nieve

25 de abril de 2014

Como una niña...

Igual que una niña me siento hoy con mi veleta de colores...Ya casi no me acordaba de ellas, de cuando de pequeñas mi hermana y yo las hacíamos girar al son del viento mientras corríamos sin parar entre risas, compitiendo por ver cual de las dos giraba con más fuerza. Y ayer me volví a topar con ellas...Inauguraban una nueva cafetería en mi ciudad y las daban como obsequio a todo aquel que visitará el nuevo local. Allí estaba yo con mi veleta entre las manos, dispuesta a llevármela a casa y rememorando, de paso, mis juegos de niña...

Luciendo en el gran helecho está, junto a los amarillos tajetes. No podéis verla, pero gira y gira sin parar impulsada por el viento. Hasta alegres topos en blanco tiene y cuando Celia la vio, puso cara de extrañeza, sin entender como de pequeñas podíamos jugar con semejante objeto. Ellos que que han ido creciendo entre tecnología  y más tecnología, quizás si hubieran tenido una entre sus manos, entenderían la enorme sonrisa que se me dibuja nada más de mirarla...



Después viene la parte decoradora...Rodeada de alegres cojines bordados a mano, faroles y portavelas, plantas verdes y mis jitanillas que por fin ya, empiezan a florecer...

No hay nada como una alegre veleta de vivos colores...Amarillo, verde, azul, naranja, rosa...Como un arco iris que ilumina mi pequeña terracita. Hasta parece que el sol, al verla, se anima por fin a salir atraído por su mágico movimiento...









Que importa que la primavera nos regale días desapacibles, si yo desde mi particular reino gozo de un despertar repleto de colorido, movimiento de veleta y un trocito de verde...Con ello me conformo, porque a veces las cosas sencillas y de antaño nos devuelven la alegría de cuando éramos niñas...




Con mi nueva veleta girando y girando os deseo que este viernes igualmente ruede maravilloso y lleno de planes para un nuevo fin de semana que ya empieza a asomar...

¡Feliz día preciosasssssssssssssssssssss!

3 comentarios:

  1. Maite hoy has conseguido que leyéndote se me escapara una sonrisa , que bien nos cuentas todo y que riqueza tenemos saboreando una sencilla veleta pero llena de color. Como te llevo años yo de pequeña no eran así, pero hablando de la infancia tengo muchos cuentos guardados, pues en mi casa todos eramos amantes de la lectura pero había unos cuentos no creo que tu los conocieras de una periodista Mari Noticias, estos se tiraron en traslados que se hicieron, pues el otro día mi marido me regalo a través de un coleccionista 30 cuentos, me hizo tantísima ilusión volver a tenerlos.Te cuento cosas que no tienen nada que ver con tú blog, pero de tú infancia me he ido a la mia..Que continues teniendo este hermoso despertar con las vistas a tu balcón.

    ResponderEliminar
  2. Hermosa y alegre se ve su terracita con su reguilete así les decimos aquí, las venden para ferias y cosas así. Me llama la atención el angelito que cuelga de su macetero yo tengo dos en distinta posición cuando los vi me encantaron había como una colección,lugares tan lejanos y se encuentran las mismas cosas. Su sensibilidad al igual que a Marta , me hizo recordar mi niñez. Gracias por compartir eso su sentir tan bello. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Muy bonita veleta, le da mucha alegria a tus plantitas :) bonito fin de semana Matilde!!

    ResponderEliminar