nieve

16 de enero de 2015

La antigua cortina...

 No hay nada que más adore que recuperar esos tesoros antiguos que han pertenecido a personas queridas. Tal vez no tasen con mi estilo decorativo, pero disfruto buscándoles un lugar privilegiado en mi hogar donde lucir. Es lo que ha ocurrido con esta antigua cortina de fino hilo que era de mi madre y ella un día me la dio para que la guardara. Pero ayer la recuperé de los cajones y hoy cuelga del ventanal de la cocina...
 En color beig...

 Con figuras de rombos en delicado ganchillo...
Y con un faldón en la parte de arriba repleto de maravillosos calados que se unen los unos a los otros...

 No llega totalmente hasta el suelo, pero yo la recojo con un gancho en forma de estrella...
 Y como siempre le aporto mi especial nota colgándole un coqueto corazón también hecho en precioso crochet...


 A veces y cuando me apetezca también puedo desplegarla por completo, es entonces cuando todo el perfecto trabajo de esta maravillosa cortina se luce en todo su esplendor...
 Como si se tratase de un visillo colocado en una cocina de campo, esas cocinas con cierto aire provenzal que tanto me gustan, donde se hornean ricos panes, dulces deliciosos y manjares como los de antes...

 Me gusta cuando se entremezcla con el pequeño pajarito de porcelana y bajo los cristales de la lámpara...
 Me gusta el efecto que proporciona contrastando con todas mis plantas...


 Acentúa aún más ese aire de vivienda de campo, nadie diría que esta cocina, la mía, pertenece por entero al centro de una pequeña ciudad...

 Tan blanca, con esas piezas de porcelana, con esos tiradores antiguos, con el vajillero repleto de platos a la vista, con orquídeas, hiedras y flores rojas repartidas aquí y allí...



 Y con la antigua cortina de mi madre luciendo en el ventanal...

 Que bien poder recopilar detalles hermosos, darles nuestros especiales toques, adaptarlos a nuestras casas y sentirnos orgullosos de ellos...Yo este fin de semana presumiré ante todos de antigua cortina de hilo...
Hoy viernes llueve sobre mi ciudad, no se si será el preludio de lo que tocará este fin de semana. Por el momento mis plantas lo agradecerán...
 Y os corro las puntillas de mi pequeña joya para despedirme de vosotras a través de mi ventana, aunque el día asoma tristón os invito a dibujaros a todas una amplia sonrisa de viernes...
¡Feliz día preciosasssssssssssssssssss!

3 comentarios:

  1. Buenas tardes Matilde: haces muy bien en usarla porque es preciosa. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Como nos gustan las mismas cosas, que bonito es el visillo de ganchillo tan artesano y en tu cocina va que ni pintado, luce mucho más extendido pero por otra parte recogido queda más coqueto, con más gracia.También he visto que la orquídea esta a punto de florecer. Por cierto ayer vi unos relojes que te quedarián de maravilla en tú cocina, de flores y del estilo provenzal, que tanto nos gusta, tenían varios a cual más hermoso, sino fuera porque ya tengo uno de este estilo lo hubiera comprado.

    ResponderEliminar
  3. preciosa esa cortina de hilo y tu cocina con ese suelo está aún más bonita que antes.

    ResponderEliminar