nieve

19 de abril de 2017

Mágica luz en Cadaqués...

He de confesaros chicas que estas mini vacaciones de Semana Santa han sido maravillosas y aprovechables. No hemos buscado un destino para pasar toda la semana, mejor aún, hemos escogidos pequeños destinos con vuelta a casa. La experiencia ha sido fabulosa porque hemos disfrutado del mar azul, del verde bosque bucólico y hasta de la buenísima cultura que nos ha brindado nuestra ciudad de Barcelona. Y como lo prometido es deuda, hoy vamos a recorrer juntas de la mano un encantador pueblo de pescadores que para mi se dibuja como una pequeña isla en plena costa. Cadaqués es por excelencia el lugar donde vivió este hombre enigmático que asoma en primerísima foto y yo solo puedo pensar la suerte que tuvo Dalí al permitirse el lujo de recorrerlo una y otra vez hasta empaparse de semejante paraje, quizás el más bonito de mi Mediterráneo...
¿Estáis preparadas vergelianas para quedaros con la boca abierta?... 
Mejor día no pudimos escoger para recorrerlo, cielos azules, temperaturas casi veraniegas y lo que es mejor, escaso turismo que nos permitió perdernos sin ningún tipo de agobio...

 Ni que deciros que comimos un delicioso arroz  con vistas al mar en una de las muchas terrazas ubicadas a pie de playa...
 Las vistas no pudieron ser más perfectas con el agua en calma y los muchos barquitos anclados salpicando el paisaje...
 Para nuestra Celia era su primera vez en Cadaqués,  nosotros ya habíamos podido disfrutar de ella por varias veces y siempre que volvemos, a pesar de conocerla,  nos vuelve a sorprender, tiene una belleza mágica que consigue cautivarnos una y otra vez como si siempre fuera la primera...
 Un punto bohemio la define, su blancura, sus azules matices, su paz, su aire puro. Sentarte en una de sus terrazas escuchando el rumor del mar es todo un regalo...
No solo este hombretón con bastón en mano tuvo el privilegio de vivir por tiempo en semejante pueblo, también lo disfrutaron igual que Dalí, Picasso, Mick Jagger, Henri Matisse y otros tantos artistas, intelectuales y espíritus libres. Aunque yo creo que el que caló más hondo fue Dalí porque hasta estatua tiene en pleno paseo marítimo, casa a visitar y son muchas las fotografías que pululan de él por todos lados, como su estilo artístico plasmado en tiendas, bares y restaurantes...
Pues merecida tiene una enorme instantánea de una vergeliana...
 Me encanta como Cadaqués intenta mantenerse fuera de los enormes hoteles de altos pisos, de los excéntricos y modernos restaurantes, del turismo masificado manteniendo intactos muchos de sus matices de antaño que tan perfectamente la definen...
 Como las hermosas casas que recorren el largo paseo junto al mar y que no dudamos en acercarnos hasta ellas para saborearlas con detenimiento...
 Quien pudiera hacerse con una de ellas. Son tan vergelianas, con esos tejados, esos ventanales espléndidos, esas baldosas azules incrustadas en las blancas paredes y esas vistas infinitas a mi mar Mediterráneo...
 Todo concuerda en este pueblo, las calles, las rejas, el color de las contraventanas, los puentes que pasan de un  lado a otro...
 Hasta esta moto se funde en los mismos azules que la florida lavanda...
 Para unirse al mismo tono añil que las altas puertas labradas de madera y estos carros de hierro encantadores repletos de geranios a punto de florecer...
 Yo creo que mi look no podría haber sido mejor escogido porque hasta yo misma hago juego total con mi vestido vaquero azul, ¿no estáis de acuerdo chicas?...
 Nada más toparme con semejante rincón me acordé de todas vosotras pensando lo mucho que os iba a gustar...
 De nuestro total estilo...
 A ver si consigo la llave de semejante casona y os invito a todas a disfrutarla por unas largas vacaciones veraniegas...
 Dejamos atrás el hermoso rincón azul como el mismo mar para adentrarnos en las muchas callejuelas que lo recorren todo...
 Ni que deciros que había montones de tiendecitas repletas de detalles muy vergelianos...
 Maceteros, plantas variadas, pajaritos de cerámica, imposible resistirse...
 Como imposible resistirse al azul de las aguas de Cadaqués que son tremendamente cristalinas...
 Y serenas...
 Y yo posando delante de una de las barcas, siempre me gustaron las fotos tal cual a ésta reflejando en mi cara la serenidad que me aporta el mar...
 Y mis tesoros bien guapísimos, incluidos mis peludos, ellos vienen siempre allá donde vayamos, creo que están disfrutando tanto o más que sus amos de los bellos destinos escogidos...
 Y más caminar chicas, ya casi dejando atrás el bello pueblecito blanco con su luminosa iglesia en lo alto...
Recorriendo la larga bahía...
 Donde abunda la exuberante vegetación con sus pinares de troncos retorcidos y entre los cuales se nos abren hermosos paisajes indescriptibles...
 Ohhhhhhhhhhhhhhhh, que maravilla de instantánea chicas, para las amantes de la fotografía como yo, era difícil no dejar que la cámara disparase una y otra vez queriendo inmortalizarlo todito, todo...
Hasta flores muy vergelianas casi tocando el agua fueron capaces de regalarme semejantes paisajes de Cadaqués...
En rojo...
En rosado con sus pétalos bien abiertos...
Como alfombras acercándose al mismo mar...
Los contrastes ofrecidos eran tantos y tan hermosos que se me hacía imposible creer que estábamos en plena playa. Flores multicolores, pinos verdes, aguas transparentes, cielos azules y casi ausencia de turistas para relajarnos hasta el infinito...
 Ni os imagináis lo bien que sienta un día perdiéndose por Cadaqués chicas...
Pero aún había que caminar mucho más vergelianas, es lo que tiene este pueblo, montones de callejuelas todas ellas empinadas y pedregosas, pero conservando esa esencia antigua que lo hace tan especial...
 Y casi por todos lados como saliendo de las mismas paredes...
 La imagen siempre de Salvador Dalí...
Como huella imperecedera de que en un tiempo estuvo ahí, paseando por estas calles, con su bastón, su largo y enroscado bigote y ese gorro tan particular que solo él sabía lucir con elegancia personal...
 Llegamos a lo más alto...
 Donde los tejados de miles de casas se funden con el mar, donde las tejas reflejan un sol enteramente brillante...
Para visitar la iglesia de semejante pueblecito, Santa María, joyita del siglo XVI con matices góticos pero fachada sencilla y muy blanca. Viéndola a lo lejos, integrada con el resto del pueblo, nos hace pensar en muchos pueblos pintorescos de la preciosa Ibiza y es por ello que muchos catalanes consideren a Cadaqués como la perla de la costa Brava...
Ya veis a Celia esperando su turno para entrar, es lo que tiene rodearse de peludos que como no los dejan entrar pues tenemos que turnarnos para admirar monumentos, aunque os confieso que cada vez que entro en una iglesia me dirijo a la pila bautismal, impregno mis manos de agua bendita para después extendersela a Troll y Yaiza sobre la misma frente...
Sonriente sale mi princesa, no hay nada que más le guste a ella que visitar iglesias de los pueblos visitados, ya se ha convertido en una fiel costumbre de esta familia nuestra...
Recorrido terminado chicas, he necesitado hacer una selección de fotografías a mostraros, todas eran tan bonitas y maravillosas que era imposible colarlas todas. Yo creo que con éstas he plasmado el bonito día de recorrido por uno de los pueblos marineros que más nos emociona. Dicen que el tiempo en que se consideró a Cadaqués como la capital de España de artistas, bohemios y soñadores ya pasó, pero mantiene y doy fe de ello, su encanto y sello personal. Hace días una de vosotras me contaba que gracias a mis fotografías puestas en una de las entradas del Lago de Bañolas decidió ir hasta allí como destino vacacional, pues yo hoy os digo chicas que si queréis explorar un coqueto pueblo blanco, visitar la casa del enigmático Dalí, comer o cenar  en alguno de sus escogidos restaurantes a pie de playa, si queréis tranquilidad, calma, aguas casi caribeñas y sentiros como en el mismísimo cielo, acercaos hasta aquí, semejante destino casi a tocar Francia os dejará sin palabras...
Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii chicas, es que yo ahora mismo me montaría en ese barquito anclado en plena playa para continuar recorrido por tan bella Costa Brava...
¿Os apuntáis conmigo?...
¡Feliz miércoles turístico!

8 comentarios:

  1. Hola Matilde y vergelianas. Me parece muy bonito Cadaqués, no lo conozco pero puede que algún día lo haga, aunque me pille lejos. Me gusta la combinación de tanto blanco y azul, muy bonito. Celia muy guapa al igual que Víctor y los peludos una ricura. Gracias por compartir tan bellas imágenes. Un beso a todas.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Hola Matilde y vergelianas, que precioso paisaje con ese mar tan azul haciendo juego con tu ropa esa puerta de entrada que lindo color con esas dos,plantas en las carretillas una cada lado,y el cielo azul mi color preferido, esa playa, las casas preciosas a mi me gusta asi, sin esos edificios tan altos que no dejan ver la belleza,a mi en lo personal no me gusta el cemento como yo le suelo decir , le sacan el encanto al un lugar tan bonito, se respira Paz, armonía y como decís muy poco turismo para ustedes y otros pocos asi se disfruta mas, muy linda Celia como siempre a Victor y a vos se los ve muy bien y que decir de Yaiza y Troll , siempre en familia, me encanta que bueno que lo hayan pasado muy bien les hacia falta, siempre hace falta desconectarse, para volver, con mas energías,precioso lugar, el tiempo estuvo lindo ,bueno Matilde y chicas les mando un beso ya casi el finde esta a la vuelta, para seguir teniendo planes y a disfrutarlo..

    ResponderEliminar
  4. Matilde , Cadaqués es precioso, queda reflejado en tus fotos, yo también animo a todas las que no lo hayan visitado lo hagan alguna vez. Esa luz que nos regala lo hacen un lugar envidiable.Mi última visita fue en septiembre del pasado año y me has recordado en tus fotos mi visita recorriendo sus callejuelas, y esa bonita casona en la que estás fotografiada, y en la que yo también lo hice.
    También se ha de recomendar la visita al cabo de CREUS que tenemos muy cerquita de allí, su paisaje es espectacular y no se ha de dejar de verlo.
    Un saludo, buenas noches.

    ResponderEliminar
  5. Ay Cadaqués, Cadaqués! Que preciosidad de pueblo repleto de preciosas casas y grandes artistas. Cuando estuve también me gustó mucho, sobretodo las pequeñas tiendecitas que encuentras en cualquier callejuela. Queréis un secreto? Mi pueblo, Calaceite, dicen que es el Cadaqués del interior. Sinceramente, no le veo mucho parecido, tan solo la belleza de sus casas señoriales y las callejuelas empedradas además de la cantidad de artistas que albergó durante muchos años. Feliz semana a todas, vergelianas!!

    ResponderEliminar
  6. Hola Matilde, si, es un tremendo encanto el pueblo de cadaques, a juzgar por las fotos. De seguro que es una delicia llegar hasta ahí,y disfrutar de esos bellos parajes. Muy hermosa familia, con tus dos peluditos. Muchos besitos para todas 😙😙

    ResponderEliminar
  7. Matilde: qué recuerdos tan bonitos al ver tus fotos! Creo que ya comenté en alguna ocasión en este vergel que visité Cadaqués hace ya unos 14 años, movida por mi afición incondicional a la Generación del 27, especialmente a Dali, Federico García Lorca, Rafael Alberti y su mujer Mª Teresa León.
    Siempre he intentado ver los sitios en los que vivían, he visitado la Residencia de Estudiantes en Madrid en la que muchos de ellos se formaron, el espolón de Burgos en el que se paseaba Mª Teresa León etc. Y así llegué a Cadaqués y disfruté como tú y tu familia de esos paseos, esas vistas y ese mismo mar que disfrutaron Dali y todos sus amigos artistas y escritores. Y es cierto que Cadaqués se ha mantenido impertérrito a las nuevas formas de construcción y ha logrado mantener su esencia y con ella su estilo, belleza y armonía.
    Gracias a Dios que hay lugares así que no se corrompen y que nos hacen disfrutar a todos.
    Un beso para todas.

    ResponderEliminar
  8. Que bonito Cadaqués! Que pueblo tan precioso con sus casas blancas, sus calles y comer junto a mar, que más se puede pedir!
    Gracias por llevarme hasta allí en un ratito 😉
    Besos para todas 😚

    ResponderEliminar