nieve

15 de febrero de 2015

Mañana de domingo...

 Buenos días de domingo...Hoy nos hemos levantado más tarde de lo normal después de la cena de anoche en un magnífico restaurante, en buena compañía, como siempre, un grupo de amigos maravillosos, sin niños, hasta altas horas de la noche celebrando a nuestra manera, la fiesta de San Valentín...Que pena no poder mostraros fotos y es que no siempre me acompaña mi inseparable cámara. Sin embargo, a pesar de tanto trasnoche, he sido la primera en salir de la cama y mientras los míos seguían durmiendo, me he permitido un delicioso desayuno tranquila y recibiendo el tenue solecito que se adentraba en mi salón...
 Paz de domingo, que delicia de silencio y de rosado colorido que me rodea gracias a mis plantas de interior que siguen fabulosas. Ellas agradecen la calidez de la buena temperatura de la que gozan refugiadas en casa...
 Bulbos de temporada con verdes hojas y entre ellos ese cafecito de primera hora acompañado del último pedazo de bizcocho...

 Mi premio por levantarme la primera, bien merecido...
 Enciendo una vela, siempre me gusta rodearme de ellas en desayunos especiales...
 Y miro hacia la terraza, ahora parece que el sol se esconde, que pena, la mañana resultaba genial con él, para plantar amarillas y naranjas gazanias compradas el jueves, en mi habitual mercado...

 La ventaja para ello es la perfecta temperatura exterior, nada de frío, así que creo que después del genial desayuno me pondré manos a la obra...
 Que ganas de que se suavicen los meses y poder volver a retomar estos geniales desayunos sentada en las sillas de hierro blanco y junto a la mesa de baldosas, es uno de mis rincones preferidos. Ahora en pleno febrero solo me permito salir a ratitos...
 Para después volver a meterme en mi salón que gracias a los ventanales que lo rodean se convierte en un perfecto mirador hacia el verde de fuera...
Y retomo mi desayuno...

¿Os apetece un pedacito de crujiente bizcocho casero?...

Con interiores en flor...


 Velas encendidas entre verde acebo...
 Y rincones exteriores que se prolongan a lo lejos, os deseo a todas no solo una deliciosa mañana de domingo, sino toooooooooooooooodo un día de perfectos momentos. El solecito vuelve a asomar y en cuanto acabe con esto, me subo a emergerme en mis placenteras tareas jardineras...
Mañana os las muestro...

3 comentarios:

  1. Hola Maite, muy buen desayuno y que hermoso trozo de bizcocho ya puedes esperar al medio día ya. Veo que pasasteis una feliz cena de San Valentín lo celebro que os apuntéis a todo, estar lleno de ilusiones por las cosas de cada día sean fiestas celebraciones o recoger unas flores en el campo. Yo sigo en Llanes y hoy he recogido unas flores de camelia luego las comparto en el face, lo contenta que he llegado a casa con ellas. Yo en el bote que tienes los bulbos tengo siempre la macetita con menta en la cocina para el té verde Hasta mañana y feliz atardecer de Domingo.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Qué rico tu bizcocho!! Ideal el marco con un buen café calentito disfrutando de tu preciosa casa. Una noche perfecta donde luego se merece un buen desayundo disfrutando de ese vergel que cuidas con tanto mimo.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  3. Tienes un gusto exquisito y se nota que amas la belleza en cada pequeño detalle de la vida cotidiana. Te invito a que visites mi página en facebook Cuqui Salamanca Bisutería de Autor, a ver si te gustan mis creaciones.

    ResponderEliminar