nieve

24 de abril de 2017

Lunes con un poquito de todo..

 Hola vergelianas, este lunes he de contaros que mi fin de semana ha sido plenamente mágico. No hay fiesta que más me guste que la Diada de Sant Jordi, las calles de mi pequeña ciudad se llenan por días de puestos de flores y libros que recorrer por horas y he de deciros que cada año se suman más donde pararte a escoger o a que te regalen ese libro deseado. Porque a mi me hace más ilusión recibir el libro que la efímera rosa roja, cuurioso, ¿verdad?...
Pero además de la entrañable fiesta, mi casa cada vez se rodea de más flores primaverales y no he querido dejar de enseñaros este curioso ramo que luce en mi blanca cocina...
 A ver preciosas, ¿sois capaces de adivinar de que flores se trata?...
 Pequeñitas ellas, amarillas y totalmente silvestres...
Pues si chicas, son las flores del brócoli cultivado por Celia. Ha terminado su ciclo vegetal y como punto final ha florecido de manera imparable. Lo arrancamos del contenedor y yo no pude por menos que elaborar con todas sus ramas cortadas un original ramo que lucir en mi cocina. Ahora mi particular jardinera Celia ha plantado pimientos rojos, lechugas maravillas de verano y zanahorias que ya mismo empezarán a brotar...
Fijaros hasta donde llega el poder vergeliano que no deshecha ni las flores de los vegetales. Quien puede presumir en su hogar de tener semejante ramo original y bonito. Es más, me han comentado amigas mías que estas llamativas florecillas son totalmente comestibles...
 Por el momento no me atrevo a probarlas,  simplemente las luzco dentro de un largo jarrón de cristal esperando que me duren muchísimo porque me encantan de todas, todas...
 Pero en este fin de semana han aparecido muchas más flores en este vergel. Aquí tenéis mi pequeño bouquet de rosas rojas de Sant Jordi regalo de mi Víctor...
 Cuatro flores abiertas ya totalmente y que he querido colocar dentro de un encantador portavelas totalmente romántico...
 He de confesaros que estas rosas cultivadas exclusivamente para la fiesta catalana provienen de invernaderos y se nota porque no desprenden olor y se marchitan mucho más rápido que las cultivadas de modo natural. Comparadas con las que corté para el cumpleaños de mi Marta, nada que ver, aquí las tenéis hechas ya pétalos esparcidos en una de mis bandejas y desprendiendo un perfume que inunda todo mi salón...

 Pequeño truco que hoy os quiero dejar, cuando se os marchiten vuestras flores, nada mejor que deshacerlas esparciendo sus pétalos en tarros de cristal, bandejas, vasitos, o simplemente introducirlos dentro de aquellos libros especiales para que se prensen y así nos duren eternamente...

 Después al volver a releer sus páginas, estos pétalos secos nos sorprenderán haciéndonos recordar como llegaron hasta allí. Así que cuando se marchiten las rosas rojas regaladas por mi Víctor, las desmenuzaré con cuidado para meterlas dentro de un deseado libro que ahora mismo os desvelo...
 Bajo la mesita del salón se encuentra, bajo el ramillete de coleos sumergido en agua...
 Por aquí asoma entre mis incondicionales revistas de decoración que también son fuente literaria de total inspiración...
"Irène", del autor Pierre Le Maitre, deseando estaba yo de tenerlo entre mis manos para devorarlo y la mejor elección de Víctor para mi en esta fiesta internacional del libro...
Os cuento que fue este verano cuando descubrí semejante autor francés. Me leí enterito y en apenas varios días otra de sus obras en mis vacaciones veraniegas en Cantabria. "El vestido de la novia" me impactó, me hipnotizo por completo, me emocionó y hasta me descoloco con su argumento cambiante y diferente...
 Ahora tengo delante mío otra de sus grandes obras que ya estoy deseando empezar a devorar. ¿Adivináis cuanto tardaré en acabarlo?...
 Más flores que mostraros en este lunes con un poquito de todo. Petunias variegadas, las regalaban algunos de los puestos colocados en mi ciudad en este día de Sant Jordi. Me tocó esta maravilla de tonalidades rosadas...
 Que va a unirse a otras tantas que ya proliferan en mi largo balcón de abajo...
Planta exclusivamente veraniega que se nutre del total sol para florecer imparable. Queda genial en mi pequeño vergel, mezcladas con los pensamientos blancos y lilas que aún sobreviven a pesar del enorme calor de estas semanas...
Iniciamos nueva semana chicas, última de este mes de Abril que ya mismo nos despide, con su sol, su calor, su falta de lluvias y sus múltiples plantas en flor tan especiales. Se me acumulan montones de cositas que contaros. Hace días me escribió nuestra Isabel Fernández Robles para dejarme unas cuantas fotos de sus rincones jardineros en su pequeño vergel. Ni os imagináis  que maravillosos son, con esa glicina en flor que todo lo recorre repleta de liláceos racimos. Voy a convencerla para que me deje compartirlos con todas vosotras...También me escribió nuestra Lavanda para preguntarme por unos de mis cojines que la tienen enamorada y que pienso contestarle en dónde fueron comprados en una próxima entrada dedicada en exclusiva a semejante mujer vergeliana. María Bracaccini me habla en una larga charla de sus nietas, de su especial día de Pascua, de sus plantas cultivadas en su jardín y del buen tiempo que están teniendo por su querida Miami...Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii chicas, como adoro abrir vuestros correos, releerlos una y otra vez, admirar vuestras fotos y lo único que me desasosiega es no poder contestaros de inmediato porque me faltan horas al día para hacer tantíiiiiiiiisimas cosas. Pero lo intentaré, os lo prometo, os lo merecéis y os lo debo...
Así que mañana volveremos a asomarnos todas por aquí y ya veré yo con lo que os sorprendo para que no os despeguéis de aquí por nada del mundo...
¡Feliz lunes chicas!

7 comentarios:

  1. Holaa Matilde y vergelianas, preciosa entrada como siempre tan florecida, y si me imagine que eran las flores del broccoli, son preciosas,se ven delicadas yo no me animaria a comerlas me dan lastima por ser tan lindas, que Bueno que lo pasastes bien el domingo en la fiesta de San Jordi, y que hermosos regalos rosas rojas y un buen libro que Bueno seria poder ver el jardin, de Isabel Robles con esas glicinas en flor que tantos recuerdos me traen, esperemos que la puedas convencer, yo por aqui tambien sigo arreglando el mio tuve que dejar por que fui a cuidar a mis nietas como sabras y este fin de semana por fin llovio, estabamos preocupados muchas sequia y habia incendios forestales, no muy lejos de nosotros a casi una una hora se quemaron varios acres, por la extrema sequia,pero la lluvia los apago pero habria hecho falta mas, Matilde entendemos lo ocupada que estas, a mi me pasa tambien, nosotros te esperamos, siempre, asi que mañana nos encontramos nuevamente, te mando besos al igual a todas las chicas, que terminen bien de este comienzo de semana...

    ResponderEliminar
  2. Me olvide de decirte que esas flores de color Rosas son preciosas y quedan en tu balcon divinas, nada mas....

    ResponderEliminar
  3. Que bonitas flores!
    Que disfrutes de tu libro 😉
    Feliz noche 😚

    ResponderEliminar
  4. preciosos el ramo de flores de brocoli y ademas no todo el mundo puede presumir de tener un ramo asi y como es de esperar tus terrazas llenandose cada vez de mas y mas flores para verse cada vez mas bonito,me alegra que hayas pasado un buen finde y las rosas son preciosas,yo tambien tengo varias guardadas de recuerdo dentro de libros y ademas sulo poner una tajetita para recordar de que fecha son,y como dice Maria entendemos que te falten horas que te voy a decir yo que desde que empeze a trabajar no tengo tiempo de nada,hay dias que ni de comentarte nada pero ver lo que nos pones siempre a diario aunque sean cinco minutos,a ver si tengo "tiempo" ahora que voy a descansar tres dias y te mandoalguna fotito de algunas cosas que estoy cambiando(algun dia acabare y te mandare las fotos de mi casita),bueno no me enrollo mas besos para ti y para todas.

    ResponderEliminar
  5. Hola Matilde y vergelianas, muy bonitas las flores del brócoli de Celia, amarillas y muy vistosas. Víctor tan detallista con sus rosas rojas, eso está bien. Tomaré nota de tu consejo, esparciré los pétalos en alguna bandenjita cuando se sequen las flores. Los libros me encantan, espero que te guste el libro de Irene de Pierre le Maitre, yo ahora me estoy leyendo " El jardín olvidado" de Kate Morton, te gustaría también, es algo victoriano. Te agradezco el detalle de la entrada, efectivamente son los cojines de flores rosas grises y los pequeñitos de corazón. Un beso y feliz lunes.

    ResponderEliminar
  6. Hola Matilde, sí, una entrada preciosa, para no variar😀😀. Las flores del brócoli, son realmente lindas ,al igual que las rosas ,regalo de tu Víctor, y las petunias. Pues ya tienes un nuevo libro para envolverte en su lectura, y como dices tu,devorarlo en cuestión de días. Muchos besitos para todas, feliz semana que tenemos por delante .😙😙

    ResponderEliminar
  7. Matilde: acabo de entrar a comentar en el post sobre Celia,entro ahora en éste y sorpresa, me encuentro con las flores del brocoli. Tu hija me deja boquiabierta, nada se le resiste. Un día nos vas a tener que hacer también una entrada sobre educación de los hijos. Es evidente que a vosotros os ha salido una niña ideal y estoy segura de que no es casualidad, sino fruto de unas determinadas pautas educativas. Cuéntanos que habéis hecho, seguro que nos puedes servir de guía también en este tema.
    Un beso para todas.

    ResponderEliminar