nieve

23 de diciembre de 2016

Navidad en mi salón...

 Buenos días de viernes preciosas. Mi deco navideña del salón está prácticamente terminada. Y digo casi porque aún me quedan pequeños matices que colocar en algunos rincones. Aún así, inauguro las fiestas en esta estancia de mi hogar, una de las más vividas en familia que he querido decorar sutilmente, sin excesos, sin colocar demasiadas cosas aquí y allá, simplemente reinventando las que ya tenía colocadas todo el año, dándoles unos matices especiales...
Haber que os parece chicas...
Mi blanca vitrina con esa guirnalda de estrellas y corazones que lo mismo me la traigo de la cocina al salón que cualquier otro día acaba en el mi mismo cabezal de mi dormitorio...
 De ese gran reloj marcando las poquitas horas que ya quedan para ese día tan especial, un pequeño cuadro cuelga de él con lazada en rojo...
 De la lámpara de cristales me he permitido el capricho de colgarle pañitos de crochet deliciosos...
 En forma de corazón...
 En círculo todo caladito...
 Acompañando al corazón de acebo que pende de la gran bola de cristal...

 Mi Virgen de Lourdes también luce un pequeño detalle navideño que he querido colgarle de sus manitas, esa corona de bayas rojas que con tanta alegría nos enseña...
 Que serían chicas de mis fiestas, sin esos arreglos florales que tanto me gusta esparcir...
Maceteros con sus fitonias vestidas con corazón blanco y lazo muy rojo...

 Rosas rojas en vasitos de cristal...
 Un jarrón inundado del ramo de la suerte que por aquí llamamos y elaborado por Celia y sus compañeras de instituto estos últimos días. No le faltan bayas blancas, ramas de abeto, de eucalipto y una vela roja en medio de todo...

 Porque velas en esta casa de esparcen muchas por todos lados al llegar estas fechas tan señaladas. Las hay dentro de un portavela en forma de flor...
 Dentro de mi jaula verde menta y en muchos más rincones que ya iréis descubriendo...
 Por aquí os asomo uno de ellos, repleto de mucho blanco, de claridad y de matices bastante nórdicos...
 Y creo que el máximo culpable no es otro que el pequeño árbol navideño que repito del año pasado...
Me he hecho adicta a él, por su tamaño ideal para no ocupar demasiado espacio, por  sus matices escandinavos y por esos adornos especiales que son poquitos, pero escogidos...
 Chapas de zinc con dibujos encantadores y antiguos...
 Y estrellas plateadas y renos diminutos.
  Por supuesto colocado dentro de mi coctelera en plata brillante con lazadas en vivos colores y esa enorme guirnalda de luces que lo recorre todo hasta la mismísima mesa blanca. Ya veréis lo bonito que queda cuando lo encienda y os lo muestre...
 Llevamos la mirada hasta la misma chimenea. Ella necesita vestirse muchísimo para brillar con más fuerza los próximos días. Para ello le he colocado en su interior portavelas varios que serán prendidos todas las noches, dando ese aspecto mágico que tanto nos enamora a las vergelianas...
 A su lado y dentro del invernadero pequeño, una enorme poinsetia con vivas flores rojas...
 Y sobre la balda que la corona, aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii chicas, sobre esa balda me he fabricado yo una guirnalda que le aporta un toque de total encanto...
Como Víctor no me deja elaborarla de plantas naturales porque según él se mancha la delicada pintura, pues yo me las he ideado para hacerla artificial...
 Ramillete de acebo verde, piñas nevadas y bayas muy rojas que he ido entrelazando y esparciendo con gracia para hacerla lo más parecida posible a las auténticas. Creo que me ha quedado bastante bonita, aunque me gustaría que fuera algo más larga, para ello necesitaré volver a salir para comprar más ramas con las que alargarla...
 Por el momento no queda del todo nada mal, acompañando al pequeño pajarito plateado que he conseguido coger con la pinza que lleva al mismo jarrón repleto de variedades florales muy naturales...
 Por supuesto las largas velas que este año he querido que sean azules, también presumen de pequeñas coronas rodeandolas con encanto...
 Y aquí todo el conjunto chicas...
Sencillo pero encantador...
 Con esa colección de renos que año tras año se amplia, ya sea en figuritas que lucir, que en cojines de tela por los que asoman con sus simpáticas caritas...

 Después, a todo ello se une la luminosidad que asoma por todos los ventanales, ese sol con el que llevamos días despertando, preludio de que la Navidad va a ser más magnífica que nunca a pesar de todo...
 Ya no quedan más domingos de Adviento en los que prender más velas. Pero mi centro sigue ahí, todo precioso...
 Con su verde musgo, sus piñas que he ido yo añadiendo y un nuevo corazón con matices rojos que todo lo alegra...
 La Navidad ha querido coincidir este año en domingo, así que junto a mi familia, ese día, prenderé todas las velas del centro hasta que se acaben de consumir por completo
 Final de tan maravillosa tradición que dará paso a semanas de fiesta junto a los nuestros. Todo está listo y preparado, ideado con amor para hacernos felices y sonreír al nuevo año que ya mismo nos llamará a nuestras puertas...
 Con mi cálido reno tras las vidrieras repletas de verde, solecito y colorido...
Feliz viernes para todas, soñando que ya solo quedan dos días en esta cuenta atrás que nos lleva a la tan deseada Navidad...

10 comentarios:

  1. Hola querida Matilde, me alegró de verte un poco más animada, me gusta mucho tu decoracion navideña todo es muy bonito, por sí no puedo entrar mañana , ya que estos días en la tienda vamos muy ajetreadas, te deseó unas felices Navidades en compañía de todas tu familia, te mandó un abrazo muy grande, y a todas las Vergelianas os envio un beso y que seáis muy felices.
    Ana G

    ResponderEliminar
  2. Hola Matilde y vergelianas que presioso te quedo,muy delicado cada detalle,me imagino la chimenea esas velas encendidas,total calidez,más en estas fechas quee bueno que estés animada,e inspirada tener el espíritu navideño,eso te hace bien ,nos hace bien a todos,yo en el día de hoy esperando a mi hijo,mi nuera y mi nieto para pasar todos juntos estas Fiestas,bueno Matilde, espero que termines bien de este día, lo mismo a todas las chicas,hasta mañana besos a todas.

    ResponderEliminar
  3. Feliz Navidad a todas las vergelianas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Quiero desearles a todas las vergelianas y sus Familias una Feliz navidad, a la vergeliana numero uno nuestra Matilde, el mismo deseo,que nos traiga mucha Paz,Amor ,Salud, y prosperidad, muchos besos a todas.

    ResponderEliminar
  5. Hola Matilde ,el salón te quedó muy lindo y acogedor. Muchos besitos 😙😙

    ResponderEliminar
  6. El salón te quedó muy acogedor Maite. Felices fiestas para todas las vergelianas. Un besote.

    ResponderEliminar
  7. Hola Matilde, hermoso tu salón con mucha sencillez pero hermoso como toda tu casa, pues no me resta mas que desearles una feliz navidad a todas y cada una de las vergelianas que tengan una navidad hermosa llena de paz amor prosperidad amor pero sobre todo llena de salud y a ti Matilde querida que la pases muy bien junto a toda tu bella familia que todos tus deseos sean cumplidos que sigas dedicando un poco de tu valioso tiempo para este vergel por el cual muchas vergelianas asomamos día a día felicidades Matilde.

    ResponderEliminar
  8. Entró rapidito, ando con el adjetreo de estos días, muy lindo todo lo k has puesto, es k no es necesario comprar todo nuevo si no lo k tenemos ponerlo cada año de distinta manera, les quiero desear a todas y cada una igual k a Maite una muy feliz navidad donde reine la salud, paz en sus corazones y el amor y k sean muy felices un beso muy grande igual k el abrazo para todas

    ResponderEliminar
  9. Me encanta tu salón Matilde, te ha quedado super elegante.
    Te enviado unas fotitos de mi casa en Navidad, espero que te guste.
    Te deseo una FELIZ NAVIDAD EN COMPAÑÍA DE TU MARAVILLOSA FAMILIA.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  10. Feliz Navidad y próspero año nuevo guapa para ti y todos los tuyos.Mil besos

    ResponderEliminar