nieve

6 de marzo de 2017

Curso maravilloso de orquídeas...


Cuando vi este cartel como reclamo para un curso de orquídeas en mi garden favorito, no dudé en apuntarme de inmediato. Una amante de tales flores no podía perdérselo y aunque a veces como buenas jardineras creemos saberlo casi todo, nos equivocamos chicas, siempre podemos con cursos como éste, hacernos doblemente expertas aprendiendo del apasionante mundo de unas plantas cultivadas hace montones de años...
Llegué puntual a la cita el sábado por la mañana. Entrar en "Passi" siempre me abre todos los sentidos de par en par. Me hubiera querido parar en cada rincón decorado ya con cositas nuevas muy primaverales, pero el curso a empezar me requería...
                                      La imagen puede contener: planta
Todo estaba perfectamente preparado dentro de un espacio que me dejo maravillada. Las sillas alineadas, el ordenador encendido, obsequios que nos fueron repartidos en bolsas para agradecernos nuestra asistencia y los organizadores ya colocados en primerísima fila... 
Como ya os decía chicas, creemos saberlo todo sobre las orquídeas, hasta que se nos pone ante nosotras un cultivador, coleccionista y entendido como semejante hombre y nos quedamos sin palabras...
Oírle hablar durante horas fue todo un lujazo, no había nada de lo que expresase que no me dejara boquiabierta, aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii chicas si hubierais podido sentaros todas a mi lado hubiera colmado ya un sábado jardinero lleno de aprendizaje...  
 De su pasión por estas orquídeas salieron curiosidades que yo ni siquiera imaginaba. Sabéis que en el siglo pasado y más allá, tener semejante planta era todo un lujazo tan solo permitido para la clase elitista y social más alta. Su precio era escandaloso y estoy segura que si hubiéramos formado parte de ese momento, ninguna de nosotras hubiera podido disfrutar de una sola orquídea...
 Os cuento que existen miles de variedades aún por catalogar en países lejanos, que están allí maravillosas esperando que alguien las descubra y les ponga nombre para poderlas comercializar y ser reconocidas...
 Las hay que crecen por encima del hielo y la nieva en países como Islandia, florecen en un momento dado para esconderse después y no volver a florecer hasta el siguiente año. Así que ese gran mito de que solo las regiones cálidas cuentan con ellas es totalmente incierto. Otras tan mágicas y especiales necesitan de una curiosa mariposa nocturna de gran trompa para ser polinizadas. Imaginaros si ese insecto llegase a desaparecer, la maravillosa orquídea tan especial llegaría a desaparecer con él, toda una pena. Me sorprendió así mismo saber que cerquita mío en los valles del Montseny habita una albina orquídea totalmente blanca, esa si que es una inesperada noticia y tal vez un día en uno de mis paseos por allí consiga toparme con ella ...
 Después llegó la inseminación in vitro, si chicas lo que oís. Y bendita fue ella que hizo abaratar esta bella planta, se empezaron a cultivar gracias a esta técnica tantas y tantas que hasta el día de hoy la orquídea ha ido bajando en su precio hasta hallarse al alcance de todas nosotras. Somos muchas vergelianas las que ya contamos con más de una en nuestros rincones de casa para deleite y belleza, menos mal...
 Todas estas pequeñas historias curiosas nos fue contando este gran cultivador. Fijaros a su alrededor que indescriptible entorno nos envolvía a todos. Techos altos acristalados, vigas de madera, una preciosa mesa decapada con variadas orquídeas adornando, guirnaldas de lucecitas por todos lados y altos arbustos en diferentes tonalidades que hacían de todo ello un aula repleta de total encanto...
 Chicassssssssssssss, una de esas cabecitas que asoma es la mía, atenta a todo lo que allí se explicaba. Cuando se acabaron las anécdotas, el origen y la forma de cultivación llegaron las técnicas y consejos para tener a estas orquídeas perfectamente preciosas. Sé que esta es la parte que más os interesa, entender y aplicar correctamente la ubicación, la humedad, el riego y la luminosidad...
 De variedades de estas flores existen montones. Quizás la más común de todas es la clásica phalaenopsis, quien no tiene una de ellas en cualquier tonalidad. He de deciros que la temperatura para que proliferen es relativa y cada variedad requiere una diferente. Para la que veis en esta foto de enormes flores amarillas y que todas tenemos en casa debe oscilar entre los 16º y los 30º aproximadamente...

Debemos colocarla en un lugar luminoso, tampoco que sea demasiado excesivo, ya sabéis que ellas crecen en lo alto de los árboles en sus países tropicales y allí la luz escasea debido a tanto follaje envolvente. Eso si, nunca, nunca, debe recibir el sol directo pues podría quemarle las hojas y flores llegando a morir...

 La humedad también es diferente según el lugar donde nos encontremos. Las que como yo vivís en el Mediterráneo bien cerquita del mar, no hace falta pulverizarla pues ya nos sobra en demasía. Por el contrario las que os encontréis en esa otra parte mucho más seca, es necesario rociarlas con agua bastante a menudo para aportarle esa humedad escasa por el clima...

 En cuanto al riego es preferible hacerlo por inmersión, con agua embotellada, metiendo bien el cepellón y dejándolo sumergido al menos unos treinta minutos. Dejar secar la orquídea entre riego y riego pues un exceso de agua podría pudrir sus raíces. Debo deciros que el macetero no tiene porque ser transparente, otro mal mito, éstas no deben recibir la luz directamente, así que cualquier precioso recipiente que nos guste puede servirnos perfectamente...
En cuanto al abono, siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii chicas hay que abonarlas con cada riego, un cuarto de tapón, no más pues si nos pasamos puede ser mortal para nuestra orquídea. Tampoco es buena aunque nos parezca mentira el agua de lluvia, ésta es pura, sin ningún nutriente, así que utilizarla puede dejar muchísimas carencias a nuestra planta. ¿Sabéis que parte de la orquídea nos da la mejor información sobre su perfecto estado vergelianas?. Sus largas raíces, de ahí que al se el macetero de su cepellón transparente es toda una ventaja. Mirándolas a través de él podemos ver que si están verdísimas es que gozan de salud y vitalidad. Si por el contrario están blancas es que necesitan ser regadas de inmediato y si en último lugar las observamos secas, entonces chicas, urgentemente debemos ponernos manos a la obra y trasplantar nuestra orquídea lo antes posible...
Si ya sé que eso del trasplante os supone algo de miedo, pero tal y como nos lo explico este sabio señor en el curso, es tarea sumamente fácil y rápida. Con ello la orquídea volverá a ganar en vitalidad, belleza y floración...

Ummmmmmmmmmm, que maravillosas variedades nos pusieron por delante en la mañana de sábado. Yo no podía quitarle los ojos de encima a ninguna de ellas a cual más exuberante. En la tanda de preguntas me lancé a una gran incógnita que siempre me asalta ante mis variedades de casa. ¿Por dónde debemos cortar la vara una vez acabada la larga floración?. Muy fácil chicas, nunca a ras de la planta ni a la altura de las hojas. Siempre debemos cortar por encima del siguiente nudo de donde meses después volverá a brotarle otra larga vara verde repleta de capullos. Si lo hacemos a ras solo conseguiremos que tarde muchiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiisimo en rebrotar y eso nos supondría una larga y eterna espera...
Permitirme que os deje para otra entrada el proceso de trasplante, debo hacerlo en una de las mías que está algo pachucha y así aprovecho para haceros una larga entrada explicativa...

El curso duró dos horas, dos horas que pasaron volando y en el que me empapé del mundo de las orquídeas hasta el infinito. Ahora si que si chicas, podéis preguntarme lo que queráis de todas ellas, creo que desde este fin de semana soy como un libro abierto repleto de consejos...
Al finalizar no dudé en pasearme por delante de las muchas especies que adornaban la gran mesa. Las había de todas las formas y tamaños...
 En colores inimaginables, en variedades diversas pero que no englobaban ni mucho menos todas las que existen a lo largo y ancho del planeta...
Unas hacían sobresalir sus flores directamente de las mismas hojas...
Otras de sus largas varas múltiples...
 Las había en extraño color azul, pero no teñidas chicas, sino de las auténticas, de las que tardan siete años en florecer en semejante color...
Me enamoraron las crudas con sus topitos en granate...
 Anoté para mi próxima compra las que sobreviven sin problemas al exterior y que son enormes, con multitud de varas en constante floración...
Todas ellas bellas, exultantes, con esas flores en forma de mariposa, quizás porque así atraen mucho mejor a esos insectos atrapándolos con sutileza para ser finalmente polinizadas...
 Me impactaron con enorme fuerza las pocas que destilan un tenue perfume apenas imperceptible pero repleto de seducción...
 Y como no podía ser de otra forma, desde este fin de semana de aprendizaje, me confieso como fan indiscutible con más fuerza  que nunca de todas ellas. Me han acabado de seducir, me he convencido con más claridad si cabe en que no son tan delicadas, resisten altas y bajas temperaturas, son de fácil trasplante y las puedo adquirir en infinitos dibujos, agrupaciones y tonalidades...
 Si no me apasionan en exceso las falsas azules...
 Me lanzo a todas las variegadas con sus puntos, rayas y degradaciones...
 ¿Creéis chicas que al salir de tan interesante curso de sábado nos resistimos los asistentes a no llevarnos a casa cualquiera de ellas?...
 Imposibleeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee...
¿Queréis ver mañana la escogida por semejante vergeliana?...
¡Feliz lunes preciosas!

9 comentarios:

  1. Madre mía qué bonito, ahora voy a trabajar. Más tarde te leo con detalle 😍😍😍

    ResponderEliminar
  2. Holaa Matilde y vergelianas, que bueno que lo pasastes genial, con tantas bellezas de orquideas formas y sus colores, y yo que no tengo suerte con ellas, pero saben ya me voy a comprar otra, y nuestra Matilde nos va a decir como cuidarlas, yo pienso que en mi caso fue por la temperatura del aire central, creo, quee placer para la vista, ver esas preciosuras, Matilde lo del agua de lluvia es una sorpresa para mi tambien, uno cree que tiene todas las propiedades de vitaminas pero para ellas no,me imagino te querrias traertelas a todas a tu casa, es que nos tentamos , somos vergelianas, jardineras, las azules son preciosas, pero tampoco sabia que tardan tanto para dar su preciosas las flores,al contrario de las otras , del mismo color, pero no se si teñidas o no se como sera,son bonitas igual me encanto la entrada ya desde la primer foto, es un lugar tan sereno en tanta naturaleza, colorida, muy contenta de que pudistes disfrutar,y llevarte tanta sabiduria de esta Hermosa especie de plantas, y con historia que desconocemos y luego de darnos los consejos que aprendistes aunque a vos no se te resisten tampoco esat variedad, ya las vimos en las fotos, Bueno Matilde preciosa entrada repito, no se espseraba menos ,y como decimos todas, la manera tuya de narrar, exelente, te mando un beso igual a todas las chicas, que terminen este Lunes de Orquideas de lo mejor hasta mañana.

    ResponderEliminar
  3. Hola guapi! Super interesante el curso y todo lo que nos cuentas. Has sido una excelente alumna y mejor profe. Bonitas fotos...deseando ver tu elección. Cariños a todas y feliz inicio de semana.

    ResponderEliminar
  4. Hola Matilde, que entrada tan bonita, preciosas estás orquídeas, variadas en sus formas y colores, no sabía tantas cosas que nos has contado de ellas y las que te quedan por contar.
    Miro y remiro las fotos son preciosas todas, algunas me gustan más que otras pero todas son divinas. Es una flor que siempre he encontrado que es misteriosa, no sé porqué.
    Como habrás disfrutado en esa reunión, ya me imagino que se te pasó el tiempo volando, el tema es muy interesante.Pero ya me imagino que alguna cosa más nos contarás, y esperando cuál de ellas elegiste.
    Nada más que paséis buenas noches 🌺🌿

    ResponderEliminar
  5. Buenas noches Matilde: El jardinero (¡que bonito nombre!) que os dio el curso tenia que ser muy bueno porque tu exposicion sobre el mismo ha sido fantastico. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Jooo, que curso mas chulo!! Ojala por mi zona dieran cursos asi. Mi orquidia tambien esta preciosa pero nunca la he abonado tendremos que empezar a partir de ahora. Me gustan todas las que has enseñado, algunas de estas moteadas son preciosas. Gracias por la entrada de hoy y a la espera estamos para que nos des esa masterclass de trasplante de orquidias porque no me he atrevido ha hacerlo aun. Muchos besos a tidas, vergelianas.

    ResponderEliminar
  7. Mañana aquí estaré para ver ..la mas vergeliana de todas seguro.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Hola Matilde, wuau , espectacular ese lugar, con todas esas orquídeas,de diferentes formas, colores ,un verdadero deleite para los cinco sentidos. Segurísimo querías llevartelas todas ,y no es para menos, ante tanta belleza. A la espera para ver cuál te trajiste a casa.Muchos besitos para todas 😙😙

    ResponderEliminar
  9. Buenas noches matilde pues un lujaso poder tener un ejemplar d estos no se cuanto cuesten en España pero en realidad son d las flores mas costosas bueno hace años se vendían en cajas transparentes preparadas para regalo y no todas las personas podían comprar la por su valorvtan elevado ahora es. Mas accesible bueno ni tanto acá en México hay hasta d $500 pesos la mas barata $300 es un precio muy alto cuantos euros cuestan allá bueno saludos a todasvlas vergelianas

    ResponderEliminar