nieve

14 de mayo de 2014

Recuperar una orquídea...

Hoy empiezo un nuevo reto jardinero. Me encantannnnnnnnnnnnnnnnnn, imposible resistirme a ellos. El de hoy tiene nombre de orquídea, una pobre orquídea ante la que me paré ayer en el supermercado del que soy asidua compradora. Y creo que ella me miró y me suplicó que la cogiera, que me la llevara a casa y que la recuperara...

Pobrecilla, estaba casi sin flores y las dos que la coronaban estaban casi secas. Me dirigí a la encargada y le comenté lo medio muerta que estaba, que daba pena de verla, y que posiblemente acabarían tirándola. Ella me dijo que si la quería me la vendía por un precio simbólico de un euro. Así que felicísima, lo pagué y conmigo se vino...

Aquí la tenéis, urgente tratarla y recuperarla...

Sus raíces están verdes, buena señal y sus hojas grandes y brillantes. Más buena señal todavía...

Le busco un recipiente de cristal transparente. Es importante que sus raíces reciban luz por lo menos por un tiempo. Así se vitaminará para empezar a tirar sin problemas...

Después una buena ubicación. Delante de un gran foco de luz pero no de sol directo que podría quemarla...

Una enorme ventana es lo ideal. Actuará como pequeño invernadero dándole la temperatura cálida que necesita...

Aiiiiiiiiiiiiiiiiiii, que pena de flores amarillas y rojas. Si estuvieran perfectas quedarían geniales en combinación con el gran cuadro floral...

Muy a mi pesar se las corto, por debajo justo de una yema de la vara de la que, y eso espero, pronto volverán a brotarle preciosos capullos...


Pero no pienso dejarla desnuda, con su simple vara vacía. Ahí va mi particular truco...Rescato del armario flores de orquídea artificiales compradas en Ikea y Jardiland. ¿Rosa o amarillo?...

Difícil elección...

Amarillassssssssssssssssssss...Así me recordarán a las preciosas flores que tenía y que muy pronto me regalará...

Nueva orquídea recuperada con manos jardineras y trucos muy míos...




No me negaréis que parece casi, casi real. Seguro que todo aquel que venga a casa ni notará lo artificial de sus flores...Después cuando empiece a tener brotes a punto de abrir, le quitaré la vara artificial. No hay nada más maravilloso que las flores naturales...



Chicas, como adoro los retos que se me ponen por delante y si estos tienen que ver con plantas que necesitan mis mimos y cuidados, mejor que mejor. Hace tiempo fue un olivo a punto de morir en unos grandes almacenes, después un cactus dejado en un gran contenedor y el día de ayer una preciosa orquídea con sus flores marchitas...

Por cierto, cojo la orquídea del buffette plateado y me la llevo más cerca del punto de luz. Justamente delante del gran ventanal. Hoy el día es muy, pero que muy primaveral y ella necesita de él para recuperarse. Como un delicado enfermo ansioso de cuidados... 

Miércoles y mañana me espera un especial día. Ya estoy de los nervios, como una niña pequeña que ansía que pasen las horas para que el jueves llegue pronto. Aunque también la espera, me hace sentir estupenda...

Con mariposas revoloteando en mi estómago, os deseo a todas un maravilloso día...

6 comentarios:

  1. Matilde...que linda estamos en el mismo reto. A mi me regalaron una el fin de semana. Nos podemos ayudar y compartir progreso. Yo acepto consejos.
    Un abrazo
    Ìela

    ResponderEliminar
  2. Ay Matilde, la entrada de hoy me viene fenomenal porque tengo una orquídea en el mismo estado, a ver si se recupera.
    Un besito y que pases un buen día.

    ResponderEliminar
  3. Que guapada Maite y seguro que lo consigues, con esas hojas verdes que se le ven, pero la gracia que me ha hecho que tengas muestrario de orquídeas guardadas en un armario, buenísimo, y la amarilla te queda estupenda, que bonita se vé. Que tengas una feliz vigilia de cumpleaños, y hasta mañana.

    ResponderEliminar
  4. Felicidades con retraso, espero lo pasases feliz con tus seres queridos.
    Una cosita! creo que cuando una phalaenopsis,se seca el palo hay que cortarlo lo más cerca posible de las hojas, y de ahí brotara un nuevo palo que se llenara de flores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nola que bien poder conocerte, que te pases por aquí y dejes preciosos comentarios...Bienvenida a este blog y a esta ventana que compartimos montones de maravillosas mujeres.
      Cuando la vara de la orquídea se seca por completo hay que cortarla a ras de las hojas y de ahí le brotarán nuevas varas que darán paso a nuevas flores preciosas y si cabe más grandes que las anteriores. Pero si simplemente se le secan las flores y la vara sigue verde hay que cortarla por encima de una de las yemas que es de donde brotarán nuevos capullos...
      Muchos besitos guapa, te invito a hacerte seguidora, nada me haría más ilusión. Te espero por aquí y hasta mañana...

      Eliminar
  5. Eres una máquina !!! Casi lloro de risa con esta soplapollez tan grande jajajaja te quiero Matilde !! El funeral, las flores artificiales, la música esta de la II Guerra Mundial. Simplemente, me ganaste Matilde.

    ResponderEliminar