nieve

10 de abril de 2017

Hacia la glamurosa glicina...

Si chicas, ya sé que soy un tanto pesada cuando llega este mes y os acerco una y otra vez hasta la inmensa glicina en flor cerquita de mi casa. Pero es que la vi el otro día repleta de glamour y enseguida supe que se la tenía que mostrar a mis adoradas mujeres. ¿No os importa verdad?...
Paseito de lunes bien temprano junto a mis inseparables peludos a través de un largo sendero que ahora más que nunca nos anuncia la total primavera...
Creo que las fotos no hacen justicia del verdor que lo invade todo. Los árboles con nuevos brotes, el suelo repleto de hierba bien verde, el entorno con sus colores especiales...
Y el simpático de mi Troll rodeado de amarillas florecillas...
Él me mira algo nervioso, sabe que vamos hacia su parque preferido de juegos junto a Yaiza y no tiene paciencia a esperar que su dueña haga montones de fotos al vergeliano camino...
Ya vamossssssss, solo quiero deleitarme con semejante paisaje...
Y con el ruido de la gran fuente que como siempre embellece con sus chorros de agua... 
Es una fuente algo antigua, era yo bien pequeñita y recuerdo haber jugado junto a mi hermana alrededor de ella...
Y ahí sigue ella, en medio de un pequeño parque donde desemboca el largo sendero...
Continuamos paseando y allí a lo lejos está ella, la inmensa glicina trepadora que año tras año vuelve a enamorarme en cuanto florece...
 No os podéis ni imaginar chicas que hace tan solo una semana solo mostraba un grueso tronco totalmente pelado. Y al día de hoy fijaros como se ha llenado de montones de racimos colgantes repletos de florecillas...
Yo creo que es ahí donde radica la magia de esta trepadora, que lo primero en despuntarle son sus llamativas flores para después al caerse dar paso a todas sus verde hojas...
Después tiene ese bellísimo color lila que se aprecia a lo lejos y que te hace pararte justo mismo delante de ella para comprobar tal maravilla jardinera...
La recorro de punta  apunta pensando que privilegio tiene este parque de poder contar con ella para lucirla con orgullo...
¿Os preguntaréis por donde va ella trepando con tal glamour?...pues por una especie de porche de hierro blanco construido para hacer que se enrosque a su total antojo...
El resultado es un largo techo cubierto de racimos lilas en cascada digno de admiración por todo aquel que se pasea delante de semejante glicina primaveral...
Ella va expandiendo a su vez un perfume dulzón y penetrante que despierta los sentidos de todo aquel que se topa en su camino...
 
La pena es que su floración es más bien corta y en pocos días todas su flores habrán desaparecido casi por completo,  pero no importa chicas porque esta glicina se irá expandiendo no solo por el porche construido, sino también por las paredes de piedra que la rodean y así es como año tras año se hace más y más grande invadiendo parte del bonito parque...
Y una servidora seguirá acercándose hasta ella no solo para fotografiarla con afán, sino también para disfrutar de su color, su glamour, su perfume y su total exuberancia...
Y me siento justo debajo de ella chicas, un auténtico espectáculo...
Corre una ligera brisa que hace mover la glicina y a todos sus racimos...
Y me río entonces al ver como empiezan a caer montones de pétalos lilas encima de mi cabeza y por todo el suelo, como una lluvia perfumada y repleta de color primaveral...
Y entonces hago exactamente lo mismo que haría cualquier perfecta vergeliana, cortar con delicadeza algunos de sus bonitos racimos para llevármelos conmigo. Creo que a esta glicina no le importará, posee tantísimos que hasta se alegrará de que una servidora de manos verdes se haga dueña de unos cuantos de ellos...
Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii chicas, quedarán tan monos dentro de un transparente jarrón de cristal...
Le doy las gracias a la hermosa trepadora y retomo mi sendero de vuelta, eso si, contenta y pletórica de haberme sentado en semejante parque, de haber fotografiado una de las glicinas más preciosas de mi pequeña ciudad y de haberle robado unas cuantas florecillas para perfumar parte de mi hogar...
¿Cómo van las vacaciones chicas?...Yo ya he disfrutado junto a los míos este fin de semana de una escapada cultural impresionante de la que ya os haré partícipes. Además inicio esta nueva semana con un encantador paseo repleto de matices florales y aún me quedan días por delante para planear montones de cosas más, el tiempo acompaña y hay que aprovecharlo. Os dejo que aún tengo que sumergir las flores de glicina en un bonito recipiente antes de que se marchiten. Mañana os cuento y os enseño el encantador arreglo floral creado...
¡Feliz lunessssssssssssssssssssssssssssssssss vacacional para todas!

7 comentarios:

  1. Buenos días Matilde que belleza y esa manera la tuya de narrar las cosas bueno casi me metiba esa narración sentía la brisa el perfume encantador que debe de dar tan bello árbol ese sendero tan precioso sabescyo en mis caminatas junto a mi pequeña Ximena y a mi Susi respiro profundo hasta que el aroma de los pinos y el bosque lo pueda deleitar lo mas profundo pues que entre da Matilde divina y esos bellos peludos divinos sabesvuna cosa guapa que bien identifican los lugares los peludos cuando llevamos a Su si y vamos llegando a su parque preferido se vuelve loca quisiera correr porque sabe bien que ya pronto llegaremos que divinos bueno guapa pues mañana listas para ver esecarreglo que seguramente t quedara divino saludos a todasssss las vergelianas y a ti guapa abrazo enorme

    ResponderEliminar
  2. Bien día Matilde y vergelianas quee hermosas son las glicinas cuantos recuerdos me traen en mi niñez de esto hace mucho logico,que paseo más bonito en tan buena compañía de Yaiza y Troll y que paz estar sentada redeada de tanta naturaleza en armonía me imagino que los racimos van a quedar muy bonitos en donde los pongas bueno Matilde y chicas les mando un beso que terminen super bien de este lunes hasta mañana....

    ResponderEliminar
  3. Hola Matilde y vergelianas,la glicina es una planta trepadora preciosa,ademas de flores color lila,mi color favorito.Muy bonitas imágenes,debe de oler de maravilla.Mañana vere el arreglo floral que has hecho y sé que será precioso.Un beso a todas.

    ResponderEliminar
  4. Una más de las flores maravillosas que adoramos y en mi color favorito, yo también durante los dias que dura su floración tengo controlados los jardines en que florecen y por ahí paso a menudo.Pero como todo lo bello son tan efimeras, un día, dos en nuestras casas.
    El surtidor y el parque son preciosos y no digamos de las florecillas amarillas, que maravillosa es la primavera.

    ResponderEliminar
  5. Que parque tan bonito...no es la primera vez que lo vemos en tu blog ...
    Disfruta de esta semana.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Hola Matilde, wuau ,unas imágenes encantadoras y espectaculares. Es una tremenda bendición, tener ese lugar tan maravilloso cerca de tu hogar. Es un espectáculo ,la forma de reproducirse la glicina,es una delicia para la vista y de seguro para el olfato. El peludito troll ,siempre tan lindo ,observandolo todo, y dándole prisa a su mamá para llegar cuanto antes a su lugar preferido,la yaiza, un poquito más rezagada 😀😀.Muchos besitos para todas 😙😙

    ResponderEliminar
  7. Que sitio tan bonito para pasear!! Pero esa glicina... que maravilla!!!! Divina!!! Hasta pocas te llevaste para tu casa!! Jjajaj Siempre he tenido pena porque solo las he visto en fotografías, hace poco estuve intentando localizar semillas. Te iba a preguntar si tenia aroma y he leído que si, no podía ser de otra manera!! me daba la impresión de que si!! Ainsss disfruta de eso te tienes cerquita!!
    Un beso y feliz semana Santa!!
    Ana.

    ResponderEliminar