nieve

16 de febrero de 2014

Ricas fresas...

Ummmmmmmmmmmmmmmmmm, a quien no le gustan...Tan rojas, tan dulces, tan sabrosas, con ese olor tan bueno que desprenden. Imposible resistirse a ellas, por lo menos en mi casa. Hasta nuestra Yaiza se derrita ante ellas...He de deciros que ya casi no quedan, Víctor las trajo de un lugar especial, un pueblo de Gerona en el que se encuentra una peculiar frutería que pertenece a mi prima y a su marido. Pasaba por allí, por trabajo y se acercó a visitarles, después llegó a casa con una gran bolsa llena de patatas, aceite y ricas fresas de las que si me descuido no quedarán para adornar un delicioso bizcocho que me dispongo a elaborar...Pero antes os las fotografío, metidas en un escurridor de porcelana antiguo que me dio mi madre y que no me acuerdo a quien perteneció, pero al que le tengo especial cariño a pesar de estar algo descascarillado. Los colores en mi cocina no pueden ser mas sabrosos...El rojo de las fresas y de las gallinas, el verde de las plantas y las hojas de las fresas, el blanco luminoso de los muebles y de la vajilla, la delicadeza con la que el recipiente que las contiene se apoya sobre el paño de rayas en granate, pero sobre todo el aroma, que no podéis apreciar, pero que inunda todo el espacio haciendo casi imposible no comértelas todas, todas, todas...Me resisto porque las últimas están destinadas a decorar el clásico bizcocho del fin de semana...



















Si señor, así ha quedado mi pastel...Tierno bizcocho hecho con amor...irresistible chocolate derretido con arte y dulces fresas cortadas de una maravillosa frutería de l' Emporda...¿Os apetece un trocito?...
Invitadas estáis a degustarlo acompañado de una deliciosa taza de café. Nada mejor para pasar juntas, una tarde de sábado...Por cierto el bizcocho está hecho con cerveza, recogido del blog "Chocolate y pimienta", de mi amiga y seguidora Elena Irma...



Con una dulce exquisitez os deseo a todas que el final de este domingo os haya dejado un fin de semana maravilloso...

3 comentarios:

  1. Querida Maite que gran fotógrafa eres, que encanto de fotos, de verdad que parece que el aroma de las fresas llega a nuestras casas.El escurridor de tu mami, vintage puro, cuantas cosas te regala ella, es que para quien mejor que para unas hijas que lo valoran tanto. El aspecto del bizcocho espectacular y el sabor me imagino que a la misma altura. Maite te continuo diciendo que ver tus cosas es un placer para los sentidos. Te espero mañana ya lo sabes y que terminéis de pasar un lindo Domingo.

    ResponderEliminar
  2. Ohhhh que fresas tan rojitas, que ricas :P , no me extraña que desaparecieran jajaja, si solo de verlas ya las irías picoteando, jeje.
    Que bizcocho tan rico, jiji, no lo había oído nunca ponerle cerveza al bizcocho, :OO, veré si encuentro esa receta me encantaría probarlo.
    Besote!!!

    ResponderEliminar
  3. Ummmmm me requete encantan las fresas y con nata ohhhhh..ese bizcocho de 10. Cariños

    ResponderEliminar