nieve

1 de diciembre de 2016

Recuperar un potos...

Ohhhhhhhhhhhh chicas, que penita me ha dado ver mi largo potos del despacho laceo y sin vida. Me dice Víctor ayer mismo que debía tirarlo de lo muerto que estaba. Si hombre, después de comprarlo bien pequeño y de haberlo visto crecer y crecer sin límite, ni loca pienso deshacerme de él. Primero hay que intentar recuperarlo como sea, después ya veremos. En este vergel se dan segundas oportunidades a todo y mis plantas están las primeras en la lista...
 Aiiiiiiiiiiiiiiii vergelianas, mirad que de hojas secas, marrones y enroscadas...
 Es lo que tienen las plantas colgantes, las ubicamos en lo alto de cualquier mueble para aumentar su bello porte en cascada, las olvidamos por completo y después acaban como la mía. Mucho más los potos que resisten la poca luminosidad y la escasez de agua...
 Lo bajo de la estantería y me lo llevo a aplicarle todos los cuidados necesarios para que sobreviva...
 Solecito el de hoy por estos lados, mucho frío, pero no se está nada mal en mi pequeño vergel, así que me ubico delante de la pequeña mesa dispuesta a realizar tareas jardineras con mi potos...
 Lo extiendo por completo y me entretengo en quitarle una a una todas las hojas marchitas y sin vida...
 El suelo se llena de ellas, mientras que las largas lianas del potos se van quedando por tramos vacías...
 Muchas veces pensamos que cuando una planta tiene este aspecto es debido a que necesita agua. Entonces la regamos y regamos para que se revitalice. Después nos damos cuenta que toda el agua la echa por abajo y nos extrañamos de que su tierra siga estando seca por completo...
 ¿Sabéis entonces realmente lo que necesita esa especie?. Pues sencillamente tierra nueva. Quitar la primera capa suavemente con una pala y rellenarla de nuevo por completo...
 Es lo que yo he hecho con mi estropeado potos, aportarle nueva tierra, después he ido enroscando las lianas poco a poco para así repoblar su parte de arriba...
 Que ha quedado mucho más verde y frondosa...
 Y como medida final lo he regado abundantemente para poder comprobar que ahora si que este potos, no ha soltado ni una sola gota, absorviéndola por completo...
Y no se yo si es pura imaginación mía, pero las hojas con todo ello han adquirido brillo, se han puesto algo más tiesas y mucho más verdes...
 Tengo la corazonada de que lo he logrado recuperar chicas...
 Que volverá a ser largo y maravilloso...
 Con ese porte colgante que solo los potos a pesar de su sencillez nos saben regalar...
Como el sol calienta algo en este pequeño rincón exterior, me voy a aprovechar de ello, así que mientras me doy un paseo por los puestos del mercado semanal de hoy, dejaré mi potos sobre la mesita recibiendo todos su rayos, oxigenándose y revitalizando cada una de sus hojas...
 A la vuelta nos vemos chicas...
 Y compruebo que mi potos sigue ahí verdeando, que maravilla. El sol se ha retirado ya por completo de mi terracita, así que me lo llevo de nuevo al interior...
 Hacia el salón...
 Para volverlo a subir en lo alto de la estantería...
 Como ha cambiado chicas, mucho más cortas su lianas, pero no por haberlas recortado, sino por el hecho de enroscar la mayoría de ellas en su parte de arriba...
 Aunque estoy segura que de aquí a unos pocos meses volverán sus hojas a tocar el mismísimo suelo...
 Potos, esa planta que casi todas tenemos en nuestros hogares. Ideales para principiantas que se inician en la apasionante jardinería, fáciles de cultivar, olvidadas en muchos casos y recuperadas sin problemas  llegado ese momento en que parecen languidecer...
 Misión cumplida vergelianas. Ahora solo espero que no vuelva a tornarse invisible a mis ojos y manos porque no sé yo si volvería a ofrecerme una segunda oportunidad...
 Diciembre irrumpe hoy en este jueves otoñal y yo en vez de comprar nueva variedad, me emerjo en la recuperación de una de mis plantas de interior. Contenta que estoy de ver reverdecer a mi potos y de poderos mostrar sus básicos cuidados. ¿Qué nos deparará el nuevo mes estrenado chicas?. Pues montones de intensos momentos repletos de fiesta y celebración. Eso si, vamos a dosificarlos que primero nos espera un largo fin de semana con mini vacaciones incluidas. ¿Tenéis muchos planes?...Ya me contaréis...
 Con mi vergel interior y exterior de fondo...
¡Feliz jueves de Diciembre!

7 comentarios:

  1. Hola Matilde, ahhh que lastima el potos, estaba precioso, yo tengo uno también, esta muy lindo,sabes que yo cuando crecen mucho las guías las corto y las pongo en agua,en unos días ya tienen raíces para hacer nuevas plantas ya hice dos plantita mas,la planta madre,la tengo en la ventana de la cocina,recibe el sol de la mañana, vieras que linda se puso,y sus hijitos igual,yo lo riego una vez por semana , si lo riego demasiado salen sus hojas amarillas,seguro que el tuyo va a revivir, con tus cuidados, es una planta muy noble,bueno Matilde ya el fin de semana se asoma,espero que disfruten,te mando un beso al igual a todas las chicas, hasta mañana.

    ResponderEliminar
  2. Mathilde muy buen darle es segunda oportunidad....sin embargo poco riego ..y donde la tienes perfecto.
    Un beso muy fuerte a todas

    ResponderEliminar
  3. Hola Matilde ohh que pena ver ese potos tan lindo ahora verlo laceo y triste pero son tan agradecidos que pronto se repondrá el mío esta muy largo también pero las largas ramitas las voy enterrando en la misma maceta ahora esta muy pachoncito y muy verde seguro el tuyo se repondrá pronto con esas manos verdes que tienes y con muchos mimos palante ese potos, saludos Matilde

    ResponderEliminar
  4. Querida Maite yo.creo que.con tus.mimos y cuidados ya esta salvado,hace mucho tiempo que lo tienes,lo recuerdo siempre colgando.y verde.feliz Viernes

    ResponderEliminar
  5. Querida Maite yo.creo que.con tus.mimos y cuidados ya esta salvado,hace mucho tiempo que lo tienes,lo recuerdo siempre colgando.y verde.feliz Viernes

    ResponderEliminar
  6. Hola Matilde, saludos para las chicas. Soy de la misma opinión que las chicas, de seguro que recuperas al potos, pues son unas plantas muy agradecidas. Así que, a seguirlo cuidando y mimando, que en poco tiempo, estará bien bonito otra vez.Muchos besitos para todas 😙😙

    ResponderEliminar
  7. Matilde: leyendo tu entrada tenía la sensación de estar asistiendo a una sesión de cuidados intensivos, sólo faltaba el desfibrilador jaja.
    Tendré en cuenta tu consejo de cambiar la tierra en el hipotético caso de que mi "única planta" caiga en coma alguna vez.
    Un beso para todas y que disfrutéis enormemente del puente.

    ResponderEliminar