nieve

27 de septiembre de 2014

Caprichos de sábado

Hoy caprichos de sábado, sencillos y maravillosos...Yo soy de las que disfrutan con las pequeñas cosas, no necesito nada más para sentirme feliz. Y en este sábado me doy mi primer capricho, dulces de miel traídos nuevamente de tierras marroquíes, con un delicioso café con leche para desayunar en mi gran vergel en la ciudad...

Ummmmmmmmmmmm, fijaros en su forma como de flor, en esa textura envolvente de miel, en esas pepitas de sésamo y en ese olor que aunque no podéis disfrutar casi, casi, se percibe a lo lejos. Me imagino a esas mujeres de la familia de mi amiga Soraya elaborándolos con suma paciencia, entre charlas y risas. Creo que hay radica la perfección de estos dulces, en el amor que le ponen y que se transmite de madres a hijas...

Por cierto me lo degustaré rodeada de todas mis plantas con sus flores otoñales tan magníficas. Entre ellas el kalanchoe que regalaré mañana. Lo saqué de su envase, en él solo debe permanecer lo justo y necesario, así que le brindo horas de solecito y aire puro. Le acompaña la planta de la celosía que a pesar de ser algo delicada, ahí continúa floreciendo a su antojo...



Pero algo se cuela hoy a lo lejos...Segundo capricho de sábado...Una pequeña jardinera blanca con una linda composición recién plantada a primera hora del día. Sencilla porque es de plástico, tan solo me ha costado un euro, sin embargo yo la encuentro monísima para colgar de la celosía de madera y lucir en ella una variedad de plantas...






A un lado, cintas verdes y el ramillete de plumango recogido en Asturias...

Y al otro extremo, amor de hombre lila y un bonito pensamiento en blanco...


Perfecto contraste de tonalidades...lilas, blancos, algo de verde y un poquito de rosado...


Y el capricho de esta nueva jardinera se entremezcla con todo lo demás. Se esconde a través de las hojas del olivo y acompaña con su sencillez al imponente Magnolio...


Dudaba si quedaría bien, pero ahora me la miro y me encanta, tan blanquita, resaltando sobre las finas lamas de madera oscura, parece estar hecha para colgar de la esquina de mi vergel...


Tercer capricho...Esas pizarras en forma de corazón que no solo le cuelgo a la nueva jardinera escogida, sino que también reparto por las otras con sencillas palabras escritas...



Y cuarto capricho de sábado...El precioso día con el que nos hemos levantado. Cielos azules sin nubes que lo perturben, sol resplandeciente, por fin,...Tooooooooooooooooooooda una maravilla de día que nos pide disfrutar de nuestros exteriores en este primer fin de semana de otoño...

 No se vosotras preciosas, pero yo me voy a quedar parte de esta mañana danzando por mi terraza. Rodeada de caprichos que me merezco. Mis dulces preferidos, mi nueva jardinera blanca, mis corazones de pizarra y el maravilloso tiempo soleado que me rodea...

Hoy con más energía que nunca os deseo a todas un fin de semana en el que todo cabe, hasta los más pequeños caprichos escogidos...

¡Qué lo disfrutéis!

6 comentarios:

  1. Muy buenas tardes Matilde, y por cierto en Portugalete también con un cielo azúl maravilloso. Creo que la primera vez que me atreví a escribirte fue para felicitarte por saber ver lo maravilloso que es disfrutar de las cosas pequeñas que tenemos a nuestro alrededor. Sigue así y que Dios te bendiga a tí y a tu vergel, o sea, tu hogar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Sabes Rosa?, las cosas sencillas son las más maravillosas porque entrañan pequeños detalles en el día a día que nos hacen sentir de maravilla. Yo soy así e intento transmitirlo en mi ventanita diaria porque en ella siempre hay algo que contar por muy sencillo que sea...Gracias por visitarme a diario y comentar, a veces siento que sois poquitas las que os pasáis por aquí y muchas menos las que os atrevéis a escribirme. Que bien que por el bello Portugalete haga un día tan maravilloso y azul como por mi querida Barcelona...
      Besazossssssssssssssssssssss

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Maite!!!!!!! como me conozco tu casa, solo entrar noté que tú jardinera no la había visto, y te digo, como somos que un euro nos cunda tanto, porque mira la que la has dejado bonita, eso es lo que siempre hemos comentado, disfrutar de las pequeñas cosas.Por cierto las pizarras-corazón son un >3

    ResponderEliminar
  4. Maite que buena pinta!! si tienes oportunidad prueba los cuernos de gacela, están buenísimos!!

    ResponderEliminar