nieve

23 de abril de 2014

Diada de "Sant Jordi"

Pero como me gusta esta maravillosa fiesta catalana. Está llena de todo lo que me gusta...rosas y libros. Hoy chicas, toca disfrutar, empaparse de una tradición, vivirla  pero sobre todo entenderla. Porque toda bonita fiesta esconde tras de si una inquietante historia. Y la de "Sant Jordi", está llena de dragones, princesas de rubios cabellos, miedos y hasta cuenta con un apuesto príncipe valiente. ¿Queréis conocerla?...
Pues aquí la recopilo, de un cuento infantil comprado a Celia cuando tan solo era una bebe y que tantas veces le hemos leído. Para mi está llena de magia y gracias a ella hoy contamos por aquí con una fiesta que ya se erige entre mis preferidas...

Cuenta una leyenda que hace muchísimos años, en un país muy lejano, había un dragón monstruoso. Aquella bestia, que daba miedo mirarla, podía caminar, nadar y volar.
El dragón mataba y se comía todo lo que encontraba a su paso...rebaños de ovejas y bueyes y caballos. Y también hombres, mujeres y niños. Y destrozaba las casas.
Para que no hiciera tanto daño a todos, el pueblo decidió darle de comer un par de bienes cada día. Y cuando se acabaron los bienes, le dieron bueyes y caballos y otros animales...Pero llegó un día, que ya no quedó ningún animal y, entonces el pueblo acordó que, antes que no matara a todos, cada día, por sorteo, le darían una persona para que se la comiera.Un día tocó la mala suerte a la hija del rey. El rey no tenía ninguna más, de hija, y estaba desesperado. No quería dársela al dragón, pero el pueblo le exigió que hiciera como todos. Si no el dragón se los comería a todos...

.Llevaron pues, a la princesa ante el dragón...Pero cuando el dragón abrió la boca para comérsela, apareció Sant Jordi sobre un caballo blanco .Sant Jordi mató al dragón con un golpe de lanza...De la sangre roja del dragón, nació un rosal de rosas rojas, Sant Jordi dió una de las rosas a la princesa en señal de amor. Todos se pusieron muy contentos. La gente gritaba..."¡Viva Sant Jordi!
Sant Jordi subió a su caballo blanco y se marchó sonriente...
Esto es una leyenda...Las leyendas no hace falta que sean verdaderas, es suficiente que sean bonitas...
Por eso hoy en todas las ciudades catalanas, como en la mía, las calles se llenan de paradas de rosas y libros. Es maravilloso darse una vuelta, ojear los libros en busca del elegido para regalar a ellos y esperar que éstos a su vez, nos sorprendan con la belleza de una rosa que simboliza el amor y la espiga que la acompaña, la fertilidad...Bonita tradición antigua que perdura hasta hoy  entre nosotros, como una de las celebraciones más maravillosas catalanas...Celia y yo ya tenemos nuestras rosas rojas adornando en nuestros rincones particulares...Víctor ya nos ha sorprendido...Ahora nosotras visitaremos las paradas de libros eligiendo uno para regalarle y otro para nosotras, faltaría más. He de confesaros que es lo que más nos gusta a las dos. Recorrer sin prisas los puestos, mirad los libros, hojearlos... para después, elegir aquel que más nos haya apasionado. Devoradoras de ellos que somos. Estoy segura que si nos dieran a elegir entre rosas y libros, sin dudarlo, escogeríamos la última elección... 








En fin, preciosas. Hoy de nuevo os dejo rosas, muy rojas esta vez, para seguir la tradición. Mañana os mostraremos los libros escogidos y de paso recomendaros alguno...
Estoy más que felizzzzzzzzzzzzzzzzzz, este miércoles nos deja un soleado día, una preciosa historia llena de tradición, flores de la mano de rosas y un escogido libro que elegiremos a la tarde...

¡Feliz diada muy catalana para todasssssssssssssssssssssssssss!

2 comentarios:

  1. Que bien contada la leyenda de Sant Jordi en el cuento.y un dia más hermosas rosas rojas en vuestra casa en los distintos rinconcitos. Ahora llego de pasear y de comprarme los libros, la rosa ya la tenia de la mañana, y la verdad que se nos ha hecho difícil transitar por Barcelona, la Rambla de Cataluny a tope y ya no nos hemos a bajar más hemos llegado a casa satisfechos pero agotados. Maite mañana ya volverá la vida a la normalidad, pues ayer fue un impas entre la semana santa y San Jordi. Feliz final del día tan especial.

    ResponderEliminar
  2. Estoy deacuerdo es un dia precioso y se disfruta muchisimo pasear por las calles ver tantos libros y todas las rosas que maravilla. Te invito a ver mi post de l'enda de sant Jordi.

    ResponderEliminar