nieve

13 de mayo de 2014

Iluminando el día...

Vaya el día con el que hoy nos hemos despertado. Y es que la primavera nos está dando la espalda y más bien parece que nos aproximemos a un nuevo invierno. Ella es así, caprichosa y cambiante, que le vamos a hacer, si también nos brinda días repletos de nubes, fina lluvia tintineante y el ir y venir de nubes. Pero a mi no me importa, forma parte de esta estación, mi preferida, y entonces despliego magia en mi hogar con algo tan sencillo como unas cuantas velas encendidas sobre un blanco velador. Los días como el de hoy invitan a ello, a iluminarlos, a dotarlos de una poquita de energía para hacernos sentir a todas de maravilla...


Y aquí están, de todas las formas y tamaños...Alargadas, redondas, dentro de portavelas acristalados, sobre  una botella o luciendo colocada encima de lágrimas finas de cristal...



Bajo todas ellas, mi enorme farol, dando cabida a una gran vela perfumada, porque los días apagados también deben llenarse de agradable aroma...


Pero la estrella indiscutible de todo, lo conforma mi farol colgante. Fino cristal tallado que al iluminarse llena el espacio de destellos mágicos. Luciendo está sutilmente cogido del pomo de mi pequeña alacena, tras él corazones de cristal y de verde muérdago le imprimen notas románticas y coquetas...


Pero voy más allá en mi afán por alegrar el día de hoy. Recopilo mis plantas, aquellas que tienen más colorido y las despliego alrededor del velador. Nada mejor que petunias y vincas. En rosa, por supuesto...



¿Qué me decís ahora?...

Velas y flores, mi pequeño secreto ahora compartido con todas vosotras. Secreto que sirve para sencillamente iluminar días como los de hoy...






 Ya veis que cualquier día es perfecto para inspirarse y que mejor que velas...Si llega el anochecer las despliego por las estancias, si es el cálido atardecer de verano las sumerjo en agua en forma de velas flotantes y si en mañanas primaverales, el día amanece triste, recreo un pequeño rincón acompañándolas de flores...
Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, ¿qué le ocurre a la preciosa primavera que se nos resiste?...Pero como somos mujeres maravillosas y recurrentes, sabremos sin duda, disfrutar de este inesperado martes, como se merece...

A iluminar el día preciosas

2 comentarios:

  1. Con esa magia estos días sientan mejor :)

    ResponderEliminar
  2. Que encanto tantas velas, en sus candelabros de cristal, en la mesita de cristal y con el fondo de la preciosa vitrina con el duende asomando entre la fina porcelana blanca, y luego el rosa-fucsia de las flores para despedirnos.Feliz tarde de Martes.

    ResponderEliminar