4 de diciembre de 2016

Un corto adiós...

Damos hoy la bienvenida al segundo domingo de Adviento. El tiempo ha querido amanecer con fuertes lluvias intermitentes, pero que mejor encendido que con un día apagado y gris como el de hoy. Permaneceremos en casita, una deliciosa comida, tiempo de sofá y una buena película navideña. Ayer ya estuve de tiendas toda la tarde, me traje conmigo un nuevo abrigo negro precioso, unos jerseis de lana muy invernales, guantes y bufanda a juego. Ya os los mostraré en cuanto tenga tiempo. Así que hoy relax y deconexión, lo que se dice un auténtica velada vergeliana, para qué necesitamos más chicas si los domingos desapacibles se hicieron justamente para eso...
Mi casa serena y tranquila...
Hasta que me voy en busca de ese mechero para encender esa segunda vela de mi centro. Entonces los peludos corren raudos al sofá expectantes de lo que voy a realizar...
Colocado está el centro de Adviento en la mesita, rodeado de total colorido, tan especial que hasta mi Troll se lo remira...
La primera vela algo más pequeña que el resto asoma por aquí, por algo fue encendida el domingo pasado inaugurando así el tiempo de Adviento...
Hoy he querido acompañar el conjunto con delicadas plantas invernales en tonos muy rojos y verdes de la mano de la pequeña poinsetia y de las variadas fitonias...
Además de añadirle una pincelada de azul con ese esbelto bulbo de jacinto totalmente en flor...
La estrella, con su número 2 escrito en la vela, me llama a gritos para ser encendida de inmediato...
Y eso hago chicas...
Una y dos, segundo domingo de Adviento inaugurado en este vergel en la ciudad...
Normalmente siempre las prendo al llegar el anochecer, pero con un día lluvioso como el de hoy he querido adelantarlo al mediodía, iluminando así este recién estrenado domingo...
No sé vosotras, pero a mi me produce más emoción encender en su momento cada una de las velas que elaborar con inspiración el centro. Es un momento especial lleno de tradición, que cada vez arraiga más en los míos, emotivo de todas, todas y que nos acerca con nerviosismo a la mágica Navidad...
Este año más significativo que nunca, falta ese ser tan especial en mi familia que sé que cada una de mis velas prendidas lo estarán iluminando con fuerza allá donde se encuentre...
Después se acerca Celia, participante activa de esta tradición adoptada. Me pregunta si podemos poner junto a las velas encendidas a la Virgen María...
Por supuesto, faltaría más. Es tiempo de espera para celebrar el nacimiento de Jesús y ella es parte fundamental de todo ello...
Y colocamos a nuestra Virgen, con esa carita maravillosa y ese lindo manto, coincidencia ideal, del mismo color que las tarjetas que cuelgan este año de las velas...
Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii vergelianas, que preciosidad de momento, de centro encendido, de colores maravillosos y de segundo domingo de Adviento...
Fijaros si es mágico que hasta Troll abre sus negros ojazos observándolo todo...
Y Yaiza gira su carita dulce con increíble admiración para no perderse detalle alguno...
Dejemos las velas encendidas y tintineantes en ese rincón del salón para veniros conmigo hasta la mismísima entrada...
He querido encender un coqueto portavelas  para colgarlo de la percha. Con él quiero deciros que me tomo, con vuestro permiso, toda la semana que viene. Ya sabéis que por estos lados hay largo puente por delante y necesito esos días para cumplir una promesa muy especial...
No son vacaciones, chicas, es una desconexión hace tiempo pensada y deseada que ya os contaré más adelante...
Y ya sabéis todas que cuando se produce un corto adiós en esta ventana, me gusta colgar mi cuadro en el que se lee en francés..."Je reviens de suite"..."Vuelvo enseguida", indicando que me esperéis, porque de aquí a nada volveré a estar en este vergel con montones de maravillas que colaros por él...
Así que os dejo una gran vela encendida con aroma de vainilla para que os ilumine si decidís entrar...
Para que brille con fuerza en mi corta ausencia...
Y para que os haga recordar a todas que en nada vuelvo, recargada, con la promesa cumplida, satisfecha y con montones de ganas de reencontrarme con todas mis mujeres...Ah, por cierto, si esta velita se apaga, confío en que alguna de mis queridas vergelianas vuelva a encenderla...
Preciosas...feliz segundo domingo de Adviento, feliz largo puente y feliz desconexión para todas las que como yo, se tomen unos días para realizar todo aquello que deseen...
¡Hasta muy pronto chicas!, volveré a estar con todas vosotras el próximo domingo para que juntas prendamos la tercera de las velas. ¿Vais a esperarme?...

12 comentarios:

  1. Hola Matilde,precioso, tu hogar siempre, se respira total,armonia,amor,siii hoy otra vela de adviento,es tan lindo prenderlas,y recordar el por que,seguro que tu Angel,lo disfrutaría de, igual manera que lo haces,me encanta la virgencita,es verdad tiene el mismo color menta el de su manto que las velas,,que buena idea de Celia de ponerla,como me gusta el portavelas en el perchero dan calidez más aún si llueve ,por aquí también lluvias no torrenciales,buen domingo para estar en casa nosotros,preparándonos para la llegada de un familiar que viene desde mi pais,super contentos estamos todos,hermosos Yaiza , y Troll, siempre atentos ,besitos para vos ,a todas las chicas y bueno te esperamos siempre,aquí estamos todas,hasta el próximo domingo.

    ResponderEliminar
  2. Muy bonita entrada todo nos lo dices como en cuento y nos enganchas en tu maravilloso vergel, mucha armonía y paz se siente en tu vergel hasta los peluditos atentos a ellos, te vamos extrañar pero te esperamos aqui con los brazos abiertos a seguir deleitándonos con tu vergel, besos para todas

    ResponderEliminar
  3. Aquí te esperaremos Matilde, por Buenos Aires también hay un puente que es el dia de la Virgen coincide con el cumpleaños de mi madre que ahora es un ángel más en el cielo.Que sea una época de mucha paz y gracias por dejar el vergel abierto ya que estpy retrasada con la lectura del blog nos vemos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Daniela el puente,del que hablas es el ocho de diciembre el día de la virgen somos del mismo País yo de Mardel, hace años que no vivo en el,quee bueno Tener A Una en el blog,compatriota,seguro que tu angel festeja su cumple,AL lado de nuestro señor jesucristo,es una época de mucha Paz vos lo decis te mando un besito y nos encontramos en el blog.

      Eliminar
    2. Quise decir que bueno tener a una compatriota en el blog, salió al revés perdon.

      Eliminar
  4. Como no esperar a una mujer que nos trae felicidad diaria, tus fotos, leerte formas parte de nuestro día a día del que yo te aseguro nunca me cansaré.Que guapos tus peludos, desde luego con tu ir y venir no paran de ver movimiento.Las casualidades te han llevado a la Virgen con el manto del mismo color que las velas, estamos con ella a la espera del nacimiento de Jesús. Tómate tus dias haz tus cosas y aqui estaremos esperandote.Un abrazo muy grande para tí y para todas las vergelianas.

    ResponderEliminar
  5. Disfruta de estos días, que estaremos esperándote.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Hola Matilde, saludos chicas. Muy emotivo el encendido de la segunda vela. Los peluditos estan preciosos, parecen peluches,siempre atentos a lo que hace su querida y amada mamá. Pues si ,preciosa amiga, aquí estaremos expectantes a tu/nuestro vergel,a que nos sigas poniendo entradas maravillosas y encantadoras, como lo eres tu. Deseo con todo mi corazón, que puedas llevar a cabo esos planes,cualesquiera que sea. Aquí te estaremos esperando incondicionalmente, muchos besitos, y un fuerte abrazo. Muchos besitos para las vergelianas, si Dios quiere, nos veremos por aquí, el próximo domingo, Dios las bendiga 😙😙

    ResponderEliminar
  7. Hola guapi!!! Por supuesto que aquí estaremos esperándote, ni lo dudes. Qué me gusta esa foto de tu centro de adviento con mi virgen, le da aún más sentido a este tiempo de espera a la navidad...eso es el adviento...y seguro que esas velas encendidas guían a tu ángel de la guarda ...yo así lo siento. Un abrazo preciosa y hasta pronto...cariños

    ResponderEliminar
  8. Hola Matilde, preciosa claro que estaremos esperándote y atentas a tu regreso lindo tu salón con esa vela encendida nada deseo mas que se cumplan todos tus deseos y planes que tengas en mente que Dios te bendiga y aquí estamos esperándote y atentas a este vergel.

    ResponderEliminar
  9. Hola Matilde, bonitas fotos muy emotivas, acordes a estos días.
    Tómate estos días de descanso, ya que siempre te esperamos impacientes en este vergelianas.
    Que pases una buena semana. Y un abrazo a todas vergelianas.

    ResponderEliminar