nieve

8 de febrero de 2015

Llegaron las violas cornutas...


Llegaron las vivaces violas cornutas. Que no son más que diminutos pensamientos que a veces solemos confundir con ellos, pero que a mi me enamoran mucho más porque de sus verdes hojas brotan montones de florecillas que podemos adquirir en una  amplia gama de colores, tan amplia, que yo me vuelvo loca a la hora de escogerlas. Estas primeras fotos con las que hoy ilustro la entrada de mi blog, las he recopilada aquí y allí, por su belleza y para que veáis que enorme colorido nos pueden aportar a nuestros exteriores , plantas tan sencillas y asequibles en precio, como son las invernales violas cornutas...
Ideales quedan colocadas en cubos de zinc...

Acompañando a bulbos de temporada dentro de cajitas de latón...

Adornando nuestras mesas sujetas con sencillas lazadas de rústico saco...

En macetas de barro acabadas de pintar...

Esparcidas con encanto a lo largo de la mesa...

Sobresaliendo silvestres a través de viejas latas de conserva...

Asomando con atrevimiento por una sencilla bolsa de tela...

O simplemente sumergidas a modo de ramilletes en finas jarras de cristal...

Posibilidades de lucir, las que queramos...Variedad de colorido, inimaginables...Asequibles a nuestros bolsillos, setenta y cinco céntimos por cada una...Duraderas al frío, incluso con nieve...Fáciles de cuidar, mínimos mimos...Belleza para nuestros exteriores, totallllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllll...

Por ello preciosas, las escojo todos los meses de Febrero para dar vida a mi vergel. Aquí os presento a las mías, las primeras de este año, pero pienso comprar muchas más hasta inundar con ellas todos los rincones exteriores que ahora aparecen tristes y apagados...
Lilas y amarillas han sido mi elección, pienso que se complementan a la perfección. El lila es una de mis tonalidades preferidas y el amarillo aporta mucha luminosidad...


Que maravilla apreciar dentro de una misma flor, pétalos en un color y en otro. Aportan ambos juntos alegría a un mes, que continúa con sus días escasos de luz...
 Y uno de mis rincones se llena de colorido gracias a las nuevas violas cornutas, a la veleta de topos y a esa diminuta casita de pájaros que cuelga del gran pino...
 Pequeños trucos para decorar nuestras terrazas y balcones en pleno invierno. Nada mejor que llenarlos de adornos vivaces y asequibles plantas de temporada como son los pensamientos, los bulbos, las violas y los ciclámenes...



 Después como especial preferencia, meto las violas dentro de un macetero colgante en llamativo azul. Mejor que plantarlas en maceta de barro porque siento predilección por ver tan preciosas florecillas flotando en el aire...


 Inundando maravillosamente cualquier rincón donde sean colocadas...

 Y sino fijaros en el mío, yo lo encuentro realmente encantador...En fin amantes jardineras, aquí os presento a las violas cornutas por si alguna de vosotras no las conocía, ahora ya no tenéis excusa para esparcirlas sin miedo por todos vuestros exteriores...

 Feliz domingo en el que continuamos con enorme frío. Yo me despido de vosotras mirando desde mi vergel en la ciudad a las hermosas montañas del Montseny que las tengo delante de mi ciudad. Ellas permanecen nevadas como inequívoca señal de que el invierno continúa su marcha...
Hasta mañana preciosas...

1 comentario:

  1. Preciosas fotos y preciosas violas y por cierto tus fotos no desmerecen para nada de las que has encontrado de aquí y de allá, al contrario los dos colores casan a la perfección y claro que merecen macetero y colgante en sitio especial, quizás las ve Celia al despertar? Si mañana entro tarde no te extrañe nos vamos a Llanes, estamos un poco locos con este tiempo, pero se ve que hacen un carnaval muy bueno, y ya sabes que tenemos que ver los bufones de Pria en su apogeo. Besos.

    ResponderEliminar