nieve

14 de enero de 2015

Increíbles 54 metros



La hija de una gran amiga acaba de comprarse un pisito. Está loca de contenta, me comentaba hace días que es diminuto, tan solo cuenta con 50 metros cuadrados. Y para que más, si tiene lo justo y necesario para ella, para hacerlo suyo y para con muchísimas ideas, inspiración y por supuesto algunos consejos, dejarlo de película...Así que la entrada de hoy va dedicada a Amelia, a demostrarle con esta vivienda encontrada que no son los metros lo que cuentan, sino el buen saber hacer, las ganas, la inspiración y el deseo de convertir unas estancias en espacios soñados...
Pues con todo ello, os invito a entrar a un pisito de increíbles 54 metros. Sus puertas están abiertas, sus persianas levantadas, su balcón listo y preparado. Tan solo nos queda adentrarnos en él e impregnarnos de todo lo bueno que desprenden sus rincones...
Amelia, toma nota, abre los ojos y aprende que 50 metros pueden alargarse hasta el infinitooooooooooo...



Uauuuuuuuuuuuuuuuuuuu, que maravilla de piso, que luminosidad, que gran cocina, que dormitorio tan bien distribuido, que pinceladas de tonos azules tan frescos, que terracita tan repleta de verde, que combinación de suelos diferentes, que 50 metros tan enormes...queeeeeeeeeeeeeeee...Amelia, la perfección existe aunque nuestra recién adquirida vivienda nos parezca la más diminuta de todas...
Y sino siempre podemos esparcir montones de plantas en flor como punto de partida para llenarnos de inspiración...

Con una pequeña joya llegada de la lejana Suecia, os deseo a todas un miércoles rebosante de maravillosas ideas que poder trasladar allá donde deseemos...

2 comentarios:

  1. Muy acertadas tus palabras Maite,espero que animen a la hija de tu amiga y vea que su casita puede quedar divina!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Pues parece mucho mayor y que espacioso se ve. Para mí como los colores claros no hay nada.

    ResponderEliminar