nieve

7 de abril de 2014

Ese encantador pueblecito...

Nuestro particular regalo para Víctor. Un delicioso recorrido por un encantador pueblecito perdido en las montañas...Rupit...Todo un tesoro descubierto de la mano de sus calles, sus casas con sus preciosas fachadas, su puente colgante, su río, sus fuentes de dulce agua, su bosque y también sus gansos y sus patos...Llegado este momento de maravillosa primavera, doy por inaugurada las pequeñas escapadas de domingo a rincones de mi Cataluña que son tan y tan mágicos. Porque adoramos los pueblos anclados en el tiempo, que mantienen la esencia de antaño, donde el silencio es puro, el aire envidiable y sus gentes aunque calladas desechan cordialidad. Así es Rupit...

Lleno de belleza sin fin...




Donde te topas con casas construidas en piedra con sus torreones y tejados inclinados...


Donde existe un puente colgante que te balancea al ritmo de sus aguas...


Con sus calles empedradas...

Sus fuentes de dulce agua...


Sus bucólicas fachadas repletas de objetos centenarios...

Donde sus plantas no faltan...


Donde hay recovecos que te hacen empequeñecer...



Donde el sonido del agua te atrapa hasta el infinito...




Donde es imposible no relajarse aún sentadas en un viejo tronco...






Donde por donde quiera que vas encuentras bulbos, plantas inimaginables y florecillas abiertas...


Donde el cielo es tan azul que te hace cerrar los ojos...

Donde su gastronomía está abierta en multitud de restaurantes y agradables terrazas...






Donde perderse no tiene desperdicio...


Porque invita a la calma, al sosiego, al placer, al caminar sin rumbo y a dejarse deleitar...



Así es este bello pueblo catalán que hasta los gansos y patos se contagian del entorno y permanecen inmutables a las idas y venidas de sus visitantes... 

Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii quien fuera ellos para quedarse en tan bello lugar no solo un día, sino como muy bien nos decía Celia toda una eternidad...Volveremos y muy pronto, para admirar la belleza de un salto de agua que alcanza los cien metros de altura y del cual nos hablaron muchos de sus habitantes...Rupit, con todo esto y mucho más, nos has conquistado...

Y chicas, empezamos una nueva semana, que más os voy a decir hoy después de tan bonitas imágenes. Que me quedo por aquí un ratito más rememorando el largo paseo de ayer, haber si me contagio de tan relajante escapada... 

Feliz lunes para todassssssssssssssssssssss...

5 comentarios:

  1. ¡Menudo sitio bonito donde perderse un fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiii tienes toda la razón preciosa...En sitios como este merece la pena perderse un día, un fin de semana o unas largas vacaciones...
      Que bien verte por aquí asomándote a nuestra ventana.
      Besazosssssssssssssss de lunes

      Eliminar
  2. Que gran reportaje nos has hecho de vuestra salida dominical al precioso pueblo de Rupit, yo creo que más de una de las que visitamos tú blog nos dejaremos caer por él.Estais estupendos los tres, pues ya sabes cada Domingo nos descubres sitios para visitar con tus fotos de postal.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Ummm... qué gustazo... si ya es relajante disfrutarlo a través de tus fotografías, no puedo imaginar lo que será estar allí!
    Besos y feliz comienzo de semana

    ResponderEliminar
  4. Precioso reportaje!!! esos pueblos con encanto son los que me gustan para perderme los fines de semana.
    Me recuerda a los pueblecitos que tenemos por el norte.
    ¡Feliz semana!

    ResponderEliminar