nieve

14 de abril de 2014

El pequeño Buda...

Buenas tardes de lunes preciosas...Hoy me asomo a mi terraza soleada, subo las cortinas y primer día de este año que despliego mi gran sombrilla. El calorcito es más que primaveral, necesitamos resguardarnos un poquito del sol. Me hace ilusión abrir el parasol, me indica que el verano se aproxima y aquí en casa somos todos tan de esa estación que para nosotros es como si ya se hubiese instalado. Además doy mi especial toquecito al ambiente y le coloco unos blancos faroles de cristal que más adelante y al llegar la noche iluminarán todo el rincón. Vamos, que recreo en mi vergel un pequeño y especial porche...





Pero hoy me apetece presentaros a mi nuevo pequeño Buda. El otro día os saludó de pasada, apenas unos segundos, ahora os lo quiero mostrar en su plenitud. Para confesaros que me siento fan de ellos. Tengo uno subiendo las escaleras y este nuevo que compré hace días colocado en un escenario ideal para él, mi vergel...


Miradlo bien...De piedra blanca, en su famosa pose de loto...

Sereno, concentrado, con los ojos semi cerrados...


Y esa clásica expresión en el rostro que denota que no se le puede molestar pues está en plena inspiración...

Pero a los Budas se les tiene que rodear de cosas especiales...


Podría colocarlo sobre la mesa de madera oscura, en medio de plantas en flor...



Queda mucho más que precioso...



O bajo el gran pino, resaltando por encima de su enorme tronco. Aunque por la expresión que muestra, creo que no está muy satisfecho. ¿Tal ve se esté enfadando?...

Lo acerco hacia el reloj solar, de piedra como él, enmedio de portavelas...

Me parece que no acaba de encontrarse a gusto. Quizás demasiado sol...

Pero conozco su espacio ideal. No es otro que sobre la fuente, en semisombra...

Rodeado de plantas verdes y en flor...

Con el correr del agua como elemento de la naturaleza... 

Mirad, si hasta sonríe y todo...La magia llegará, cuando al llegar la noche la fuente se ilumine con sus luces, entonces si que el magnetismo de esta grata figura se expanderá por toda la terraza...

Preciosas definitivamente, este es su rincón

Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, no dudéis en llevaros uno hasta vuestros exteriores porque allí no solo tienen cabida plantas, flores, árboles, portavelas y faroles. Sino también figuras que como mi Buda, lo llenen todo de perfectas vibraciones...



Preciosas, como me gusta este rincón, es ideal. En él conviven los rosas, los verdes, los amarillos, los azules, el sol que se expande y al que se suma el alegre correr del agua. Hoy toca disfrutar de él como primer día de estas mini vacaciones. Por ahora no marcharemos a ningún destino vacacional. Sin embargo nos basta con sentarnos en el banco de madera, mirad a nuestro alrededor y dejarnos llevar...

Disfrutad allá donde os encontréis...¡Es una orden!...

4 comentarios:

  1. Que espacio maravilloso ....sereno y relajado.
    iela

    ResponderEliminar
  2. También comparto contigo el gusto por los budas,me inspiran relax,y ahí en tu precioso vergel se ve estupendo.

    ResponderEliminar
  3. No podía estar puesto en mejor sitio tu Buda, piedra con piedra, y el murmullo del agua, hay Maite que no me canso de ver tu vergel, la vista se posa en tantos sitios de los que tanto nos llegan a gustar, que miro y miro y vuelvo a mirar, no creas que yo miro el blog y ya esta, noooooooooo,yo observo y aún así siempre me pasa algo por alto, por ejemplo no me había dado cuenta que detrás de la gran mesa además de las jardineras tienes celosía.Pues nada que me lo vuelvo a mirar algo nuevo encontraré. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hi Matilde,
    nice that you have found me and that you like my blog;-)
    And now I am here to have a look at your Blog
    You have also a new reader:-))
    Nice greetings from Germany
    Christina

    ResponderEliminar