nieve

9 de enero de 2015

Viernes de azaleas

 En este fin de semana que ya casi iniciamos, os voy a inundar con inspiración floral. Porque en este vergel sobran plantas en flor con las que enamoraros. Necesito de ellas, al menos yo, para sentirme a gusto y llenarme de vitalidad. Así que hoy viernes os pongo por delante preciosas azaleas que empiezan a florecer a pesar del frío invernal. Son poquitas las que despuntan por entre las hojas verdes, pero como están completamente llenas de capullos, no tardarán en llenarse de ellas llevando su colorido a interiores o exteriores...¿Os apetece admirarlas?...
 En rosa...



Y en blanco...


 Ambas tonalidades me enamoraron en el mercado semanal de mi ciudad. Es increíble, pensé nada más verlas, que a pesar de estar en pleno mes de Enero, se nos pongan por delante plantas tan floridas. Y son las azaleas precisamente, las que al llegar las bajas temperaturas florecen con más fuerza, como si necesitasen del frío para mostrarse si cabe más hermosas. Menos mal que existen, con ellas nuestros exteriores lucen en su plenitud, en medio de plantas podadas, ramas casi secas y  arbustos carentes de hojas...


 Y no dudé en llevármelas a casa. Ahora os las brindo encima de la bandeja de madera y delante del ventanal de la cocina. Me encantan porque cuando están en plena floración podemos permitirnos el lujo de dejarlas en nuestros interiores y cuando se queden carentes de flores las sacaremos a las terrazas para que al llegar el verano puedan volver a florecer...
 Fijaros en la mía del pequeño vergel de abajo. Hace años que la tengo y siempre vuelve a florecer como el primer día. Cuando parece que va a secarse, la podo casi enterita y enseguida vuelven a brotarle abundantes hojas y capullos que dos veces al año me regalarán sus increíbles flores...


 Hoy la acompaño de las nuevas adquisiciones dejando que reciban un poquito de sol de la mañana...

Que bonito conjunto de flores a través de las azaleas...

 En rosa y en blanco...
 Con ellas mi pequeño exterior se ilumina de colores...



 Así cuando nos sentemos en el sofá con las cortinas totalmente levantadas, podremos admirar la belleza de unas flores que nunca dejan de sorprenderme...

 Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii chicas, no hay nada como las plantas para dibujarnos en nuestro día a día enormes sonrisas...
 Llenarnos de vitalidad...
Pintando de colorido los fríos días invernales...
Hoy ya es viernes, mañana volveré a abriros esta ventana por donde se colará otra especial flor teñida de rojo...
Felicísimo día para todassssssssssssssssssssssssssss

1 comentario:

  1. Maite yo te diré preciosas, pero de que flor te digo que no lo sea, siempre procuro tener al menos una, pero como tienes tú la blanca de años anteriores esta muy grande y muy florecida, igual la roja que nos enseñas mañana ya es tu amarilis pero no sé si ´habrá tenido tiempo, veremos.

    ResponderEliminar