nieve

16 de diciembre de 2016

El poder de las guirnaldas...

 Como ya os podréis imaginar chicas, el pequeño cojín de reno comprado ayer, acabó en el sofá. Nadie duda a juzgar por las imágenes que a quienes más gustaron fueron a mis adorables peludos. Troll ya se ha acurrucado a mitad de mañana muy cerquita de él, quizás sea por su suavidad al tacto o porque le ha encantado semejante animal posando tras las montañas nevadas...
La cuestión es adueñarse del sofá rodeado de mantas y cojines...
 Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii preciosas, por aquí asoma un ojito de mi Yaiza, ella también quiere comprobar el tacto del estrenado cojín...
 Se adormila más aún, creo que le ha encantado...
 Después se juntan los dos alrededor del reno en una especie de camita montada para relajarse en esta mañana nublada y desapacible...
 Y llega el momento charla con ellos. Me miran algo serios, les cuento que el cojín no se toca, ni se muerde, no es un juguete a lanzar por los aires, sino un complemento más en este vergel. Me entienden porque nunca me han destrozado en esta casa nada de nada. Son buenísimos, saben que pueden acurrucarse junto a él que para jugar ya tienen sus pelotas y demás muñequitos...
 A Yaiza empiezan a cerrársele los ojitos y Troll le lanza una última mirada a mi querido reno, quizás para resaltarle que el macho de su manada es él y que si se queda quietecito en su montaña todo irá a las mil maravillas...
 Los dejamos que siesteen un ratito para llevaros hasta la mismísima entrada. Allí colgada en la percha se aprecia tenuemente una nueva guirnalda luminosa comprada en la tienda de ayer...
 Ella se une estas navidades a otra de bolas plateadas que acompaña a la vitrina del salón...
 Una perfecta opción para decorar son las guirnaldas de luces y más en épocas festivas que necesitamos dar mayor calidez a nuestros espacios...
 Algunas de ellas como la que cuelga de mi vitrina, son vistosas por si solas, no necesitan ser encendidas para darnos cuenta de lo elegantes y especiales que son...
 Otras, como la recién estrenada, son tan ligeras que pasan totalmente desapercibidas si no son encendidas...
 Es un largo alambre moldeable con pequeñas estrellas transparentes. Puedo darle la forma que desee, en sutiles ondas, recta o incluso meterla dentro de un jarrón de cristal enrollada con gracia...
 En días apagados como el de hoy puedo encenderla porque iluminara tenuemente el rincón de la escalera...
 Pero el verdadero poder de las guirnaldas viene al llegar la noche, cuando todo está en penumbra, es en ese instante cuando me gusta encenderlas todas. La de la entrada...
 Alrededor de la percha, pasando por entre las chapas de dibujos navideños...
 Con esas delicadas estrellas que recorren con luz de un lado a otro...
 Da una nota mágica al rincón, además de dar la bienvenida a todo aquel que llegue a casa esta Navidad...
¿Qué os parece chicas?...
 A mi la que me tiene enamorada es la que cuelga de la vitrina en el salón...
 Desde que la colgué ahí no hay noche que no la encienda mientras descansamos todos en el sofá al final del día...
Un punto de luz que puede sustituir la función de cualquier lámparita de mesa, con mucha mayor calidez y desprendiendo toda la magia que merecen nuestros rincones...
 Yo ya me confieso adicta a ellas, pero con moderación, no vaya a ser que coloquemos tantas que nuestras casas parezcan pequeñas discotecas...
 Como muy bien me contaba Marta Lladó el otro día..."Lo que nos dan de si, a nosotras, las maravillosas guirnaldas luminosas"...
Y bueno chicas, todavía tengo mucha faena por hacer. El ramo de ruscus, ahora sé que se llama así porque me lo ha aclarado nuestra florista Angela, lo he metido enterito dentro del paragüero de la entrada. No tengo pensado dejarlo así, a la espera está él de ser repartido por jarrones varios...
 Pero como me faltan horas al día para realizar todo lo que debo, pues por hoy lucirá tal cual...
 Con la guirnalda de estrellas encendida al llegar la tarde...
Y  creando un nuevo rincón navideño en mi hogar...
Llegó el viernes vergelianas, ahora si que ya huele a autentica fiesta, una semanita queda para celebrar y reunirnos en familia. Por el momento este domingo encenderemos la última de las velas de Adviento que tantísima ilusión nos hace...
 Yo por aquí me quedo que el día invita a quedarse en casa, encendiendo guirnaldas luminosas y admirando mi recién cortado ramo de ruscus con una buena merienda de atardecer...
 Con rojas bayas navideñas...
¡Feliz viernessssssssssssssssssssssssssssssssssss!

8 comentarios:

  1. Buen día querida Matilde y vergelianas preciosos Yaiza y Troll, la carita de los dos hermosas hacen juego con el almohadón del Reno es muy bonito, me encantan las guirnaldas en ese rincón tan con las chapas navideñas,y en el mueble encendidas quedan preciosas, el ramo de ruscus, es muy lindo queda muy bonito en donde hagas un ramo sea,grande o chico luce en cualquier lugar,sii Matilde fin de semana, y si el domingo encendemos la vela de adviento,bueno a disfrutar,te mando un beso lo mismo a todas las chicas que lo pasen super bien.hasta mañana.

    ResponderEliminar
  2. Mathilde, tus perros están preciosos....siempre me hacen sonreír....
    Me encanta esa casita de forja que tienes en el mueble de la entrada......
    Todo muy bonito.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Hola guapi! Qué me gusta pasearme por tu maravilloso hogar...es una delicia. Ese ramo me ha enamorado...es divino. Feliz finde!!!

    ResponderEliminar
  4. Hola guapi! Qué me gusta pasearme por tu maravilloso hogar...es una delicia. Ese ramo me ha enamorado...es divino. Feliz finde!!!

    ResponderEliminar
  5. Que hermosura ver a Yaiza y a Troll recreándose en el sofá y abrazaditos al nuevo cojín que tanto nos gustó a todas. Ya sabes que nunca me canso de ver tu casa desde distintos enfoques es tan bonita y detallista, ya sabes que como tú soy una enamorada de las guirnaldas y la del cabecero y la de la chimenea de noche las enciendo todo el año, si no las echo mucho en falta al igual que las velas, ahora como tu dices tengo alguna más pero tampoco en exceso, la tuya nueva es finísima con sus estrellas y la de las bolas rodeando la vitrina una moneria, bueno todo precioso. Que tengais todas las chicas una maravillosa noche de Viernes.

    ResponderEliminar
  6. Que hermosura ver a Yaiza y a Troll recreándose en el sofá y abrazaditos al nuevo cojín que tanto nos gustó a todas. Ya sabes que nunca me canso de ver tu casa desde distintos enfoques es tan bonita y detallista, ya sabes que como tú soy una enamorada de las guirnaldas y la del cabecero y la de la chimenea de noche las enciendo todo el año, si no las echo mucho en falta al igual que las velas, ahora como tu dices tengo alguna más pero tampoco en exceso, la tuya nueva es finísima con sus estrellas y la de las bolas rodeando la vitrina una moneria, bueno todo precioso. Que tengais todas las chicas una maravillosa noche de Viernes.

    ResponderEliminar
  7. Hola Matilde de verdad estoy enamorada de esos bellos peludos me encantan son una delicia de peluditos, y esa guirnalda que posa en tu vitrina es delicada y hermosa, y ese ramo de ruscus luce muy bien en ese paragüero a la perfección como toda tu linda casa besos preciosa y muchas bendiciones.

    ResponderEliminar
  8. Hola Matilde, pero que caritas más lindas tienen esos dos peluches llamados troll y yaiza ,están para que comerselos . Las guirnaldas son un verdadero encanto, aportando más calidez al entorno . Buen fin de semana para todas

    ResponderEliminar