo desde "Un vergel en la ciudad"os lo deseo perfecto y maravilloso. Mañana volveré a pasar por aquí en una semana llena de preparativos para celebrar los catorce añitos de Celia...
¿Vais a compartirla conmigo?...

4 comentarios:

  1. Bonjour Matilde! Tienes el precioso don de saber disfrutar de las cosas que te rodean! Haces especial cada momentito del dia...y lo bueno es que lo trasmites
    Besos de domingo de enero!

    ResponderEliminar
  2. Como esta el amor de hombre de color morado, no para de crecerte, todo en tu casa es una maravilla, una foto que hay de la terraza de tu dormitorio supongo que es a través del maniquí que original te ha quedado. Y lo mejor de todo lo dejo para el final, que Celia solo tenga 13 años madre mía que belleza. Que tengas una feliz semana de preparativos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Mayte¡¡¡¡ Cómo me gsuta tú casa.....lo sabés. Últimamente no tengo tiempo de nada, pero aquí estoy en este ratito para echar un vistazo y desearte feliz semana.

    Madre mía Celia solo tiene 13 años???? EStá muy grande, y muy guapa. Esta semana también la tengo repostera, mi hija Silvia cumple 11 años mañana......
    Mayte qué tengas feliz semana y a abrigarse que está haciendo un frío y mañana veremos si no amanecemos con un manto blanco.

    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Buenos dias desde mi rinconcito en el Norte,aquí ha amanecido nevado no demasiado pero si lo justo para que las pisadas crujan y se nos ponga una pequeña sonrisa,lo mas duro será coger el coche e ir a la ciudad ,preciosísima está toda la naturaleza de alrededor ,los montes blancos ya que estos llevan algún día y Niebla protestando por querer salir a correr al campo ,no le vale con el jardín, bueno feliz comienzo de semana repostera.
    Un abrazo

    ResponderEliminar