nieve

20 de diciembre de 2016

Mi recibidor navideño...

Hola preciosas, ayer no pude asomarme por aquí, liada estoy con las últimas decoraciones navideñas de este año. Atrasada voy y con algo menos de inspiración decorada que otras veces. Busqué mi gran bolsa repleta de adornos, pero no lograba tasar nada de lo que por ella salía. Al final, me deje llevar creando un ambiente natural y lleno de luminosidad...
 He querido en estas fiestas algo tristonas para esta familia, desplegar en mi entrada muchas velas encendidas. Faroles y portavelas no me faltan, así que a llenarlos de velas para aportar luz y más luz...
 He apostadado de igual forma por los elementos naturales como son las piñas, las verdes guirnaldas y las poinsetias naturales en vivo rojo...
 Que serían de las navidades en este hogar sin la gran guirnalda que siempre se desliza por mi blanca escalera. Un guiño a la tradición americana de tantas películas que desde bien pequeñita me fascinaban...
 Con sencilla corona rematando su pasamanos y anudada en gran lazo de tela para aportarle más coquetería...
Después tengo esa larga balda bajo el espejo decapado. Y en ella despliego este año vasitos de cristal que encender en esos momentos mágicos que acompañana a la Navidad, un pequeño arbolito con adornos plateados, mis incondicionales letras de madera...
Y  una sencilla botella verde con una gran vela...
 En un pequeño arranque de creatividad, colgué por uno de los lados de la escalera grandes corazones en rosado atados a la larga guirnalda...
 Creo que le dan un alegre toque a todo el conjunto...
 Mirad chicas, tras el gran farol abierto y repleto de pequeñas velas encendidas, se entreve un especial rincón que me tiene enamorada...
 Sobre el oscuro mueble de madera he esparcido detalles muy vergelianos. Una casita blanca de zinc iluminada, un blanco pajarito con vela y un centro con rojo corazón incluido. Sobre todo ello, y colgando de la percha, adornos navideños que se vuelven más sutiles gracias a la pequeña guirnalda de estrellas que los llena de total encanto...
He querido escoger nuevamente para mi recibidor tonalidades rojas, verdes y rosadas, clásicas todas ellas porque creo que son las que mejor describen a la Navidad, me parecen cálidas, combinables con todo y que resaltan sin dudarlo sobre el blanco total de mi hogar...
Mucho más cuando todo se oscurece al llegar el atardecer y necesita ser iluminado con suma delicadeza...
 Para ello también me he atrevido con unas verdes ramas de ruscus a las que les he entrelazado una gran guirnalda de luces que se tornan maravillosas al ser encendidas. ¿Qué os parecen chicas?...
Mágicas de todas, todas...
 Pero encendamos la lámpara de la entrada para que veáis lo bello que queda todo el espacio. Ahora el blanco es el total protagonista...
 Mis ramas naturales, apagada su guirnalda, también enamoran con esas rojas bayas resaltando...
Los faroles siguen iluminando...
 El espacio se amplia...

 Y la poinsetia se llena de color...
 Da igual el momento del día en estas fiestas a estrenar. Ya me he encargado yo que esta estancia que sirve para recibir luzca ideal tanto de día como de noche...
 Con lámpara encendida o faroles iluminando...
 Lo importante es que ha sido decorada, con cariño, amor, espíritu navideño y muchas ganas de que a pesar de todo, podamos recibirla como solo ella se merece...
 Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii chicas, que mi Troll me mira serio desde el otro lado del recibidor. Se estará preguntando porque no abro las puertas del salón para haceros entrar a todas y enseñaros mucha más decoración navideña...
 Os las entreveo un poquito porque aún no está terminada. Estoy esperando unos ramos de acebo para colocar en jarrones, alguna poinsetia más y una especial guirnalda que colocar en mi chimenea...
 Eso si preciosas, en cuanto lo tenga todo colocadito, os voy a abrir las puertas de par en par. Las de mi salón- comedor y las de mi cálida cocina que entre adornos varios huele a galletas horneadas hace días y un enorme bizcocho navideño muy, pero que muy esponjoso...
 La cuenta atrás sigue vergeliana. Cinco días restan para Navidad y nuestras casas tienen que estar perfectas para ella. Yo a marchas forzadas, hay que pensar en regalos, menús deliciosos, vajillas brillantes, manteles ideales y últimas decoraciones a esparcir...
¿Ya lo tenéis todo?...
 ¡Feliz martes para todas mis mujeres!...

8 comentarios:

  1. Precioso te ha quedado el recibidor, y más aún a La Luz de las velas y de las guirnaldas. A mí también me chiflan y no digamos las coronas, he utilizado algunas para decorar este año, el otro día lo puse en el blog. Seguro que el salón te queda igual de encantador.
    Un beso y a pesar de todo, Feliz Navidad para toda tu familia

    ResponderEliminar
  2. Buen día Matilde y vergelianas precioso como te esta,quedando todo,cada rincón con esos faroles,iluminando todo,muy buen gusto,la escalera preciosa,nosotros ya tenemos organizada la cena,nos dividimos,a mi me toca, las ensaladas de mayonesa, con papas las verdes y unas galletas de gengibre me salen riquisima,,mis hijas hacen el postre,y así otros las bebidas nos organizamos muy bien quee poquito falta ,me falta algunos regalos y otros envolverlos ,Matilde, espero que termines la decoración repito preciosa como te esta quedando,te mando, un beso,al igual,a todas las vergelianas, hasta mañana.

    ResponderEliminar
  3. Hayyy Matilde me tienes enganchada narras tan bonito que tal parece que estoy en un cuento de hadas hojeando el libro viendo sus páginas con tan bellas imágenes de una casa de cuento todo es maravilloso que delicia tantos porta velas iluminando tu hogar felicidades Matilde todo es perfecto un abrazo muy fuerte y a todas las vergelianas también.

    ResponderEliminar
  4. Te ha quedado precioso, muy mucho !!!!!!! es decir podria dejarlo todo el año y no desentonaria nada porque velas, guirnaldas y corazones tenemos todo el año, que trabajo me produce cuando oscurece encender y al acostasme pasar revista de que todo quede apagadito con una excepción, la vela como la tuya que siempre esta encendida ante la virgen de la Guia.Yo poco tengo para organizar, coger el avión el Viernes y a Barcelona, comemos con la familia por tanto yo poco tengo que hacer, es más facil desplazarnos nosotros que venir ellos. Hasta mañana.

    ResponderEliminar
  5. Te ha quedado precioso, muy mucho !!!!!!! es decir podria dejarlo todo el año y no desentonaria nada porque velas, guirnaldas y corazones tenemos todo el año, que trabajo me produce cuando oscurece encender y al acostasme pasar revista de que todo quede apagadito con una excepción, la vela como la tuya que siempre esta encendida ante la virgen de la Guia.Yo poco tengo para organizar, coger el avión el Viernes y a Barcelona, comemos con la familia por tanto yo poco tengo que hacer, es más facil desplazarnos nosotros que venir ellos. Hasta mañana.

    ResponderEliminar
  6. Mathilde tu casa es de revista.....me encanta ese toque nórdico..está precioso..
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Hola Matilde, me súper encanta como te ha quedado el recibidor, muy luminoso, con esos toques escandinavos. Hace la entrada mucho más cálida y acogedora. Muchos besitos para ti y todas las vergelianas 😙😙

    ResponderEliminar
  8. Hola Matilde, me súper encanta como te ha quedado el recibidor, muy luminoso, con esos toques escandinavos. Hace la entrada mucho más cálida y acogedora. Muchos besitos para ti y todas las vergelianas 😙😙

    ResponderEliminar