nieve

9 de septiembre de 2014

Con flores secas...

Hoy os dejo una sencilla manualidad, solo tenéis que recoger pequeñas flores de diferentes colores, buscar una cartulina en un color neutro, un olvidado marco de fotos y perder unos cuantos minutos en realizar un bonito cuadro floral para colocar en ese rincón de vuestra casa al que le falta algo original que lucir...
Podéis recopilarlas de vuestras terrazas, patios o jardines. Las mías son traídas de Asturias, allí había tantas por cortar que casi me vuelvo loca...

 Una vez escogidas, las metemos dentro de un gran libro, entre sus páginas, prensándolas para que al cabo de unos días se sequen por completo...




Aquí la tenéis, tan solo dos días y la florecilla ha quedado lista para enmarcar...


Parece toda ella de papel, preciosaaaaaaaaaaaaa y conservando sin problemas su color rosado...

Después las junto todas, pegándolas a la cartulina escogida en tono marrón. Aquí me dejo inspirar y las entrelazo cubriendo todo el fondo. Algunas de ellas conservan su tallo, otras simplemente se dibujan tan solo con sus simples pétalos...

Coloco el cristal y el marco...



Y el cuadro queda conformado...


Margaritas naranjas...pendientes de la reina rosas y otras variedades silvestres que pueblan los campos asturianos y de los que no recuerdo sus nombres...


Colocar el nuevo cuadro me lleva su tiempo. En cualquier lugar adorna de maravilla porque el marco blanco combina con todos mis complementos y las flores secas tasan con mi pequeño vergel interior...

Y se instala en el cuarto de baño, junto a más flores secas dentro del jarrón y de la jabonera de zinc...


Flores, flores y más flores. Las adoro, no me canso de ellas y creo que en el otoño que ya mismo llegará debemos abusar de ellas para así dar colorido a nuestras casas...


Y lo mejor de todo, que cuando mire mi nuevo cuadro, siempre me acordaré de Asturias, un paraíso repleto de aloe vera, claveles del viento, hortensias, crasas verdes, múltiples florecillas...Todas ellas se vinieron conmigo, tengo un pedacito de esa bella tierra repartida por mi hogar. ¿Qué os parece chicas?...


¿Os animáis a realizar vuestro propio cuadro de flores secas?...

Septiembre avanza y yo estoy emergida en tareas jardineras imprescindibles al acabar el verano. Aquí me tenéis con ramas de hiedra grandes para plantar en mi vergel. Es tiempo de ello y uno de estos días os haré un pequeño tutorial de cuidados otoñales...

A punto de llenarme las manos trasplantando, os deseo un martes mucho más que maravilloso...

Mañana nos volvemos a reencontrar...

2 comentarios:

  1. Que buena idea!! Mi abuela secaba flores así, aún recuerdo abrir libros y encntrarme flores, pero hacer cuadros con ellas no se me habría ocurrido, me apunto la idea !! y atentísima a los consejos de jardinería que soy negada

    ResponderEliminar
  2. Te ha quedado una composición muy fresca para tener siempre presente el verano que se ha pasado. Desde luego combinas como nadie y tienes un gusto estupendo para las pequeñas y grandes cosas. He estado visitando tus entradas y la de hoy me ha gustado especialmente.
    Las plantas no son mi fuerte así que con tus cuidados y consejos a ver si empiezan a crecer.
    ¡¡A ver con qué nos sorprendes mañana!!
    Besos!!

    ResponderEliminar