nieve

19 de septiembre de 2014

¿Trenzamos una hiedra?...

Hoy viernes junto a vosotras vamos a trenzar todas una pequeña hiedra y digo pequeña porque tan solo le sobresale una larga liana de unas pocas hojas verdes. Hace días que me la miro pensando en hacer algo con ella porque parece que de un momento a otro vaya a secarse, es el momento de recuperarla y darle una bonita forma haber si reaviva y se pone con el tiempo como la grande que compré en Ikea...En un gran primer plano ya la estáis viendo trenzada, terminada y colocada allá donde lucirá, pero antes de ello...
La he subido a la mesa jardinera como así la llamo junto a muchas más plantitas de interior......



Fijaros en la liana que le cuelga, ¿no está tan mal verdad?...

Sus hojas aparecen verdes y brillantes, buena señal...


Así que cojo el alambre y le doy aquella forma con las manos que deseo. Me gustaría en forma de estrella o de corazón, pero todavía es muy pequeña, así que opto por la siempre resultona circunferencia...

La voy entrelazando con cuidado de no romper las hojas, pasándola a lo largo de todo el alambre...

Ya está, un poco pobre, pero tengo la esperanza jardinera de que con el paso de los días se revigorice y acabe siendo tan magnífica como la comprada en Ikea...


Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, que maravilla, los ojos se van sin dudarlo hacia la grande. Hace ya tiempo que la tengo y cada día está más y más exuberante...

La componen hojas diferentes a la pequeña, porque tipos de hiedra hay muchísimas. Estas son como pequeñas lanzas puntiagudas de un verde muy profundo...


Y las de la mini acabada de trenzar son como más anchas y en tonalidades variegadas más claras...


 Pero ambas son igualmente preciosas, cada una en su tamaño y en su forma...

Os confieso que desde siempre la hiedra se ha erigido como una de mis plantas verdes de interior preferidas y disfruto combinándola con otras variedades de diferentes colores y con flores de llamativos colores. Es muy versátil y se adapta a multitud de espacios...Antes de colocarla allá donde lucirá, la relleno un poco con tierra, la abono ligeramente y le aporto riego por inmersión. Me lo agradecerá después del trenzado...

 Misión cumplida chicas. Empiezo el casi inminente fin de semana con tareas jardineras que siempre me encanta enseñaros. De paso os abro mi vergel soleado para que deje entrar el viernes de hoy, el sábado de mañana y el próximo domingo...
 ¡Adelanteeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee!

Solecito rico nos sobra y nos basta para empezar a planear unos días repletos solo de cosas maravillosas...

 Con mi recuperada pequeña hiedra os deseo a todas el mejor de los viernes...
                                                  Hasta mañana preciosas...

2 comentarios:

  1. Maite, como transformas todas las plantas, objetos que caen en tus manos, se un simple tallo largo ya le has dado tú gracia especial, y además hoy vemos tu mesa de "jardinería" que siempre agradecemos ver, tiene muchas fans.Y por último en la penúltima foto a través del olivo y de la veleta que verdor de campos se ven a lo lejos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Ayyyy ese mueble jardinero cuanto me gusta!!! ¿ sabes que te copié lo de la hiedra la otra vez que lo explicaste? le hice forma de corazón y quedó muy bien hasta que sufrió un accidente...se me cayó desde el cuarto :( ya no volví a recuperarla...tenía que habertela mandado para que la metieras en la uvi . Buen fin de semana guapísima

    ResponderEliminar