nieve

13 de enero de 2015

Encendiendo...

Ayer al llegar el anochecer por fin encendí mis pequeños portavelas de cristal. Y digo por fin porque me he resistido hasta lo imposible para hacerlo. Me gusta conservarlos tal cual los compro, llenos de cera, me da pena gastarla y que se consuma del todo. Sin embargo después de ello siempre puedo colocarles velas de the que también iluminan a la perfección. Así que aquí los tenéis...
Serigrafiados con motivos de estrellas y rayas desiguales. Pertenecen a una nueva tienda de decoración que hace poco a abierto en mi ciudad y en la que se pueden encontrar multitud de cositas para mujeres amantes de la decoración como todas nosotras...

Encendidos están en el sobre de mi chimenea acompañando a la guirnalda de bolas plateadas que también fue comprada en la misma tienda...




En principio solo iban a lucir en las fiestas navideñas, pero luego pensé que quedaban ideales con los demás complementos. En blanco y negro tasan perfectamente con las pantallas de las lámparas, con los cojines del sofá y con el empapelado de las paredes...

Muy nórdicos, son lo último en los blogs de por allí que suelo visitar. Está de moda la combinación de estos dos colores que se alargan a maceteros, textiles, papeles pintados y alfombras...

Mágica luz es la que proyectaban anoche por todo mi salón. En casa no es necesario celebrar algo especial para encender velas, guirnaldas y portavelas. Nos basta el anochecer, cuando la jornada ha acabado para todos, entonces las desplegamos para relajarnos por completo y dar por terminado el día. Es nuestro punto y final...




Ya veis preciosas, sencillos portavelas de cristal que caben en una mano...
Pero suficientes para convertir cualquier rincón en un espacio maravilloso


Eso fue ayer...Hoy a plena luz del día y con el sol entrando por los ventanales enamoran de igual modo. Mucho más si le acercamos la explosiva amarilis, nada mejor que aunar platas, negros, blancos y algo de llamativo rojo...
¿No os parece la combinación perfecta para una tarde de martes?...

Feliz día, iluminado como siempre desde este vergel en la ciudad...

2 comentarios:

  1. Maite me parece una combinación de lujo para una tarde de Martes de Enero. Fuisteis muy atrevidos escogiendo este papel pero no me imagino ya tú casa con otro, ni pintada en un color clarito como el que yo tengo, este estampado a todo lo que tú tienes es ideal. Pues yo también sigo con la guirnalda puesta y cuando anochece lo que me gusta mirar la chimenea y verla, somos así, del más sencillo portavelas hacemos una fiesta. Besos.

    ResponderEliminar
  2. que monos son !! Veo que tienes la guirnalda puesta que Marta dice que también, yo he quitado la mía, eran corazones, casi que me pesa haberla quitado, el menor día la vuelvo a poner

    ResponderEliminar