nieve

25 de mayo de 2014

Alegrías guineanas para el domingo...

"Después de las mujeres, las flores son las creaciones más divinas"...Preciosa frase de Christian Dior, que leí hace días y que a la entrada de hoy, le viene a la perfección...Porque en este final de domingo, mi ventana se abre más tarde de lo habitual, pero os recompenso con preciosas flores de alegría guineana. Ya están aquí, como cada final de primavera para inundarnos de belleza y colorido. Os confieso que es la primera vez que las compro y las coloco en mi vergel. Son especies de sombra y me he resistido a ellas porque al llegar el pleno verano, mi terraza se inunda totalmente de sol por los cuatro costados y encontrar una pequeña sombra se convierte en tarea complicada. Pero ya le encontraré yo la ubicación perfecta para que puedan desarrollarse y florecer de maravilla. Aquí os las presento, junto a la fuente, en simples maceteros de plástico, resaltando sobre todo y por encima de todo...

¿No creéis que semejantes preciosidades necesitan un perfecto macetero?...Pues aquí tenéis un enorme cesto de caña, ideal para ellas, porque es un material que hace resaltar el colorido de las flores y le aportan una belleza que ningún otro puede conseguirlo...



Que viveza y que luminosidad, son como pequeñas campanillas que se abren a la luz y entre todas ellas, las de color rosa son mis preferidas...






Y os las muevo, para que veáis que se ubican en cualquier rincón. Ya sean junto a la fuente, sobre el césped, conjuntando con la mesa y las sillas o incluso...




En los propios interiores...

¿No os parecen irresistibles?...


Hasta son capaces de aportar luminosidad a las estancias más oscuras. Como pequeños focos de luz sobre los tonos grises y negros del cuarto de Celia...


O sino, en el rincón colonial. Aquí se funden con la madera, conjuntando con los complementos en los mismos tonos rosáceos que las florecillas...Aquí me encantan, las dejaría eternamente y hasta creo que me durarían con la cantidad de luz que las envuelve por todos lados, florecerían a lo largo de toda su temporada...


Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, que sería de nuestros hogares sin las flores. Sin su gracia, su viveza, su aporte de energía, su don para hacernos sonreír y su magia conquistadora...Christian Dior, tiene toda la razón. Después de nosotras, son las únicas, que nos ganan en divinidad... 



Alegría guineana, bienvenida a mi hogar...

Y feliz final de domingo para todas...

3 comentarios:

  1. Hola ! te he visto que estabas por el face y aquí estoyyyyyy a disfrutar de esta alegría para la vista, porque cuidado que son alegres, tan sencillas y que belleza, hay que razón Christian Dior, cuanto más pasa el tiempo, más disfruto con las flores. Los pensamientos me sorprende que los tengas todavía tan tiesecitos , a mí a primeros de Mayo cada año ya se secan, pero claro para algo tienes un vergel.´Y hoy hemos podido ir viendo distintas estancias de tú casa, siempre que veo tus pañieloitos de puntilla enmarcados me enamoro de ellos. Hasta mañana!!!!!!.

    ResponderEliminar
  2. Holaaa!!! preciosa planta y bonito piropo que no ha hecho Dior, que pases una feliz semana, muaaa

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Sí que es bonita sí!! Me encanta como te quedan en cualquier estancia de la casa... desde luego en el rincón colonial van preciosas y en la terraza...hacen juego con tu vergel.
    ¡¡¡Aiiiiiiiins!!! Me encanta tu casa y tu estilo!!
    Besos!!

    ResponderEliminar